agosto 2004

 

Caries

Con luz es mejor...   George Stookey sigue firme en Indiana, en muy largos años de investigación. Esta vez (Caries Res. 2004 ag;38(4):350), con sus colaboradores,  se propuso averiguar la mayor o menor aptitud de distintas técnicas para establecer la presencia de caries secundaria adyacente a restauraciones de amalgama de Clase II.
Usaron fluorescencia inducida por lus (FIL) y fluorescencia por láser infrarrojo (FLI) y anotaron la presencia de desmineralización (D), brchas (B) y cambos de color (C). La determinación se efectuó con microscopía de escaneo láser confocal (MELC). La mayor sensibilidad fue la lograda con FLI y FLI que por inspección visual de D o B

La fruta del pecado…   Las frutas crudas, enteras o procesadas, son rápidamente despejadas de la boca y la microflora bucal actúa sobre los azúcares que contienen ambas formas con igual eficiencia para fermentarlos y generar ácidos, ¿o no? Beighton D y otros (Caries Res. 2004 ag;38(4):341) lo dudaron y pusieron grupos de 7 a 9 adultos a masticar 10 g de frutas crudas (manzana, banana, naranja, pera y ananá), en ambas formas, por 1 min. Tomaron muestras de saliva no estimulada durante los siguientes 60 min.  Determinaron las concentración de los azúcares frutales (glucosa, fructosa y sacarosa), de los ácidos frutales (maleico y cítrico) y de los ácidos generados por la fermentación bacteriana (acético, láctico, fórmico y succínico). Hallaron que los azúcares de las frutas eran despejados dentro de los 5 min; que los ácidos más producidos (láctico y succínico) alcanzaban las concentraciones máximas a los 5 min;  que no había diferencias significativas, para cada fruta, por la forma física, y concluyeron que las frutas pueden ser consumidas sin preocuparse por su potencial acidógeno.  

Regenerada...   Comenta el griego Tziafas D. (Caries Res. 2004 jun;38(3):314) que el objetivo final de una intención regeneradora de la pulpa es reconstituir el continuum normal de tejidos en el límite pulpodentinario, por regulación de procesos de dentinogénesis terciaria. Ésta sería señalada en dientes maduros por la presencia de una red de moléculas de la matriz extracelular y factores de crecimiento. La aplicación de esos componentges y factores en las cavidades dentinarias profundas estimularía la regulación de la actividad biosintética de los odontoblastos primarios (formación de dentina reactiva). Los estudios de protecciones pulpares con un espectro amplio de agentes biológicos, incluidos los recién mencionados, mostraron la formación de osteodentina y/o dentinogénesis terciaria (formación de dentina reparativa).

 

Mejor no tan limpita…    La actividad metabólica de esa biopelícula de la superficie dentaria que llamamos placa microbiana es la fuerza impulsora detrás de cualquier pérdida de mineral del diente o de la superficie cavitaria. Los síntomas del proceso, o lesión, reflejan esa actividad y pueden ser modificados mediante la alteración de la biopelícula, siendo lo más cómodo su barrido por el cepillado con una pasta fluorada. El papel atribuido a la operatoria dental en el manejo de las cavidades es restaurar la integridad de la superficie dentaria para que el paciente pueda limpiarla. Podría ser irrelevante preguntarse cuán limpia debe estar una cavidad antes de restaurarla; pues son escasas las evidencias de que se deba eliminar la dentina infectada antes de sellar el diente. No parece que dejar elimina infectada dé por resultado el progreso de la lesión, pulpitis o necrosis. Ahora bien, como algunas bacterias sobreviven, ¿cuál es su destino si no son dañosas y por qué? ( Kidd EA. Caries Res. 2004 jun;38(3):314).
 

¿Te gusta el chocolate?...   Matsumoto M, et al (Eur J Oral Sci. 2004 Jun;112(3):249) -sobre la base de que ya se ha demostrado que el extracto de cáscara de semilla de cacao (CSC) posee actividad antibacteriana y antiglucosiltransferasa merced a sus ácidos grasos no saturados y a sus polímeros epicatequínicos, respectivamente- examinaron in vivo e in vitro la acción anticaries. Observaron que el CSC inhibe la adhesión del S. mutans MT8148 a la hidroxiapatita recubierta por saliva y también reduce la acumulación de placa dental artificial por parte del S. mutans MT8148 sobre un alambre de ortodoncia. Asimismo, se redujo significativamente la cantidad de esos gérmenes cuando a la placa de 21 niños se la expuso al CSC, 1 h, a 37C. In vivo, 28 voluntarios, de entre 19 y 29 se enjuagaron la boca con CSC, antes y después de cada comida, y antes de dormir, durante 4 d, sin otra clase de higiene. Observaron reducción del recuento de S. mutans al comparar con el uso del etanol 1% solvente utilizado. Se confirma la acción antiplaca.

 


Cirugía

 

 
Descompresión exitosa del nervio dentario inferior para la disestesia consecutiva a un tratamiento endodóncico: informe de 4 casos tratados mediante osteotomía sagital mandibula...   Scolozzi P, Lombardi T y Jaques B. no se quedaron cortos cuando pusieron este título a su trabajo del Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. (may 2004;97(5):625), que tampoco se queda corto cuando “abrevia” su nombre. En fin, el hecho es que la sobreobturación endodóncica puede causar una lesión del nervio dentario inferior (NDI) que dé origen a perturbaciones de la sensibilidad (dolor, disestesia, parestesia, hipoestesia o anestesia). Los responsables fundamentales son dos mecanismos: la neurotoxicidad y la compresión mecánica. Aunque se ha descrito la reabsorción espontánea de los materiales y remisión de los síntomas, es conveniente realizar la descompresión quirúrgica del NDI pues la persistencia agrava la lesión. Todos los pacientes (4) experimentaron un alivio inmediato consecutivo a la osteotomía sagital.

