diciembre 2006  

CARIES

Genes y placa...   Motegi M et al (Appl Environ Microbiol 2006 sep;72(9):6277) parten de que el Streptococcus mutans es una bacteria formadora de biopelícula y de que la determinación diferencial de los genes asociados a la placa en las cepas clínicas puede aportar información útil sobre el desarrollo morfológico de la biopelícula estreptocóccica, asi como sobre la colonización de mutans. Diferentes pautas genómicas presentan distintas aptitudes para la formación experimental de películas. Dos cepas de las estudiadas por los AA (FSC-3 y FSC-4) dieron los niveles mayor y menor, respectivamente de formación de biopelícula y demostraron el papel de los genes expresados diferencialmente en un 3,8%.

El gusto por los dulces...   y las características de las caries muestran una contribución genética definida que es mediada independientemente dentro de la herencia, según Bretz WA et al (Arch Oral Biol 2006 ag 24), por  conclusiones de un estudio en mellizos.

CIRUGÍA

Ver tema del mes

CLÍNICAS

Cromatografía gaseosa simple y halitosis…   Takatoshi Murata y ­Hideo Miyazaka (Journal of Periodontology 2006, 77(7): 1142) crearon un cromatógrafo de gases sencillo y compacto, con un sensor de óxido de indio recién inventado para medir las concentraciones de los compuestos sulfurosos volátiles (CSV) presentes en el aliento. Comprobaron su validez mediante mediciones de precisión específicas para los CSV y también si se veía afectada por colutorios con etanol (que tendría un reducido efecto).

 

Neurotransmisores y seducción…   La curiosidad de K. P. por la relación entre neurotransmisores y seducción puede ser inicialmente satisfecha con la siguiente información.

La liberación de dopamina preóptica es parte integral del despliegue de conductas copulatorias en los mamíferos machos. En todos los vertebrados es similar la distribución anatómica de la enzima sintetizante de la dopamina, la tirosina hidrolasa. La transmisión dopamínica aumenta tanto en el nucleus accumbens como en el área preóptica mediana cuando a los machos se les presenta una hembra sexualmente receptiva, así como cuando los machos practican la copulación. Poco se sabe si hay una correlación entre la similitud de los sistemas neurotransmisores y la función. Pero es probable que haya similitudes entre la distribución neuroquímica y la función neuroquímica.

 

Quistes dentarios…   En el Departamento Maxilofacial del Hospital de la Salpetrière, Universidad Pierre et Marie Curie, Meningaud JP et al (J Oral Sci 2006 jun;48(2):59), analizaron las historias (1995-2005) de 695 pacientes consecutivos operados con anestesia general por quistes odontogénicos en adultos.  Registraron una edad media de 41.8 +/- 15.8 años, una proporción mujeres: varones de 1,86:1, de maxilar inferior: superior de 3:1, con el gonion involucrado en el 36% de los casos y la rama horizontal en el 32%, la parasínfisis en el 18%, rama ascendente,11,6%, coronoides, 1,5% y cóndilo, 0,9%. En el maxilar superior la distribución fue: región canina, 40%; PM y M, 45%, terceros, 15%. Los tres quistes odontógenos más frecuentemente diagnosticados fueron: radiculares, 53,3%; dentígeros, 22,3% y queratoquistes, 19,1%. Las dos observaciones más importantes de esta serie fueron: (1) la cantidad importante de quistes radiculares que podrían haber sido evitados, considerando que son una consecuencia de caries avanzadas: (2) una notable ausencia para el seguimiento postoperatorio de otros tipos de quistes.

Caries, pulmonía y lupus...   Pascual-Ramos V et al (J Rheumatol 2006 sep 1) vieron 30 mujeres hospitalizadas por neumonía, que padecían lupus eritematoso sistémico (LES), a las que compararon con otras 60 con LES, emparejadas por edad, sexo y fecha de hospitalización las 30 sin neumonía. Tras considerar varios factores indicados, incluido el examen por reumatólogo y por periodoncista, concluyeron que la mala higiene bucal y las caries de tercer grado eran comunes en las pacientes con LES que habían padecido neumonía. Éstas tenían mayor actividad patológica y tomaban dosis mayores de prednisona, menor nivel de albúmina y más factores de riesgo. Además, padecían lesiones periapicales, caries avanzadas y mayor índice de caries y avanzadas.

 

 

ENDODONCIA

Irrigadores...   En el Journal of the Irish Dent Asso (2006 otoño;52(2):84) leímos cómo Regan JD y Fleury AA subrayaban que un objetivo primordial del tratamiento de conductos es la eliminación de los microorganismos del sistema contaminado, para lo cual no basta con sólo la instrumentación y se requiere limpieza quimiomecánica. Hay quienes descuidan el uso de las sustancias irrigadoras durante la endodoncia y los AA resaltan la frase “conformar, limpiar y obturar” frente a “limpiar, conformar y obturar,” En su protocolo, aconseja la limpieza mecánica e irrigación copiosa por un mínimo de 20 minutos con soluciones de hipoclorito de sodio al 2,5-6%, seguidas  por un lavado con solución de EDTA al 17% y finalmente, clorhexidina al 2%. Secan con aspiración potente y puntas de papel.

Filtración de Resilon   Bodrumlu E y Tunga U (J Contemp Dent Pract. 2006 sep 1;7(4):45) comprobaron experimentalmente que si se obturan conductos con gutapercha y AH26, con guta y AH Plus y con el sistema Resilon,éste da el mejor sellado y el primero el peor. Pero todos fueron satisfactorios. [Vea practiquísimas] Ungor M, Onay EO y Orucoglu H (Int Endod J 2006 ag;39(8):643) compararon el Resilon con el uso de AH Plus en 65 dientes extraídos y tratados (irrigación con 15 mL de 1,25% NaOCl) y terminados con EDTA 17%. Obturaron con condensación lateral de guta o resilon y sellador  AH Plus o Epiphany. No hallaron una superioridad en la resistencia a la tracción entre AH Plus y Epiphany, excepto que era mucho menor en los controles.

ESTÉTICA

 

Zirconio o alúmina...   Vult von Steyern P et al (J Oral Rehabil 2006 sep;33(9):682) probaron la resistencia a la fractura de coronas de zirconio (Z) y de alúmina (A) (30 y 30), puestas en agua, o precargadas (10 000 ciclos, 30-300 N, 1 Hz), o termociclado (5-55 grados, 5000 ciclos) + pre-carga (10 000 ciclos, 30-300 N, 1 Hz). Las fracturas totales fueron más frecuentes en el grupo de alúmina. En conclusión, no hay diferencia entre Z y A cuando no hay preparación previa, pero es significativa en cuanto al modo de fractura, con el zirconio más fuerte, sobre todo precargado.