 

Clínicas

Minocoloración…   La minociclina es un agente antimicrobiano de amplio espectro introducido en 1967, cuyo uso más común es para el acné vulgar. Como señalan Treister NS, Magalnick D y Woo SB. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 jun;97(6):718), su efecto secundario reconocido es la pigmentación de tejidos, incluidos huesos y dientes. Ha habido varios informes de pigmentación bucal tras la terapia minociclínica, en su mayor parte por pigmentación del hueso subyacente que hace ver pigmentada la mucosa. Pero los AA presentan dos casos de mucosa directamente afectada, ambos en el paladar duro.

 

Deplorable dolorosa demora…    Aunque el carcinoma espinocelular bucal (CEB) habría disminuido su frecuencia en los menores de 45 años, Llewellyn CD, Johnson NW y Warnakulasuriya S. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 jun;97(6):707) se preguntan las pautas y las razones de la deplorable demora de estos jóvenes para presentarse a la consulta. Evaluaron un grupo de 53 menores de esa edad, cuya demora inicial entre la observación de los primeros signos o síntomas, según informaron, fue de menos de 1 semana a 104 semanas, con una mediana de 5. El 62% declaró por lo menos 21 días. Se consideraron tres variables: falta de educación, estado de estrés previo al diagnóstico y bajo consumo de tabaco. Aun cuando el CEB es relativamente raro en este grupo, es muy importante que el público y los profesionales de la salud primarios, como médicos y dentistas generales, tomen conciencia de esta posibilidad, para lo cual deben ser educados.

 

Sobre la humectabilidad de los tejidos blandos de la cavidad bucal humana…   Dicen Van Der Mei HC, White DJ y Busscher HJ. (Arch Oral Biol. 2004 ag;49(8):671) que la superficie gingival puede ser clasificada como la más hidrofóbica del cuerpo humano, lo que es muestra de su importante papel protector. Las comidas y la higiene bucal podrían modificar esa humectabilidad, pero comprobaron los AA que no era así, salvo en un 65% cuando se usaba hexametafosfato. La recuperación es rápida, si bien había una reducción durante el día con respecto de la mañana. Para las funciones de adsorción e intercambio se requieren tejidos más hidrofílicos, menos protectores.

 

Endodoncia

 

Cómo llenar mejor...   Según Torres CP, Apicella MJ, Yancich PP y Parker MH. (J Endod. 2004 abr;30(4):225) la mejor manera de llenar los conductos con hidróxido de calcio es con Lentulo, seguida por la aplicación con la punta de Ultradent más Lentulo y, tercero, la punta Ultradent sola.
 

Un paso atrás...   Se encontraron los colegas chinos Song YL, et al. (Int Endod J. 2004 abr;37(4):265) con que las limas de Gran Conicidad (Great Taper) con la técnica de la fuerza balanceada revertida y las de níquel-titanio con la técnica de la fuerza balanceada producen transportes de conductos en cantidad significativamente menor que las limas de acero inoxidable tipo K.

Ocho pasos en los conductos…   Estudiantes adelantados de odontología en Israel trataron 221 conductos, superiores e inferiores. Usaron fresas Gates-Glidden y lmas K de acero. Emplearon el nuevo método de 8 pasos en 67 conductos con el instrumental de mano (8SS) y en 69 con el rotatorio de Ni-Ti (8NT). El tradicional paso atrás fue usado en 85 conductos. Escariaron y limaron en el tercio apical hasta el tamaño 25 y sólo escariaron con tamaños mayores con el nuevo método de 8 pasos. Limaron con todos los tamaños en el método del paso atrás. Obturaron con guta y AH26 y condensación lateral. Se les verificaron errores de procedimientos, con transporte en 2 conductos con el 8SS y en 3 con el 8NT. Con el paso atrás, 20 conductos fueron transportados, 7 mostraron obstrucciones y uno resultó separado. En conclusión, el nuevo método de 8 pasos genera menos errores con estos operadores (Kfir A, et al Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 Jun;97(6):745).

 

Salidas peligrosas…   No se aconseja la extrusión deliberada de hidróxido de calcio pacia los tejidos periapicales. De Witte A, De Bruyne M y De Moor (R. Rev Belge Med Dent. 2003;58(1):49) observaron que en la mayoría de los casos que estudiaron se demoraba la cicatrización y, en algunos, se producía una poussée aguda. En la misma revista, comentó De Moor R. (Rev Belge Med Dent. 2003;58(1):34) que el CaOH no es eficaz contra todas las especies bacterianas y que la asociación con otros medicamentos refuerza su utilidad. Las propiedades fisicoquímicas de losvehículos puede reducir esa eficacia, mientras que -fuera del agua- pueden prolongar la acción.

 

       El MTA no es la CTA…   Ha sido empleado el MTA (agregado de trióxidos minerales) en la última década por su buena capacidad de sellado, por su baja citotoxicidad y alta biocompatibilidad y por la proliferación de los tejidos cementarios sobre él. Se lo puede usar para sellar perforaciones, para obturaciones retrógradas,  para cierre de ápices abiertos o para protecciones pulpares directas, con mejores resultados que el IRM, el Super-EBA y otros (Gohring KS, Lehnert B, Zehnder M. Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(2):143).

  Vivir con riesgo…   Cada uno de nuestros 32 dientes vive con distinto riesgo la posibilidad de padecer periodontitis apical, dicen Kirkevang LL, Vaeth M, Wenzel A. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 Jun;97(6):739), después de haber estudiado 536 dientes con PA. El riesgo es claramente mayor para los molares, sobre todo primeros, que para incisivos y caninos; para los restaurados, y más si lo estaban mal; para los coronados, con igual reserva, y, obviamente para los que tenían caries primaria.



Estética

No me vengan con indirectas...   Martin Tyas1 comenta a Wakiaga J, Brunton P, Silikas N y Glenny AM., puestos a averiguar qué es mejor, carillas indirectas o directas, para lo cual revisaron la literatura para asegurarse de que opinaban sobre evidencias recogidas. Revisaron el uso de varios tipos de composite de aplicación directa frente a composite y porcelana indirectas. Cuando lo estimaron necesario complementaron lo leído con información directa de los AA. Concluyeron que no hay evidencias concluyentes sobre la ventaja de carillas indirectas o directas sobre la base de la duración de la restauración (Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 43.).