 

Ormócero, nanorrelleno o híbrido...   Efes BG, Dorter C y Gomec Y (Am J Dent 2006 ag;19(4):236) compararon en 2 años un ormócero (Admira), un nuevo composite de nanorrelleno (Filtek Supreme) y control de híbrido convencional (Renew), en 90 cavidades de Clase I, pequeñas, en molares, restauradas por incrementos. Ningún material mostró caries secundaria ni sensibilidad. Sólo falló una restauración de Admira.

 

Lubricando el instrumento...   …encontraron Perdigao J y Gomes G (Quintessence Int. 2006 Sep;37(8):621) que cuando se emplea este recurso para que no se adhiera el composite en las restauraciones directas no se reduce significativamente la resistencia adhesiva. Es preferible usar una resina ad hoc (Tescera Sculpting Resin) sólo para restauraciones indirectas. Probaron con (1) alcohol isopropílico en una gasa,; (2) acetona ; (3) Adper Single Bond Adhesive ; (4) One-Step Adhesive ; (5) D/E Bonding Resin; (6) Scotchbond Multi-Purpose Adhesive; y (7) Tescera Sculpting Resin. Aplicaron 3 incrementos de una resina híbrida, el primero de 4 mm y los otros de 1 mm.

 

¿Es preferible la ceramometálica?...   ...se preguntaban hace 14 años Wall JG y Cipra D (Dent Clin North Am.1992 jul;36(3):765) y afirmaban que cuidados todos los detalles se pueden usar coronas de cerámica en el sector posterior.

Dientes rebajados…   Edelhoff D y Sorensen JA (J Prosthet Dent.2002 May;87(5):503), de la histórica Aquisgrán, se preocupan por la conservación de tejido dentario y de la vitalidad, así como de evitar la sensibilidad postoperatoria, y buscaron cuantificar la cantidad de estructura dentaria desaparecida en la preparación de carillas de porcelana, dentro de los métodos presentes innovadores en operatoria y prótesis. Para esto clasificaron así las preparaciones dentarias para frentes cerámicos: parcial (V1), tradicional (V2), extendida (V3), y completa (V4); preparación para pilar con rieleras retenido con adhesives (A1) y con aletas/rieleras (A2); para coronas enteras de porcelana con 0.8 mm de reducción axial y línea de terminación en chanfle con conicidad (F1), para coronas enteras de porcelana con 1.0 mm de reducción axial y línea de terminación redondeada con hombro (F2), y corona ceramometálica con 1.4 mm de reducción axial y línea de terminación con hombro facial (F3). Midieron la cantidad de diente quitada con finos recursos (no al caso para el clínico) y hallaron diferencias significativas. Las preparaciones menos invasoras fueron las de carillas de porcelana y las de pilares adheridos, que quitaron aproximadamente 3-30% de tejido coronario en peso. Con las F1, F2 t F3 los dientes perdían hasta 63 a 72% de tejido. Para a F3 el desgaste era 4,3 veces superior al una V2 y 2,4 veces más que para una carilla extendida. En resumen, la preparación para carillas y retenedores adheridos de prótesis es ¼ a ½ veces menor que la reducción requerida para coronas completas.

 

 

GERODONTOLOGÍA

 

Servicios odontológicos lituanos...   No sólo para lituanos vale la recomendación de Vysniauskaite S y Vehkalahti MM (Gerodontology 2006 sep;23(3):149) de que es preciso alentar la utilización de los servicios odontológicos en las personas mayores, con gran énfasis puesto por los funcionarios de salud sobre la prevención. Tras enviar un cuestionario a pacientes dentados de más de 60 años, a ser llenado por cada interesado, para que incluyeran fecha de primera atención, el tratamiento más reciente, conducta en el control, intervalo desde la visita última y cantidad de dientes. Contestaron 174 personas con una edad media de 69 años. Realizaron visitas periódicas un 30% y habían visitado al dentista dentro del año 36%. A un 78% se le habían realizado restauraciones, l 50% endodoncia, al 48% extracciones, al 21% radiografías, al 10% limpiezas y al 6% pulido de restauraciones. Recibieron más odontología preventiva quienes fueron regulares en sus visitas periódicas.

 

Simetría de cervicales...   Maseki T y Tanaka H (Gerodontology 2006 sep;23(3):183) estudiaron con fotos y escaneo 3D la posible relación entre la forma y simetría de las lesiones cervicales o cariosas (LCNC), el desgaste de las cúspides y de los márgenes triangulares, y la curvatura de la raíz, en 129 dientes caninos y premolares superiores con LCNC. Comprobaron asimetría en el 69% de los caninos y en el 44,5% de los premolares. Tenían desgaste cuspídeo y de los rebordes triangulares el 83% y el 93% de los caninos, respectivamente. En un 85,4% y un 89,8% de los premolares observaron desgaste de la cúspide vestibular y de la cresta triangular vestibular, respectivamente. En la cúspide y cresta linguales, 89 y 93,8% de los premolares. Vieron curvatura de la raíz en el 48% de los caninos y en el 43% de los premolares. Concluyeron que no hay relación entre la simetría de las LCNC y los desgastes cuspídeos en caninos o premolares. Aunque verificaron relación entre la simetría de las LCNC y la curvatura de la raíz en los caninos, no la encontraron en los premolares.

¿Qué tal comen los ancianos?...   Galo R et al (Gerodontology 2006 sep;23(3):177), de la U de Sao Paulo, opinan que “nuestros mayores” muestran una hiperactividad de la musculatura masticatoria durante el mantenimiento de la postura y una ligera hipoactividad durante la masticación. Llegaron a esa conclusión tras comparar con electromiografías de temporal y masetero el sistema masticatorio de 10 personas de 60-75 años con 10 de 23-30, en condiciones de funcionamiento y de reposo. Frente a la contracción muscular máxima, los valores en las diferentes posiciones mandibulares la actividad de los mayores eran un 30% superiores; la de los menores, un 10%. Pero en actividad masticatoria (maníes, p ej), los mayores dieron valores del 79% y los menores del 108%

Años y encías...  G. Rutger Persson (Int Dent J 2006 ag;56(4 Suppl 1):240) apunta que la periodontitis es una enfermedad multifactorial y, en la mayoría de los casos, crónica. La exposición a los factores contribuyentes a la periodontitis ocurren a lo largo de un extenso período, con lo cual puede ser difícil identificar y evaluar qué co-factores contribuyeron más a su desarrollo, considerados  bacterias y virus, inflamación, genética, conductas de salud y una variedad de factores sociales, socio-económicos, hábitos nutricionales, actitud ante el stress y capacidad el sistema inmunitario de combatir las infecciones. Muchos pacientes en su quinta década padecen otros problemas, como cardiopatías, diabetes o artritis reumatoidea, a las cuales dicen informes recientes que hay asociaciones y mecanismos biológicos potenciales por los cuales la periodontitis puede estar ligada y afirmar que el paciente con periodontitis es una persona en riesgo. Ni la gente ni los profesionales de la salud bucal están preparados hoy para los desafíos en el cuidado de la boca para lograr un envejecimiento exitoso y con dientes en función  de buen aspecto.  Hay que prepararse para un futuro de prevención en la salud de los mayores.

 

IMPLANTOLOGÍA

Micromorfología ósea y estabilidad…   Akca K et al (Clin Oral Implants Res 2006 ag;17(4):465) exploraron el efecto de la micromorfología ósea sobre la estabilidad intraósea inicial de los implantes de diferentes diseños (Straumann y Astra Tech) que fueron colocados en las regiones anterior y posterior de ambos maxilares en cadáveres. Consideraron y midieron con moderna tecnología y evaluación los valores de torque de instalación y los cocientes de estabilidad de los implantes. Concluyeron que la micromorfología ósea tiene un efecto prevaleciente por sobre el diseño del implante en cuanto a la estabilidad inicial y que los valores de torsión de instalación son más sensibles en términos de revelar las propiedades biomecánicas de la interfaz hueso-implante con respecto de la estabilidad.

Periotest pronostica problemas...   Los españoles Noguerol B et al (Clin Oral Implants Res 2006 ag;17(4):459) hallaron que el Periotest (con un recorte 2) en la primera cirugía muestra una gran sensibilidad a la pérdida temprana de los implantes y una mayor capacidad para evaluar la estabilidad durante el período de osteointegración si se compara con el estudio radiográfico. Tras 10 años de estudio con 1064 implantes Branemark en 316 pacientes, tomando en consideración las variables clínicas y diámetro y longitud de los implantes, observaron que el fracaso temprano está relacionado significativamente con la ubicación el implante, el hábito de fumar, el tipo de hueso, los rasgos del implante y el valor del Periotest. Cada uno de estos últimos cuatro y la edad estaban relacionados independientemente con el fracaso temprano.

 

 

Bailando implantes palatinos...   Cuando en Viena, los Dres. Crismani AG et al (Clin Oral Implants Res 2006 ag;17(4):445) hacen resonancia, no les sale un vals sino la conclusión de que estaría justificada la carga, con fines ortodóncicos, de implantes colocados 6 semanas antes y aplicando una fuerza de hasta 400cN.

 

Carga inmediata, provisionalización inmediata...   Lindeboom JA et al (J Oral Maxillofac Surg 2006 jun;64(6):936) compararon los resultados clínicos de implantes BioComp (sólidos y plasmados - TPS) cargados de modo inmediato frente a los mismos, no cargados, pero con provisorios en la región anterior  premolar del maxilar superior, en 48 pacientes de entre 19 y 78 años). Les colocaron 50 TPS y los munieron de provisorios dentro de las 24 horas, para después dividirlos en un grupo de 24 cuya oclusión era normal en céntrica y lateralidades, mientras que a otros 24 pacientes se cuidó de dejar el provisorio fuera de todo contacto. Se les indicó alimentarse con una dieta blanda y no interponer comida en esa zona durante las primeras 6 semanas. Efectuaron hasta los 6 meses controles clínicos y radiográficos y anotaron  índice de supervivencia y el Cociente de Estabilidad del Implante (CEI, o ISQ). Al año, compararon los 2 grupos. No hallaron diferencias significativas en CEI, en pérdida ósea y en estética gingival. Se habían perdido 2 implantes de los cargados  3 de los no cargados. Habían mostrado movilidad creciente a las 2-3 semanas. Todos los del primer grupo tenían una estética gingival óptima y sólo un 91% los otros. Pero éstos mostraron plena regeneración de la papila interdental mesial, en un 81% de los caso, mientras los primeros sólo en el 70%. La papila distal no mostró diferencias: 91% ambos.

 

Plataformas modificadas   La reabsorción ósea que se produce en torno de los implantes de 2 piezas después de la incorporación del pilar está bien documentada. Afirman investigadores que esa pérdida de cresta ósea es una respuesta a la invasión del ancho biológico por una colonización bacteriana secundaria y micromovimientos en la interfaz implante-pilar. Vela-Nebot X et al (Implant Dent 2006 sep;15(3):313) proponen la creación de una diferencia entre el diámetro de la plataforma del implante y el diámetro el pilar (modificación propuesta), de modo de desplazar la interfaz implante-pilar hacia mesial para minimizar la invasión del ancho biológico. Usaron esta técnica en 30 casos, con 30 como controles. Evaluaron la reabsorción ósea en M y D de cada implante tras 1, 4 y 6 meses. El valor medio en M fue de 2,53 mm en los controles y 0,76 en los modificados. En D, fue de 2,56 mm en los controles y 0,77 en los modificados. Concluyeron que era obvio el beneficio.

 

MATERIALES

 

Coeficientes de penetración de composites al  infiltrar caries de esmalte...   Desde Berlín, Paris S et al (Dent Mater 2006 ag 12) señalan que dentro de la odontología microinvasora, el futuro tratamiento alternativo de las lesiones cariosas de esmalte podría estar en su infiltración con resinas compuestas fotopolimerizantes. Midieron los coeficientes de penetración (CP) de 5 adhesivos y de un sellador de fisuras, así como los de 66 resinas compuestas experimentales, guiados por las viscosidades, tensiones superficiales y ángulos de contacto con el esmalte bovino que usaron. El agregado de etanol aumentó el CP al reducir a viscosidad y el ángulo de contacto. Los valores mayores de CP correspondieron a mezclas de TEGDMA, HEMA y 20% de etanol. La máxima infiltración experimental (474,9 cm/s) casi dobló la máxima de los productos comercializados (278,9 cm/s).