Falta de transparencia…  Los valores de transparencia (VT) de las resinas opacas  fueron todos inferiores a las mismas tonalidades no opacas de las marcas evaluadas, con variantes de una a otra. Es decir que,  con un cierto espesor los composites opacos pueden enmascarar un fondo oscuro, a diferencia de los corrientes, pero si la restauración fuera delgada no se lograría el efecto enmascarador ( Ikeda T, Murata Y, Sano H. Am J Dent. 2004 abr;17(2):127).

 

Implantología

 

Cargados, a la fecha...   Los Dres. Francisco J. Herrera Briones, MN Romero Olid y Manuel Vallecillo Capilla efectuaron una revisión bibliográfica para proporcionarnos una puesta al día sobre implantes de carga inmediata.  Tras la revisión que posteriormente resumimos, las siguientes son sus

 CONCLUSIONES

·      En los estudios revisados los resultados obtenidos tienden a ser más favorables para los implantes que se cargan tras un periodo de osteointegración, si bien la diferencia de éxito entre los implantes sometidos a carga inmediata y retardada no es estadísticamente significativa.

·      El único parámetro que parece influir en el éxito de la carga inmediata es la calidad de hueso, aconsejándose que esta sea de tipo II (Lekholm y Zarb, 1985). Ni la longitud, ni la localización, ni el antagonista de los implantes tienen una influencia significativa.

·      Considerando la calidad del hueso, la superficie del implante, la bicorticalidad y la estabilidad primaria del implante, podemos optar en algunos casos por la opción de la carga inmediata en implantología.

Lederman, en 1979, fue pionero de la carga inmediata mediante la utilización de la superficie TPS (superficie chorreada con plasma de titanio). En un seguimiento a 81 meses de 476 implantes en 138 pacientes, la supervivencia fue del 91.2%. Se extrajeron 42 implantes, ocurridas la mayoría de estas pérdidas durante el primer año (34 implantes de los 42 que se perdieron, el 81% de los fracasos).

A partir de los trabajos pioneros, se fueron realizando diversos estudios con diferentes tasas de éxito a largo plazo En 1983 Schroeder y cols. colocaron 53 implantes ITI con superficie TPS. Tras un seguimiento de 48 meses, obtuvieron un éxito del 98.1%. Al mismo tiempo, colocaron 4 implantes ITI® cilíndricos en tres pacientes, que fueron sometidos a carga inmediata, tras 17 meses de seguimiento no hubo ninguna pérdida.

Babbush y cols (1986) utilizaron implantes de superficies TPS en la zona anterior mandibular cargando los implantes en un periodo de 2 a 3 días, obteniendo un éxito del 96.1%

Schnitman y cols (1990) obtuvieron peores resultados en carga inmediata que en carga retardada utilizando implantes Bränemark® (Nobel Biocare AB, Goteborg, Suecia). Concluyeron que la calidad del hueso es más importante que la longitud de los implantes en la determinación de la supervivencia, coincidiendo con otros AA.

Lum y cols (1991) en los implantes de titanio sometidos a carga inmediata observaron la formación de fibras de tejido conectivo alrededor del implante, lo cual nos llevaría a pensar más en una fibrointegración. En los implantes cubiertos con HA se observó osteointegración tanto en los sometidos a carga inmediata como retardada.

Con distintas superficies, Dietrich y cols.(1993) compararon carga inmediata y retardada con implantes TPS cargados de forma inmediata e implantes IMZ cargados en una segunda fase. Tras 6 meses el éxito fue similar para ambos tipos de superficies; a los 5 años el éxito para los TPS fue del 86.3% frente al 94.6% para los IMZ.

Akagawa y cols (1993) no encontraron diferencias clínicas claras entre los implantes de zirconio sometidos a carga precoz y sin carga.

Salama y cols. (1994) utilizaron implantes 3i y Bränemark sometidos a carga inmediata y retardada indistintamente. No encontraron diferencias de éxito entre los dos tipos carga.

Chiapasco y cols (1997) no encontraron relación entre la pérdida de implantes y el tipo de fijación que se colocó, con una muestra muy amplia y de variedad de implantes.

De la misma forma Tarnow y cols (1997) utilizaron implantes de carga inmediata con restauraciones provisionales, de. distintos tipos de sistemas TPS, ITI tipo F, NLS, Ha-Ti, Bränemark, 3i, Astra y concluyeron que la carga inmediata puede ser una opción viable de tratamiento.

Por el contrario Balshi y Wolfinger (1997) sugieren que la carga prematura de los implantes puede afectar negativamente la supervivencia. No encontraron relación entre cantidad de hueso, localización de los implantes o el tipo de antagonista con la pérdida de los implantes, sin embargo, si encontraron relación con la calidad de hueso ya que no se perdió ningún implante en el hueso tipo II, según la clasificación de Lekholm y Zarb.

Piattelli y cols (1997) estudiaron la aposición de hueso sobre el implante y hallaron una zona favorable de contacto hueso-implante (60-70% de contacto de hueso) tanto para los implantes sometidos a carga inmediata como retardada.

Henry y cols (1997) observaron en galgos que implantes mecanizados sometidos a carga inmediata tuvieron una buena evolución clínica y radiológica, sin ninguna pérdida.

Klokkevold y cols (1997) hallaron mejores resultados con la superficie de los implantes Osseotite‚ (de grabado ácido con los 3 últimos milímetros mecanizados)que con la mecanizada.

Buser y cols (1998) compararon la superficie SLA y la Osseotite‚ en cerdos enanos. Los resultados fueron significativamente mayores para los SLA que para los Osseotite.

Collaert y Bruyn (1998) colocaron 170 implantes sometidos a carga inmediata y 70 a retardada. La carga inmediata fue la que menos éxito tuvo.

Lederman y cols (1998) demostraron la aposición directa de hueso en el 70-80% de la superficie de implantes de titanio chorreados con plasma sometidos a carga inmediata

Nicolopoulus (1999) no halló diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de carga inmediata y retardada, aunque el éxito fue mayor en este último.