 

 

La amalgama es lo que mata..   Beyth N Domb AJ y Weiss EI (J Dent 2006 sep 21) evaluaron las propiedades antibacterianas  de 3 composites (Z250, Tetric Ceram, P60) y una amalgama frente a 2 gérmenes (Streptococcus mutans y Actinomyces viscosus), sobre: (i) biofilm inicial con un test de contacto directo (DCT); (ii) desarrollo planctónico; (iii) desarrollo bacteriano en el fluido del material. El efecto de los composites sobre el desarrollo microbiano fue mínimo y apenas unos días. La amalgama inhibió por completo ambas bacterias y su efecto duró un mínimo de 1 semana. El fluido sólo tuvo el efecto de una inhibición total con la amalgama. De ahí que se acumule más biopelícula sobre composites que sobre amalgamas.

 

Forros profundos   de Souza Costa CA et al (J Biomed Mater Res B Appl Biomater2006 sep 12) prepararon cavidades de Clase V y aplicaron en sus paredes axiales: 1, Vitrebond (VIT; 3M ESPE); 2, Ultra-Blend(R) Plus (UBP; Untradent); y 3, Clearfil SE Bond (CSEB; Kuraray). Grupo 4, control, Dycal (CH; Caulk/Dentsply) y extrajeron esos dientes a los 7 días o entre 30 y 85 días después de la clínica. No hubo respuesta pulpar o sólo una leve reacción. Conclusión: Los elementos probados muestran una  aceptable biocompatibilidad cuando se los aplica en cavidades profundas preparadas en dientes humanos sanos.

Bases de yeso piedra...   Al-Abidi K y Ellakwa A (J Contemp Dent Pract 2006 sep 1;7(4):17), desde la Universidad del Rey Feisal, informan que tomaron 40 impresiones de un Dentoform inferior, secadas con aire y almacenadas por 24 h. Las vaciaron usando un paquete repesado de 140 g de Silky Rock (SR) Tipo IV, según recomendaciones el fabricante para la ubicación del pin en los troqueles. Para las bases usaron 4 tipos diferentes de yeso piedra (II, III, y IV) y Flow Stone. Cortaron los modelos en 4 lugares específicos después de medir los sectores a cortar. Asentaron y quitaron varias veces los troqueles para imitar el trabajo habitual. Repitieron las mediciones de los sectores cortados. Hallaron diferencias significativas en las mediciones de tres referencias para los 4 materiales de base. 

MARKETING

 

Recomendado: Marketing the dental practice: Eight steps toward success McGuigan and Eisner J Am Dent Assoc.2006; 137: 1426-1433

 

MISCELÁNEAS

 

Marketing victoriano

Obviamente, el mercadeo no es un invento moderno. Cada época tuvo su forma de practicarlo. En el s XIX, las tarjetas comerciales (trade cards) se convirtieron en el medio más divulgado para hacerlo. Los productos medicinales y odontológicos figuraron entre los más circulados, 

En general, tenían un tamaño de 7,5 x 12,3 cm. Mostraban  una imagen agradable  divertida, con una frase (slogan) y, al dorso, el texto del aviso o respaldo testimonial. Estas divertidas tarjetas eran coleccionadas en carpetas de “figuritas” e incluyeron dentífricos, polvos dentales y cepillos, así como anuncios personales profesionales.

 Alcanzaron su mayor popularidad entre 1880 y 1900, era victoriana. Las entregaban los comerciantes en sus negocios o repartidores callejeros en mano.

Algunas tarjetas buscaban atraer por la belleza de la imagen, otras por la situación divertida  

y algunas eran “atrevidas”, como la que mostraba una mujer en la bañera... ¡y sólo le asomaba la cabeza! Eran cromos producto de la litografía recién inventada, no grabados, que por su colorido, ingenio y originalidad fueron coleccionados por las mujeres, sobre todo, que luego se reunían para comparar sus colecciones.

Hoy, aquellas tarjetas y los cuadernos en que se pegaban o encajaban en ángulos, constituyen un recurso auxiliar y estético para la historia y la cultura. Las pegadas no permitían leer el texto al dorso. Los miles de tarjetas podían simplificarse en dos grupos, las que eran generales y tenían el dorso en blanco para que cada cual imprimiera su propaganda, y las específicas, exclusivas, que con frecuencia, no siempre, mostraban el producto publicitado. Eran, fuera de los avisos en los diarios, el único medio casi de transmitir el valor de un producto al público. Una tarjeta de 1890 correspondió al dentífrico Rubifoam, con esencia de menta y quizá bicarbonato de sodio; es de la colección Baer e incluye a la vuelta los testimonios de usuarios: la Sra. Ida M. Smith, de Stony Brook, dice que está encantada con la pasta dental y espera que se haga muy popular.

Hoy estos recuerdos tan agradables se venden en remates para coleccionistas o pueden aparecer en tiendas de antigüedades norteamericanas. El mencionado colega Dr. Baer, pronto a retirarse, tiene una enorme colección, un museo en verdad. Ciertamente, abundaron las tarjetas comerciales en las que cada dentista hacía su propio marketing. Estos pequeños objetos de arte de los dentistas incluían al dorso los honorarios y méritos del profesional, junto con promesas de alivio en minutos

 

La tarjeta del jabón dental Long's Pearl Tooth Soap. Scarce muestra a una atractiva mujer pronta a usarlo. Incluye el testimonio del Prof. Truman Brophy, del Colegio Médico de Chicago, en el reverso. 

En cambio, la del Dr. Kilmer & Co. Standard Herbal Remedies incluye una interesante imagen de un hombre dentro de un frasco y está considerada una de las mejores tarjetas médicas producidas, aun en el mundo general de las tarjetas.

 

La tarjeta de Colgate, ya de 1915, pero del mismo estilo, muestra a un niño y, al dorso, consejos de cuidados dentales y el uso de the delicious Ribbon Dental Cream. Mide 8 x 16 cm.

 

Para concluir, vaya una muestra no dental, pero para usar los dientes con gusto, tal la propaganda de 1897 de la famosa salsa Perrins (Lea & Perrins' Worcestershire Sauce), en la que el mozo la ofrece para el bife. 