Scortecci (1999) prueba la carga inmediata en implantes con anclaje bicortical. La bicorticalidad y la colocación de una prótesis rígida permitiría cargar los implantes de forma inmediata, con un resultado predecible.

Zubery y cols (1999) obtienen éxito en los implantes de carga inmediata. (Implantes Modulares Transicionales), de titanio puro, para soportar prótesis provisionales. El éxito de los implantes depende especialmente de la calidad del hueso y del control de la carga durante los primeros.

Randow y cols (1999) con Bränemark y con anclaje bicortical, obtuvieron iguales resultados de éxito para carga inmediata como retardada.

Horiuchi y cols (2000) estudiaron los Bränemark sometidos a carga inmediata y sugieren que es tan predecible como la retardada en la colocación de sobredentaduras en ambos maxilares.

Para Calvo y cols (2000), biomecánicamente los implantes de carga inmediata deben ser estables y resistentes a los macromovimientos para asegurar una buena osteointegración.

Gatti y cols (2000), con implantes ITI demostraron que el éxito de la carga inmediata en implantes mandibulares es similar al obtenido en carga retardada.

En fin, Jo y cols. (32) (2001), como buena partede los AA vistos,concluyen que el principal factor que influye en el éxito de la carga inmediata es la estabilidad primaria de los implantes en el momento de ser cargados.

 

Anclados en Córdoba…    Un par de argentinos cordobeses, Svetlize CA y Fernández Bodereau E (h) compararon sistemas de anclaje con 2 o 4 implantes de sobredentaduras resilientes y no resilientes (Quintessence Int. 2004 jun;35(6):443).  Obtuvieron la mayor retención con barras maquinadas y la peor con los anclajes magnéticos; mientras en segundo lugar ubicaron a las retenciones en bola (como O-Ring) y en botones (como Zeka), así como la barra colada, tipo Dolder.

Puentes colgantes…   C. M.Becker procuró determinar cuál es el éxito real a largo plazo de las prótesis fijas a extensión (PFAE) sobre implantes.(Quintessence Int. 2004 jun;35(6):437) y comprobó tras 10 años (usando ITI en maxilar superior) que los resultados obtenidos con las efectuadas sobre dientes naturales no son aplicables directamente a las sostenidas por implantes. De 115 implantes en 36 pacientes, ninguno se fracturó, no hubo recesión de tejidos duros o blandos y estaban en buen funcionamiento las 60 PFAE realizadas. Concluyó que se logra el éxito con (1) implantes de superficie áspera de 4,1 mm o más; (2) diseño implante/pilar que reduzca las partes móviles y también la proporción implante-corona, y (3) cementación de las prótesis que elimine la necesidad de tornillos oclusales.
 

 

Materiales.

 

.

Esencia organosiliconada…   Lai JH, Johnson AE y Douglas RB. (Dent Mater. 2004 jul;20(6):570) investigaron si, con el objeto de usar los polisiloxanos como matrices poliméricas, era posible superar las modestas propiedades mecánicas de los polímeros, mediante el empleo de sustitutos más voluminosos, como los grupos fenilos o grupos más polares en las cadenas; utilizaron un monómero siloxánico de alto peso molecular (511), el 1,3-bis[(p-acriloximetil)fenetil]tetrametildisiloxano (BAPD).Se obtuvieron composites de baja sorción acuosa, baja contracción de polimerización y dureza resistencia tensil no inferior a los composites basados en el bis-GMA. Por la baja viscosidad no requiere monómeros diluyentes de bajo peso molecular.

 

No te achiques...    Tantbirojn D et al (Dent Mater. 2004 Jul;20(6):535) decidieron medir cuánto se achica un diente por la contracción de polimerización de un composite, además del despegamiento, las rajaduras del esmalte y la sensibilidad postoperatoria que puede ocasionar. Analizaron la deformación cuspídea en un mapa del perfil como la reducción del perímetro vestibular y lingual perpendicular a la superficie. Concluyeron que las MOD grandes mostraban la mayor deformación, seguidas por las MO. Las deformaciones cuspídeas de Clase I y MO pequeñas no fueron significativamente diferentes.
 

 

Misceláneas 

¡Vaya presión!....   Kerdvongbundit V, et al (Arch Oral Biol. 2004 ag;49(8):613) comprobaron por medio de réplicas que la presión hídrica de la cavidad pulpar puede provocar la aparición de gotitas en la superficie de la dentina cortada, cuando llega a los + 30 mmHg; no así cuando está grabada con ácido, probablemente porque actuaría como una esponja.

 

 ¡Qué bolazo!...   Bhatka R, et al (Arch Oral Biol. 2004 Jul;49(7):559) afirman que el ser humano se adapta al tamaño de los bolos alimentarios mediante un aumento en el perímetro del ciclo masticatorio y un incremento en la velocidad del ciclo, siempre con mantenimiento de la forma del ciclo y de su duración.

 

Odontopediatría

 

Inútiles Ventajas...   Qvist V, et al (Acta Odontol Scand. 2004 Feb;62(1):37) compararon la longevidad y los efectos cariostáticos de restauraciones en primaries con ionómero vpítreo (515) y con amalgama (543), colocadas durante 7 meses. Tomaban contacto con 592 superficies no restauradas de dientes primarios y permanentes. El 50% de las restauraciones con IV y el 63% de las de Am habían permanecido en los dientes exfoliados, mientras que el 42% de los IV y el 20% de las Am habían sido reparadas o reemplazadas. Las razones de fracaso fueron: fracturas, complicación endodóncica y pérdida de retención. El tiempo de supervivencia del 50% de IV fue de 42 meses; el de las Am no fue estimado pero superó los 7-8 años. El progreso de las caries de las superficies vecinas a las Am requirió su tratamiento en el 30% de los dientes, y sólo en el 16% cuando se usó IV. El 75% del tioempo de supervivencia fue para esas caras vecinas a IV de 40 meses y de 25 meses para las vecinas a Am. En conclusion, pese a la reducción del progreso de caries y de necesidad de tratamiento de las caras vecinas con los IV, éstos no son la alternativa más apropiada por el alto número de fracasos

Con los dientes sellados...   Después de usar dos materials selladores (Concise y Tetric Flow), cuatro formas de aplicación (con aire abrasivo, grabación con vibración, agente desecante y  vibración para aplicar el sellador), en ambiente inalterado y en cámara humidificante, Duangthip D y Lussi A. (Am J Dent. 2004 abr;17(2):137) observaron que unas variantes afectaban significativamente la microfiltración (material y forma de aplicación); en tanto que la penetración era influida, además de esas dos, por el tipo de fisura. Concise fue mejor que Tetric Flow, y el método no invasor con aire abrasivo y agente desecante mejoraron el sellado.
 

 

Operatoria

 

Odontología mínimamente invasora*...   En junio del 2004, P. Hudson publicó un artículo en el JADA donde reivindicó el diagnóstico precoz y el tratamiento de la infección que es la caries dental como remplazo de la instrumentación gruesa. Tras hacer una extensa revisión de lo publicado sobre odontología mínimamente invasora (OMI), aceptada generalmente, encaró el papel de las terceras partes en su reconocimiento; pues éstas se muestran recelosas de incorporar a los reembolsos los procedimientos de sellado, restauración preventiva mínima (RPM) y OMI. Tendrán que reconocer estos procedimientos, mal que les pese a los mercaderes de la salud, pues el nuevo paradigma terapéutico nos concede el papel reconocido gradualmente de cariólogos (en vez de “obturólogos”).

Dos estudiosas norteamericanas, de Ann Arbor, las Dras. Carol Anne Murdoch-Kinch y Mary Ellen McLean (J Am Dent Assoc. 2003 Jan;134(1):87), afirman con razón que el objetivo primordial del odontólogo debe ser conservar al máximo los dientes naturales del paciente. La pérdida de siquiera una parte de un diente humano no debiera ser considerada con ligereza. A esto responde el abordaje”mínimamente invasor”, que incorporada el descubrimiento, diagnóstico, intercepción y tratamiento de la caries dental desde su nivel microscópico; todo sobre la base de que se está encarando una enfermedad infecciosa.

El origen de este concepto debe remontarse a los artículos escritos por el Dr. Richard Simonsen -esencialmente en Quintessence en la década del 70 y siguió en la del 80-, donde introdujo la preventive resin restoration (“restauración  preventiva de resina”) para una mínima intervención en las caries oclusales, cavidades ultraconservadoras, grabadas y restauradas con composite  Todos los procedimientos restauradores deben ser llevados a cabo sólo conjuntamente con las mejores técnicas preventivas y educación del paciente. McLean y Peters distinguen la PRR (que sólo entra en el punto cariado y sella el resto de la fisura) de la restauración oclusal, con piso en dentina y que toma la mayor parte de la fisura. Nunca se deben limpiar las fisuras a sellar con piedra pómez o pasta fluorada, por los residuos que dejan. Dicen las colegas que antes del sellador se puede aplicar adhesivo para mejor duración y que nunca se pueden fotocurar simultáneamente

La famosa “extensión por prevención” se ha transformado en “prevención de la extensión”, con aceptación de los siguientes conceptos:

·      diagnóstico precoz;

·      profundidad de caries y progreso;

·      evaluación del riesgo individual;

·      reducción de microorganismos cariógenos, para retardar y eliminar la desmineralziación;

·      detención de las lesiones activas y su remineralización

·      vigilancia periódica regular de las lesiones detenidas y del cumplimiento del paciente;

·      restauración de dientes con mínima invasión;

·      reparación, no reemplazo, de caries secundarias.
  Está claro que se deben refinar los medios de diagnóstico y perfeccionar las técnicas de remineralización. Establecida la cavidad, el tratamiento atraumático es lo más indicado. De un momento al otro pueden pasar hasta 6-8 años. Se podría llegar con la remineralización a una reducción del 50% de las restauraciones. Los materiales preferidos para las restauraciones son los ionómeros vítreos, los composites y ambos con la técnica de laminación, como ya lo había propuesto McLean, con Matilde C. Peters, en el 2001 (J Adhes Dent. 2001;3(1): 7 y17).  La descripción de lo que dicen que es una especie de protección pulpar indirecta es así:

Técnica clínica

a)                  Excavación limitada para eliminar únicamente la dentina infectada

b)                  Limpieza de las paredes en la periferia (LAD); puede ser con sólo instrumentos de mano

c)                  Colocación de I V según instrucciones

d)                  Dejar transcurrir dos semanas, mínimo.

e)                  Remoción de la restauración provisoria de I V, conclusión de la excavación y restauración.

Las cavidades oclusales, dicen, se caracterizarán por una forma interna no definida, pero redondeada, sin bisel oclusal

Las cavidades proximales pueden encararse como túneles, complementan Peters y McLean,  y como ranuras (ver técnica de Ewoldsen a continuación).

Túnel. Abierto o cerrado, no es una preparación que cuente con mi simpatía (H. M.) y ha sido bien descrito en la literatura: va desde la fosa oclusal correspondiente hasta atravesar o no la cara proximal, según que haya cavidad ya o aún no.

Ranura horizontal (vestibular). Nels Ewoldsen (UNMC College of Dentistry, J Can D Assn, enero 2003, vol 69, # 1 p 24), afirma que las lesiones no remineralizables son candidatas para las preparaciones por ranura vestibular (descrita por primera vez por Roggenkamp y otros, en 1982, y modificada por Croll con IV en 1995) siempre que existan 2 mm mínimos de esmalte intacto por debajo de la cresta marginal intacta.

Pasos clínicos

I.                    Anestesia local, aun cuando muchas de estas preparaciones mínimas pueden ser realizadas sin usarla. Sin embargo, ayuda para la colocación de la grapa de la goma. Si no hace falta el clamp, es otra cosa

II.                 Aislamiento, que conviene que sea muy eficaz. Aunque algún material puede ser usado (Fuji IX) con rollos, almohadillas y eyector.

III.               Se coloca una cuña por debajo de la lesión

IV.              Se usa pieza de mano de baja velocidad y con la fresa redonda más pequeña disponible para acceder a la lesión de la manera más directa posible.