Visitación…   Hoy se usa la palabra visitación para una visita formal, como la de un supervisor a una escuela, la de colegas a una clínica, la de un ángel a un privilegiado o aun la de un progenitor al hijo que no tiene en custodia. Por antonomasia, es la visita que, según el Evangelio cristiano, hizo la Virgen María a su prima Santa Isabel, y en la que ésta conoció la concepción virginal de María; se conmemora el 31 de mayo Los holandeses Hofhuis H, Van Den Ende CH y De Bakker DH (Int J Qual Health Care 2006 sep 7) la consideran el mejor recurso de evaluación de la calidad de atención al paciente y proporciona una retroalimentación sobre la actuación y condición de competente de un profesional de las ciencias médicas. Lo probaron con 151 miembros de siete profesiones de la salud, en los Países Bajos, dietistas, fisioterapeutas, terapeutas de ejercicios, higienistas dentales, terapeutas ocupacionales, podólogos y técnicos radiólogos. Estudiaron tres niveles: formación de conciencia de los puntos débiles y fuertes de competencia y ejecución, intención de realizar las recomendaciones y mejoras reales. Los resultados fueron positivos en los 3 niveles; mejores en los más jóvenes. Se cumplieron un 33% de mejoras.

 

ODONTOPEDIATRÍA

Caras caries carecientes...   En Bélgica, niños de madres deEuropa Oriental, que habitaban barrios carenciados de Gantes, fueron evaluados en cuanto a sus caries de la primera infancia incipientes (CII) y severas (CIS). Martens L et al (J Dent Res 2006 ag;85(8):722) en un estudio de corte transversal incluyeron todas las criaturas de entre 24 y 34 meses (385) de la consulta final en una Clínica, donde fueron examinados y se tomó nota de la higiene bucal y de sus caries, además del nivel socioeconómico. Su índice CAOS fue de 0,83 CII en el 18,5% de los niños vistos, y su CIS fue del 12,2%, con necesidad de tratamiento en el 100% de las criaturas. Quedó evidente la significación de la etnia y del barrio en las CII. Lo único determinante, aparte de eso, fue el uso diario de mamadera con bebidas azucaradas en vez de leche o agua, junto con la calidad de la higiene bucal, con cepillado no más de una vez por día.

Desintrusión quirúrgica…   Nelson-Filho P et al (Dent Traumatol 2006 ag; 22(4): 221) presentan el caso de un niño de 10 años que, a los 15 días de un traumatismo que le intruyó el 21, se le efectuó la extrusión quirúrgica, más endodoncia con CaOH como curación y después obturación con sellador y guta. Seguido por 10 años, no dio muestra alguna de complicaciones.

Frecuencia de cepillado en adolescentes   A 2083 estudiantes de 14-16 años, Taani DS et al (J Ir Dent Assoc.2003;49(1):15) los revisaron y cuestionaron por higiene bucal, caries por indice CAOS y estado periodontal (ïndice de Placa de Silness & Loe. El 49% de los varones y el 89% de las mujeres se cepillaban con regularidad. Los índices fueron más pobres en quienes no se cepillaban y peor los varones. Los índices periodontales fueron más pobres en quienes no se cepillaban. Ergo, hay que cepillarse.

En vez de reemplazar amalgamas   . se puede recurrir a alternativas, dicen Mjor IA et al (Oper Dent 2006 ag;31(4):4182), que estudiaron el tema en 45 pacientes de 21 a 77 años con 113 amalgamas falladas y a quienes les (1) fueron reparadas; (2) selladas en sus márgenes; (3) refrescadas; (4)  reemplazadas y (5) dejadas tal cual. (20, 23, 23, 23 y 24). Con los criterios de Ryge modificados, que incluían adaptación marginal, anatomía, contactos, sensibilidad y caries secundaria, antes y al revisarlos a 1 y 2 años después, hallaron que las restauraciones reparadas y reemplazadas mostraban diferencias significativas con las otras, pero si inicialmente los arreglos no tenían defectos de integridad de márgenes ni de anatomía no necesitaban un reemplazo inmediato.

OPERATORIA

 

Vida clínica de la piedra descartable...   Los dentistas norteamericanos  de algunos otros países utilizan cada vez más las piedras de diamante descartable, las que como las convencionales destinan al corte extracoronario y usan las fresas de carburo para el intracoronario. Las escuelas aconsejan las piedras para el corte grueso y para la terminación de las paredes axiales en dientes pilares de prótesis fijas y coronas. Las piedras descartables fueron creadas para evitar los contagios entre pacientes y se sabe que los dentistas las usan para tallar varias cavidades por boca. Influye asimismo la diferencia de costo a favor de las descartables, siendo la eficacia de corte comparable. von Fraunhofer JA, Smith TA y Marshall KR (J Am Dent Assoc 2005 en;136(1):53 ) estiman que se pueden tallar hasta 3 cavidades con ellas antes de generar efectos adversos sobre la filtración. Agregan  que la remoción de restauraciones y la repreparación de los dientes genera más filtraciones que en los dientes recién preparados. Probaron las piedras (Patriot PA 25M), en cavidades de Clase V, en su primer uso, tercer uso y quinto uso; también removieron restauraciones con igual número de usos. Todas las cavidades fueron grabadas (15 segundos con ácido fosfórico al 37 %) y acondicionadas Prime & Bond NT) y restauradas con resina compuesta (Optilux 400). Concluyeron que se pueden usar las fresas descartables hasta en tres dientes sin afectar adversamente el comportamiento en cuanto a filtración. El efecto desfavorable del uso multiplicado (5 veces) podría deberse  la producción de más barro dentinario, junto con el redepósito de más residuos de corte en la superficie, con la cavidad ya más friable y superficie menos adherente. El desprendimiento posterior de parte del material origina una mayor filtración. Una deducción interesante es que cuando se retiren restauraciones, sería conveniente extender la preparación para exponer esmalte, dentina y cemento frescos y asegurar mayor adhesión.

En vez de reemplazar amalgamas   . se puede recurrir a alternativas, dicen Mjor IA et al (Oper Dent 2006 ag;31(4):4182), que estudiaron el tema en 45 pacientes de 21 a 77 años con 113 amalgamas falladas y a quienes les (1) fueron reparadas; (2) selladas en sus márgenes; (3) refrescadas; (4)  reemplazadas y (5) dejadas tal cual. (20, 23, 23, 23 y 24). Con los criterios de Ryge modificados, que incluían adaptación marginal, anatomía, contactos, sensibilidad y caries secundaria, antes y al revisarlos a 1 y 2 años después, hallaron que las restauraciones reparadas y reemplazadas mostraban diferencias significativas con las otras, pero si inicialmente los arreglos no tenían defectos de integridad de márgenes ni de anatomía no necesitaban un reemplazo inmediato.