V.                 Atravesado el esmalte, la habilidad táctil permite seguir el límite amelodentinario hacia oclusal, gingival y lingual.

VI.              Si queda caries hacia pulpar, cambiar por fresa # 329 y remover dentina reblandecida y que quede espacio suficiente para usar una cucharilla

VII.            Se excava la lesión hasta escuchar el chirrido contra la dentina afectada y desaparecida la infectada. Asimismo se usa la cucharilla para recorrer el margen cavosuperficial y asegurarse de estar en esmalte sano.

VIII.         Aplicación del condicionador cavitario (Cavity Conditioner), 15 segundos y lavado, previa observación para asegurarse de la ausencia de restos.

IX.              Aplicación de una matriz

X.                 Secado con algodón, no secando con aire

XI.              Aplicación del Fuji IX GP Fast: con la matriz algo floja se inserta el pico de la cápsula al área de acceso con cuidado de no atrapar aire. Se inyecta hasta que sea evidente el desborde.

XII.            Se ajusta la matriz y se deja estar por 3 minutos, con lo cual se protege al cemento fraguante de la humedad y se logra mayor densidad

XIII.         Se retira la matriz, se elimina el excedente y se aplica una capa de recubrimiento protector del IV (Fuji Coat)

XIV.         Se fotocura por 10 segs

La radiopacidad del material permite la verificación radiográfica y el IV tendría una capacidad remineralizante y cariostática. Rara vez se observa sensibilidad postoperatoria y se reduce el tiempo de trabajo por menor cantidad de ajustes.

Ranura vertical. Según McLean y Peters, (a) no debe extenderse más allá de la lesión en ningún sentido, (b) no tendrán bisel las paredes proximales, (c) se pondrá cuidado para no dañar el diente vecino (que se produce en más del 75% de los casos, si no se usa instrumental de mano).

El mismo Fuji IX ha sido considerado como el más adecuado por el Prof. Martín H. Edelberg (RAOA, mayo 2004), quien con ese material resume la técnica clínica así:

1. Diagnóstico del tipo de caries

2. Acceso y remoción de caries con instrumental de mano

3. Lavado y secado con algón

4. Aislación relativa

5. Acondicionamiento de la cavidad con Cavity Conditioner (ácido     poliacrílico)

6. Lavado y secado

7. Inserción del cemento

8. Eliminación de los excedentes y protección con barniz

Cervicales. McLean y Peters incluyen las caries radiculares en esta categoría de OMI y dicen que se puede reducir la extensión a su mínimo gracias a la adhesión. Abarcan sólo la caries y quizá un bisel al usar composites.

 

Duraciones varias...   Forss H y Widstrom E. (Acta Odontol Scand.2004 abr;62 (2): 82) hicieron una encuesta entre dentistas fineses que habían colocado 3.455 restauraciones. De esas, 5% eran Clase I, 36% Clase II, 13% Clase III, 9% Clase IV, 21% Clase V, y16% extensas restauraciones de 4 o más superficies. Más del 79% eran resinas compuestas, o composites; compómeros 4%, y  ionómeros vítreos (convencionales o reforzados) en 7% de los casos. En 5% de los casos, restauraciones indirectas de oro o cerámica. En un 65% fueron reemplazos de previas restauraciones, por caries secundarias en el 36%, 52% y 41%. de composites, ionómeros y amalgamas, respectivamente). En el mismo orden, estos materiales dieron 23%, 11% y 22% fracturas de los dientes o de la restauración con un16% de restauraciones de composite caídas. El tiempo medio de los fracasos fue de 15 años para las amalgamas, 6 para los composites y 7 para el ionómero convencional. En general, con respecto de trabajos anteriores, se observó una mejor duración de las restauraciones del color dentario.

*Invasora, no invasiva (no reconocida por la RAE).

 

Adhesión a la turca...   Kiremitci A, Yalcin F y Gokalp S. -tres colegas turcos- investigaron la eficiencia (Quintessence Int. 2004 May;35(5):367) de tres adhesivos: uno, de grabado total y auto-priming (Prime & Bond NT); otro de dos pasos, de autograbado (Clearfil SE Bond), y un autograbado todo en uno (Prompt L-Pop), todos seguidos de composite (TPH Spectrum). Concluyeron que los sistemas de autograbado producen grandes fuerzas adhesivas y son promisorios en su simplificación.

Empaquetada y tétrica...    Aranha AC y Pimenta LA. (Am J Dent. 2004 abr;17(2):99) evaluaron la empaquetable Surefil y el híbrido Tetric Ceram en cuanto a microfiltración y tomando en cuenta dos variables: la localización de los márgenes y la técnica de inserción. Ninguno de los dos materiales pudo evitar por completo la microfiltración. Esto tanto en márgenes de dentina como de esmalte; las restauraciones con el híbrido dieron menos filtración que con el composite empaquetable. En dentina, las restauraciones globales con Tetric dieron menos filtración que el Surefil global o incremental. El híbrido con márgenes en dentina y con técnica incremental mostró menos microfiltración que el empaquetable en técnica global

 

¿Quién aguanta más?...   Informaron 548 dentistas fineses que habían colocado 3455 restauraciones: 5% Clase I, 36% Clase II, 13% Clase III, 9% Clase IV y 21 Clase V, con 36% de restauraciones extensas de 4 o más superficies. El material más común fue el composite, en 79% de los casos; amalgama, 50%; compómeros, 4%; ionómeros vítreos, convencionales o no, 7%. En un 5% se usaron técnicas indirectas con oro o cerámica. Hubo 65% de reemplazos de obturaciones anteriores, con caries secundaria como razón más frecuente del cambio (de composites, IV y Am, en respectivos 36%, 2% y 41%); así como por fracturas de los dientes o restauraciones (23%, 11%, 22%, respectivamente). La edad media de los fracasos había sido de 15 años para Am, 6 para C y 7 para IV convencional. Si bien las restauraciones estéticas duraron menos, comparándolas con estudios previos se apreció una vida más prolongada (Forss H, Widstrom E. Acta Odontol Scand. 2004 abr;62(2):82).