Composite o IV...   Franco EB et al (Oper Dent 2006 ag;31(4):4035) compararon el comportamiento de un adhesivo de un frasco con un composite frente a un ionómero vítreo modificado con resina en 70 lesiones cervicales no cariosas (35 de c/u), sin tallado alguno, bajo dique. A los 5 años, 16 restauraciones de composite se habían desprendido (51,5%), y varias presentaban diferencias con respoecto del estado inicial,  y 1 de IV (96,4% de retención), sin diferencias significativas. ¡Oh, duda! ¿Cuál elijo?

 

ORTODONCIA

Dentífrico antiplaca y bandas con ionómero..   de Moura MS, de Melo Simplicio AH y Cury JA (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 sep;130(3):357) tomaron 2 grupos de 7 pacientes c/u para  se cepillaran con dentífrico fluorado o con una fórmula fluorada experimental antiplaca y al azar se adhirieron bandas cementadas con composite o con ionómero modificado. Dejaron intencionalmente un espacio para la adhesión de placa. A los 28 días extrajeron los premolares investigados y evaluaron la pérdida de esmalte adyacente a las bandas. Fue inferior junto a las bandas adheridas con IV y fue menor en quienes habían usado el dentífrico antiplaca. Se deduce un efecto beneficioso del dentífrico antiplaca, aunque redundante cuando se utilizó IV como cementante.

PATOLOGÍA

1088 tumores odontogénicos   Buchner A, Merrell PW y Carpenter WM (J Oral Maxillofac Surg 2006 sep; 64(9): 1343)  se valieron de los archivos del Pacific Oral Pathology Laboratory of the University of the Pacific, San Francisco, CA para revisar todos los casos de tumores centrales (intraóseos) odontogénicos en un período de 20 años, de los que hallaron 1088 (1.2%) sobre 91,178 revisados. Eran 75.9% odontomas. El Segundo más  común fue el ameloblastoma (11.7%), seguido por el mixoma odontogénico (2.2%). A los odontomas se los considera hamartomas por anomalías del desarrollo. En orden de frecuencia vinieron detrás el tumor adenomatoideo, el fibroodontoma ameloblpastico, el fibroma ameloblástico, el quiste calcificante y el fibroma odontogénico. El resto no llegó al 4% de los odontogénicos. Los mismos AA, en el J Oral Pathol Med (2006 ag;35(7):385), afirman que los tumores odontogénicos periféricos (extraóseos) son raros y, con la misma fuente de material los comparan con los centrales. Hallaron solamente 45 (0.05%) de los 91.178 revisados. El más común fue el fibroma odontogénico periférico (23 casos, 51,1%), seguido por el ameloblastoma periférico 28.9% (13 casos) y el quístico calcificante 13.3% (6 casos). Hallaron 1 solo caso de c/u de epitelial calcificante, fibroma ameloblástico y carcinoma ameloblástico.

PERIODONCIA

Reparación con CPC   Xu HH et al (J Am Dent Assoc 2006 ag 137(8):1131) comentan que el cemento de fosfato de calcio (CPC, o CFC) ha dado buenos resultados en reparaciones craneofaciales porque endurece para formar hidroxiapoatita, pero no es igual en la reparación periodontal porque la movilidad dentaria causa la fractura y exfoliación del frágil implante. Por ello se propusieron generar un nuevo CPC fuerte que no fuera rígido, con el empleo de fosfato tetracálcico, fosfato dicálcico anhidro y chitosan biopolimérico en una razón polvo:líquido de 2:1, comparada con la 1:1 del control también no rígido. Este CPC mostró una ductilidad muchísimo mayor y generó cristales nanos de hidroxiapatita, similares a los de dientes y huesos. Conclusions: Los cristales de nanohidroxiapatita del nuevo cemento no rígido mostraron una gran ductilidad y una resistencia superior a la fractura, útiles para la reparación de defectos óseos periodontales.

 

Infección periodontal y sindrome coronario agudo…   Stefan Renvert et al  (Journal of Periodontology 2006, 77( )7: 1110) afirman que la periodontitis ha sido identificada como factor de riesgo potencial en las enfermedades cardiovasculares. Es posible que la estimulación de las respuestas del huésped a las  infecciones  resulte en daño vascular e inducción de coágulos sanguíneos, con generación del sindrome coronario agudo (SCA). Tomaron 161 casos consecutivos supervivientes admitidos con diagnóstico de SCA y 161 controles emparejados por género, nivel socioeconómico y cigarrillo. Compararon los recuentos de leucocitos,lipoproteínas de alta y baja densidad,  proteínica C-reactiva y parámetros periodontales habituales.

Concluyeron que la carga bucal bacteriana de S. intermedius, S. sanguis, Streptococcus anginosus, T. forsythensis, T. denticola, y P. gingivalis puede ser factor de riesgo  concomitante en el desarrollo de SCA.

 

¿Cirugía o no?…   Paul W. Kloostra et al  (Journal of Periodontology 2006, 77 (7): 1253) estudiaron la ansiedad, la depresión, el estrés percibido y el bienestar en el día de la cirugía y del informe e dolor y de uso de medicación antiálgica 2 y 4 semanas después del tratamiento, así como el modo en que los factores psicosociales afectan el uso de la medicación y la cicatrización de la herida. Concluyeron que es preciso que la comunicación entre paciente y profesional considere en el proceso de tratamiento esos factores que sí afectan la calidad de vida de la persona el día del tratamiento, quirúrgico o no, y la situación  las 4 semanas. Lo habían estudiado en 70 suecos (36 varones) de una edad media de 55 años  El día del tratamiento, los pacientes no quirúrgicos mostraron mayor ansiedad, depresión y estrés y menor bienestar que los pacientes quirúrgicos; pero éstos presentaron un nivel mayor de dolor a la segunda semana y mayor consumo de analgésicos  la 2ª y 4ª. Esto se correlacionó con la cicatrización posterior.

 

 

PREVENCIÓN

Clorhexidina y té...   Los ingleses (claro) Joiner A et al  (Eur J Oral Sci 2006 ag;114(4):337) estaban preocupados por las manchas que el té podría generar en los dientes y se encontraron, tras sesudo estudio, que la CHX es adsorbida a la placa y modifica sus propiedades de manera tal que después aumenta su absorción de los componentes de la saliva y del té negro. El orden resultó importante pues la CHX más té generó una adsorción mayor que el té más CHX. Esto condujo  un aumento en la tinción de los dientes. Las películas modificadas por CHX y té no son fáciles de remover con colutorios de fosfato o sulfato de dodecilo sódico.