“Todo en uno”...   Kiremitci A, Yalcin F y Gokalp S., de la Universidad de Ankara, afirman que los sistemas adhesivos autograbadores  (Prime & Bond NT, Clearfil SE Bond)producen aun mejores resistencias adhesives a esmalte y a dentina que los sistemas convencionales de grabado total; en especial, el sistema “todo en uno” (Prompt L-Pop) que dio las resistencias más elevadas de adhesion al esmalte.

No pega, pero...   El sistema adhesivo ABF tiene propiedades antibacterianas y liberadoras de flúor que podrían contribuir a prevenir el progreso de caries e inhibirían las caries secundarias. Esto habrá de tomarse en cuenta para sopesarlo frente a que posee una resistencia adhesiva inferior tanto en dentina afectada como en infectada (Pashley DH. et al Am J Dent. 2004 abr;17(2):89).

 

¡A que no te lo imaginabas!...   Bader J. (Br Dent J. 2004 may 22;196(10):627) se preguntó cuál podía ser la ventaja económica de los métodos alternativos para restaurar grandes pérdidas de tejido dentario en adultos. Usó las estimaciones de la larga supervivencia y los costos disminuidos de 245 restauraciones indirectas grandes para calcular la relación entre costo y eficiencia tras 15 años, comparadas con amalgamas de Clase II con recubrimiento de cúspides y composites multisuperficies de Clase IV en 100 pacientes privados. Concluyó, para asombro de muchos, que son preferibles las restauraciones directas por mejor relación entre costo y eficiencia y debieran ser elegidas inicialmente frente a las restauraciones indirectas. Observó esto en todos los intervalos de tiempo en los 15 años totales. De las restauraciones indirectas, por las mismas razones, se deben preferir las coronas enteras de oro o ceramometálicas por sobre las onlays de oro y las jackets cerámicas.

 

Ortodoncia

 

Para algo sirven...   Los ortodoncistas disponen ahora de composites de baja viscosidad cuyas cualidades no han sido aún bien estudiadas. Son híbridos con menor cantidad de partículas de relleno. Por la reducción del relleno se podrían esperar propiedades mecánicas inferiores. en relación con los convencionales, lo cual limitaría su uso. Aconsejan, entonces Asscherickx K, et  al (Rev Belge Med Dent. 2003;58 (3):137) su uso para adherir retenedores linguales y para arcos transpalatinos implantosoportados. Son adecuados donde no reciban fuerzas oclusales directas.
 

Prematuros y maduros...   Paulsson L, Bondemark L y Soderfeldt B. (Angle Orthod. 2004 Apr;74(2):269) reviaron la literatura sobre niños prematuros y sus posibles alteraciones de la morfología palatina, oclusión, tamaño dentario y madurez de la dentición (1966 a 2002). Tras elegir 13 de 113 artículos apropiados, hallaron morfología alterada en el corto plazo, con la intubación como factor contribuyente a las alteraciones. No se observaron atrasos en la dentición ni en la erupción, pero la evidencia científica no fue concluyente en cuanto a los demás datos mencionados..

 

Patología

Con algo en la cabeza...   Ogutcen-Toller M, Uzun E y Incesu L. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 may;97(5):652) estudiaron 52 pacientes con dolor facial, incluido el atípico y la neuralgia trigémina. A los que no respondieron a los tratamientos, los sometieron a imágenes por resonancia magnética para discernir lesions intracraneanas, en 38 pacientes. Se comprobaron esas lesions en 24 pacientes, 10 no tenían daños visibles por este método y 4 tenían patosis no relacionadas con el dolor facial. La observación patológica extracraneana fue la sinusitis. El método es recomendable para excluir lesiones intracraneanas.

 

Prevención

Evidencias flúo...   Hannu Hausen comenta a Marinho VCC, Higgins JPT, Logan S y Sheiham  A sobre si es eficaz la aplicación tópica de flúor para reducir las caries de niños y adolescentes. Revisaron estudios aleatorios y controlados con verificación a ciegas con comparación de barnices, dentífricos, colutorios y placebos o nada, hasta los 16 años, por lo menos por 1 año. Verificaron el resultado en D(M)FS. Consultaron con los AA cuando fue necesario. De los 144 estudios que incluyeron, 133 contribuyeron datos para el metaanálisis, con 65169 niños involucrados. Sus conclusiones fueron que los beneficios de los fluoruros tópicos quedaron firmemente establecidos sobre la base de un cuerpo apreciable de evidencias (Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 36).Michael Monopoli comenta a los mismos AA (Marinho VCC, Higgins JPT, Sheiham A  y Logan S.) sobre si los fluoruros tópicos proveen beneficios adicionales demostrados con evidencias sobre los dentífricos fluorados. Revisaron estudios en los que fueron comparados a ciegas barnices, geles, colutorios y dentífricos en combinaciones entre sí en niños de hasta 16 años, por un año mínimo. Fueron medidos por diferencias de índices D(M)FS, la fracción prevenida, es decir, la diferencias entre los incrementos medios de caries entre los grupos “tratados” y los “de control”. Once estudios sirvieron para esto y dieron un resultado a favor de los regímenes combinados. La combinación de gel y dentífrico no dio diferencias significativas entre combinarlos y no hacerlo. Resultó mejor el barniz combinado con dentífrico que solos. También fue mejor combinar gel con colutorio que ellos solos. En conclusión, los fluoruros tópicos mencionados agregados al dentífrico fluorado generan una reducción modesta de las caries frente al dentífrico solo. No pudieron extraer conclusiones sobre efectos adversos (Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 38

Flúor y porcelana...   La aplicación tópica de flúor es un método reconocido, al que algunos autores cuestionaron el potencial de grabado y asperización de la superficie cerámica.Windeler T. (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(1):41) demostró que no es dañoso para la porcelana, si se siguen las indicaciones de los fabricantes.

Sin fisuras...   Bjarnason S, et al (Swed Dent J. 2003;27 (4):167), tras un estudio in vitro, concluyeron que si se aplica la resina compuesta a superficies grabadas de las fisuras, se adhiere firmemente al esmalte, sin evidencias de desmioneralización o incrementos en las zonas previamente desmineralizadas bajo los selladores.