 

CHX e higiene en Isfahan...    Kolahi J y Soolari A (Quintessence Int 2006 sep;37(8):605) se preguntaron si no sería mejor postergar el uso de la CHX tras el uso del cepillo y el hilo dentales e hicieron una revisión de la literatura. Estiman que la CHX es un catión que actúa y forma sales de bajas solubilidad y actividad antimicrobiana con los aniones, tales como el lauril sulfato de sodio (LSS) y el monofluorofosfato de sodio (MSF), de modo que éstos no son compatibles con la CHX en concentraciones clínicamente relevantes. Un intervalo de 30 minutos entre el LSS y la CHX reducen significativamente el efecto antiplaca, mientras que a las 2 horas desaparece el efecto neutralizante. Enjuagarse con una disolución e dentífrico y de CHX produce un incremento apreciable del valor de placa, comparado con CHX y agua. Si se usa dentífrico antes de la CHX la pigmentación se reduce un 18%, mientras el orden inverso la reduce en un 79%. En resumen, para obtener un efecto antiplaca óptimo de la CHX sería mejor alargar el intervalo entre el cepillado y el colutorio con ella a más de 30 minutos, quizá hasta 2 horas.

Entre dientes…   La limpieza interdental es porción integral del control de la placa en pacientes con enfermedad periodontal crónica, pero dicen Jackson MA et al (J Periodontol 2006 ag;77(8):1421) que no se sabe bastante de los beneficios de su uso y tipo antes de la tartrectomía profunda final. A 77 pacientes de periodontitis crónica les midieron los niveles de las papilas interdentarias, de placa, de sangrado, de sondaje y de sangrado al sondar antes de proceder a 10 minutos de detartraje. Usaron algunos cepillado interdental con cepillito precurvado y otros hilo dental, y todos fueron controlados a las 6 y a las 12 semanas. Hallaron reducciones significativas en todos los índices en ambos sistemas. A las 6 semanas, los del cepillo habían mejorado más en todos los parámetros. A las 12 semanas, lo mismo. En conclusión, los pacientes mejoraron periodontalmente, sobre todo con los cepillos interdentales, aun antes de encarar la tartrectomía profunda definitiva.

PRÓTESIS

Adhesión a Ni-Cr...   Seimenis I et al (J Oral Rehabil 2006 ag;33(8):600) investigaron la resistencia adhesiva de 3 composites fotocurados (Artglass, Solidex & Signum+) a la aleación e Ni-Cr con bolitas de 150 micrones c/u. En algunas de las superficies de colado aplicaron Metal Photo Primer, y en las otras el sistema Siloc. A cada grupo le adhirieron y curaron los 3 composites. La combinación Siloc-Solidex dio la resistencia mayor. No  hubo diferencia estadística significativa por el tipo de adhesivo usado. Tampoco, el tipo de termociclado.

 

Pilares con altura...   Dong J et al (J Oral Rehabil 2006 ag;33(8):594) prepararon un modelo de una mandíbula edéntula recubierta por una mucosa artificial de silicona de 2 mm de espesor y le insertaron dos raíces artificiales en la posición de los caninos, con un emergente de 0, 2, 4 y 6 mm.  En la superficie lingual pulida de una sobredentadura para el caso, colocaron 3 medidores de esfuerzo frente al canino izquierdo al nivel de 2, 4 y 6 mm, más 2 en el centro, arriba y abajo. Aplicaron una carga oclusal al nivel de 34, 36 y 37. A la altura del 34, la tensión mayor se produjo próxima al tope de cada muñón, de cualquier altura que fuera. Fue la mayor de todas las observadas. Al cargar el 44, las tensiones circundantes fueron muy menores. En la porción media de la sobredentadura, las tensiones compresivas se hacían mayores con la menor altura o con la carga en distal.

 

Sobre la insoportable necesidad de los pernos...   Fokkinga WA, Kreulen CM y Creugers NH (Ned Tijdschr Tandheelkd 2006 ag; 113) piensan que no son necesarios los pernos para el fracaso de las coronas directas de resina compuesta, en premolares tratados. In vitro, los reconstruyeron con pernos metálicos prefabricados, o con pernos de fibra prefabricados, o hechos de medida, o sin pernos. Tras plicar cargas a los dientes no hallaron diferencias entre los distintos grupos y estimaron que el fracaso se debía meramente a fracturas desfavorables, no reparables por estar situadas por debajo del nivel simulado de hueso.

 


RADIOLOGÍA

 

¿Quiste, granuloma o absceso,eh?...   Gundappa M, Ng SY y Whaites EJ (Dentomaxillofac Radiol 2006 sep;35(5):326) declaran que la radiografía digital (RD) y la película radiográfica plana (PR) permiten diagnosticar la presencia de patología apical, pero no su naturaleza; mientras que el ultrasonido (US) subestima la extensión de la enfermedad, pero proporciona información exacta sobre la naturaleza patológica de la lesión. Llegaron a esa conclusión por un estudio de 15 pacientes de 13-40 años. Realizaron mediciones de las RD y PR previas observadores independientes, y también un ultrasonógrafo y un endodoncista evaluaron las imágenes del US. Realizada la cirugía apical, con cureteado para recoger material histopatológico, efectuaron comparaciones. Las RD y las RP no distinguieron granuloma de quiste y los observadores no estuvieron totalmente de acuerdo en las dimensiones con la RD. El US subestimó las medidas donde había habido suficiente reabsorción de hueso cortical vestibular; pero siempre coincidió con el diagnóstico histopatológico.

SALUD

La boca se relaciona...    Kim J y Amar S (Odontology 2006 sep; 94(1):10) escribieron, en el primero de 3 trabajos sobre el tema, que por mucho tiempo médicos y dentistas se dedicaron al cuerpo y a la cavidad bucal como si no tuvieran ninguna relación entre sí. Pero la verdad es que las observaciones más recientes apuntan con claridad a subrayar que la boca no está separada el resto del cuerpo y que la salud de ambos está conectada. La supuesta brecha se está errando rápidamente; por ejemplo, por los hallazgos significativos de la relación entre enfermedad periodontal y afecciones generales, como cardiopatías, diabetes tipo 2, embarazos con tropiezos y osteoporosis. Se progresó mucho para poner al descubierto los vínculos etiológicos y patológicos entre esa patología dentaria y aquellas enfermedades. Habrá que concentrarse en hallar más correlaciones de modo que el tratamiento de la enfermedad periodontal sea un medio para mejorar las enfermedades generales. Por esto mismo, resulta ingenioso el subtítulo de Demmer RT y Desvarieux M (J Am Dent Assoc 2006 oct;137 Suppl 2:14S), que fue El corazón de la materia. Señalan allí que las infecciones periodontales se convirtieron en el culpable máximo de las asociaciones entre periodontopatías y cardiopatías (ECV). No faltan quienes se cuestionen si la evidente asociación es causal o casual. No todos los estudios al respecto fueron claramente positivos. Los más recientes han subrayado la especificidad de las definiciones de exposición infecciosa mediante la medición de anticuerpos sistémicos con determinados patógenos periodontales y, entonces sí, hallaron asociaciones positivas entre EP y ECV, ateroesclerosis incluida. Si bien el tratamiento periodontal ha de ser recomendado para el bien de la salud bucal, el surgimiento e las infecciones periodontales como factor de riesgo de ECV lleva a una convergencia entre salud bucal y general que sólo puede conducir a beneficiar la salud de los pacintes y la salud pública. Por si esto fuera poco, señores lectores, en el mismo número del JADA (J Am Dent Assoc 2006 oct;137 suppl 2:21S), F. A. Scannapiecco apunta  la relación existente entre mala salud bucal, microflora de la boca y neumonía bacteriana, especialmente la asociada a la ventilación en pacientes institucionalizados. Las superficies inalterables de los dientes y prótesis se cubren con una biopelícula (placa microbiana) que es colonizada por patógenos respiratorios, que pueden ser aspirados cuando se desprenden de la película y llegan a las vías aéreas inferiores y generan el riesgo de infección pulmonar. Esto se agrava con la aspiración de productos de los tejidos periodontales inflamados. En conjunto, puede decirse que es sustancial la evidencia de que una mejor higiene bucal puede revenir la neumonía de los pacientes institucionalizados y contribuir a la salud general como vimos previamente.

TERAPÉUTICA

Terapéutica de la periimplantitis...   Esposito M et al (Cochrane Database Syst Rev 2006 jul 19;3) hicieron una amplia revisión de la bibliografía sobre la mejor manera  tratar las periimplantitis en torno e implantes oseointegrados, más mensajes directos a los realizadores de ensayos controlados aleatorios ECA), a más de 55 fabricantes de implantes y a un grupo de discusión de Internet. Las alteraciones inflamatorias inducidas por la placa microbiana en torno de los implantes bucales puede llevar a la destrucción progresiva de los tejidos circundantes y al fracaso del tratamiento. Estuvieron en consideración: 1) uso de antibióticos locales o limpieza ultrasónica; 2) beneficios de los antibióticos locales respecto de la limpieza; 3) diferentes técnicas de detartraje subgingival; 4) láser frente a limpieza manual e irrigación con clorhexidina o gel; 5) antibióticos sistémicos más resección quirúrgica más 2 diferentes  antibióticos locales con alisamiento de la superficie del implante. Los AA concluyeron que no existen evidencias confiables de cuál podría ser la intervención más eficaz para tratar la periimplantitis. Esto o significa que no sean eficaces los tratamientos actuales. El uso de antibióticos locales más la limpieza manual logró una mejora adicional e 0,6 mm en sondeo de niveles de inserción y reducción de profundidad de bolsas, tras un período de 4 meses en formas severas de periimplantitis. En 3 trabajos, la terapia de control que consistió simplemente en la limpieza mecánica subgingival pareció ser suficiente para lograr resultados similares a los de tratamientos más complejos y costosos. El alisamiento de los implantes rugosos no dio mejoras estadísticas significativas. Las muestras fueron en general pequeñas y hay que ser precavido con las conclusiones.

Ibuprofeno, acetaminofeno y codeina como premedicación de inflamados Modaresi J et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 sep;102(3):399) estiman que puede ser duro tratar los conductos e dientes con pulpitis irreversible (PI), si no se emplea una premedicación coadyuvante. Dividieron pacientes con premolares inferiores con la PI en 3 grupos y les administraron 1 de estas 3 drogas: Ibuprofeno,  acetaminofeno-codeina y placebo,  1 hora antes de la inyección. Fue significativamente inferior el nivel de sensibilidad con los fármacos, y más con el ibuprofeno. Éste es el fármaco de elección 1 hora antes de la  anestesia local para lograr anestesia profunda en dientes con pulpitis irreversible.

Ibuprofeno precaucional    Morse Z, Tump A y Kevelham E (Odontology 2006 sep;94(1):59) consideraron l uso de ibuprofeno o rofecoxib (inhibidor de la ciclooxigenasa) como medida precaucional en la cirugía del tercer molar inferior retenido y utilizaron un método de doble ceguera, aleatorizado, con placebo, en 55 pacientes sanos. Les administraron 50 mg de rofecoxib o 400 mg de ibuprofeno, o un placebo 1 h antes de la cirugía. Recetaron 1000 mg de paracetamol por si se hacía necesario después. Los participantes registraron su dolor cada 30 min durante las 6 horas postoperatorias. En todo momento los analgésicos se mostraron superiores al placebo, con el ibuprofeno significativamente mejor. Fueron menos los que recurrieron al paracetamol, en un 50%, para el rofecoxib, en un 25%, para l ibuprofeno y en un 94% para el placebo. Conclusión; el ibuprofeno es por lo menos tan efectivo como el rofecoxib para el alivio el dolor agudo postoperatorio.

 

 

Importante descubrimiento en inflamación

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad e Boston han creado un ratón que muestra una inflamación reducida según un artículo publicado en The Proceedings of the National Academy of Science (PNAS). En ellos, el factor de  transcripción LITAF (Lipopolysaccharide [LPS]-Induced TNF-Alpha Factor) controla la inflamación por una vía completamente  diferente de la mejor conocida y estudiada de regulación transcripcional NF-kB.

Crearon un ratón que carece del gen que codifica la proteína LITAF y hallaron e varias citoquinas eran inducidas a niveles inferiores en los ratones deficientes en LITAF comparados con los otros. Específicamente, eran más resistentes a la letalidad inducida de LPS.

“La generación de animales deficientes de LITAF específico de macrófagos abre nuevas oportunidades para evaluar el papel del LITAF en la inflamación, con la esperanza de diseñar drogas anti LITAF para las enfermedades inflamatorias mayores,” dijo el Dr. Salomón Amar, de la Universidad de Boston, que fue quien descubrió el factor de trranscripción de lITAF en 1999.

 

 

 

                            VOLVER