Prótesis

Prótesis flexibles…   El resultado de la combinación material-tecnología produce, según sus fabricantes, una prótesis extraordinariamente estética con una traslucidez natural, que se mimetiza con los tejidos de encías y dientes, permitiendo reemplazar los antiestéticos ganchos metálicos, por retenciones imperceptibles

Con un adecuado diseño, permite resolver satisfactoriamente las clasificaciones de Kennedy.

Antes, el diseño de una PPR debía estar dirigido a la contemplación de tres preceptos teóricos básicos: soporte, retención y estabilidad. Sacrificando la estética. Hoy la estética no tiene por que ser sacrificada, sino integrada.

El material utilizado para la confección de las prótesis Deflex, es al mismo tiempo altamente resistente y flexible.

La combinación de flexibilidad y resistencia, sirve para hacer de "rompe fuerzas", evitando así el impacto traumático y las lesiones de los tejidos. Por otro lado,dicho material es lo suficientemente apto para repartir fuerzas, evitando asì el brazo de palanca y no provocando por lo tanto reabsorción osea.

Así con 2 mm de espesor el material se vuelve rígido y con 0,5 mm muy flexible.
Con dichos elementos podemos jugar para satisfacer diseños ortodoxos, brindando confort y estética a la vez.

Por su flexibilidad. En su uso normal, es resistente a los golpes y caídas.
Alto módulo de elasticidad y bajo límite de fatiga.

Gracias a la impermeabilidad del material se mantiene fuera del alcance
de los fluidos bucales y de la pigmentación por ciertos alimentos,
por consiguiente no toma olor, ni se deposita el sarro, manteniendo
de esta manera su color original a través del tiempo

Debido a la ausencia de monómeros no provoca irritaciones mucosas,
haciéndola por este motivo biocompatible con los tejidos

Debido a que se puede realizar en espesores muy delgados (la mitad que las prótesis confeccionadas en acrílico), sin que esta se rompa. Permitiendo ademàs al paciente conservar una buena fonética.
Es liviana, por su reducido espesor y bajo peso específico. Por la baja porosidad del material tiene máxima adherencia a encías y paladares

Tomar una impresión de toda la arcada realizando recorte muscular, lo más nítida posible, con alginato de consistencia media.
B- Realizar el vaciado antes de los 30 minutos de tomada la impresión, o colocar en una bolsita sin agua, ni algodónes embebidos.
Cerrarla hermeticamente para conservar la estabilidad de la misma hasta que el laboratorio retire el trabajo

Tomar un rodete de mordida, no plano, grueso y rebatido contra vestibular, para mantener la estabilidad de la forma.

El laboratorio trabajará sobre un duplicado que le evitará al odontólogo retoque innecesarios.
Si fuese necesario, el profesional puede hacer las pruebas correspondientes

La elaboración de las prótesis en el laboratorio se realiza por medio de una máquina automática. Enteramente construida en acero inoxidable y aluminio, la inyectora cuenta con un poderoso cilindro de tipo neumático, el cual es abastecido en forma automática por un compresor (optativo).
Esta inyectora de transferencia de última generación esta comandada por un Programador Lógico Compacto, que automatiza totalmente las funciones: temperatura del horno, tiempo de inyección, tiempo de plastificado del material dentro de los cartuchos, tiempo de curado del material dentro de las muflas y comando de la temperatura

Trece es suerte...   Las Prótesis Fijas Adheridas (Maryland) gozande un buen concepto que Ketabi AR, et al (Quintessence Int. 2004 may;35(5):407) quisieron revisar en 61 pacientes con 64 PFA en anteriores (no más de 2 dientes adheridos) y 10 en posteriores (no más de 1). Fracasaron 18 tras un promedio de 7,8 años (9 pérdidas de retenedores (1 o +), 6 caries, 3 fracturas de frentes). Se readhirieron 7 y las restantes 11 fueron remplazadas por puentes convencionales. Se estimó una proporción de supervivencia superior al 69% después de 13 años, que llegaría al 83% si se incluyen las restauraciones readheridas. Concluyeron que las PFA, con capa de sílica como éstas, constituyen una prótesis aceptable  en cuanto a expectativas de vida.

 

Radiología


     
¡Mordémela!…   La técnica del ansa de papel y la del portapelícula para radiografías de aleta mordible no dan el mismo resultado: La del ansa tiene 1,11 veces más probabilidades de generar superposiciones que la del portapelículas, muestra más la cresta alveolar inferior, tiene 1,12 veces más probabilidad de ubicación incorrecta; pero dados los porcentajes no se puede hablar de diferencias significativas (Kositbowornchai S, et alQuintessence Int. 2004 abr;35(4):321)

Terapéutica

 

Sigue la fábrica de dientes naturales   La osteoprotegerina (OPG), el receptor activador del factor nuclear-kappaB (RANK), y el RANK ligando (RANKL) son mediadores de varias interacciones celulares, incluido el metabolismo óseo. Del análisis de la expresión de estos tres genes durante la odontogénesis de murina desde el engrosamiento epitelial hasta la etapa de citodiferenciaión, OPG se expresó en epithelio engrosado y en el germen. Expresiones de OPG y de RANK fueron observadas en el epitelio del esmalte interno y externo así como en el mesénquima de la papila dental. Aunque no se captó la expresión de RANKL ni en el epitelio ni en el mesénquima dentarios, se expresó en las células pre-osteogénicas mesenquimáticas próximas a los gérmenes dentarios en desarrollo. Los tres genes fueron detectados en el hueso dentario en desarrollo en P0. El agregado de OPG exógeno a cultivos explantados de primordiales de gérmenes dentarios produjo una demora en el desarrollo dentario que dio por resultado una mineralización reducida. Nuestra propuesta es que la expresión espaciotemporal de estas moléculas en las células primordiales dentarias y óseas tiene un papel en la coordinación del desarrollo osteodentario. Esto dicen Ohazama A, Courtney JM y el precursor Paul Sharpe. Otros dos autores, Vacanti JP yYelick PC, y sus colaboradores, de vanguardia en Boston (J Dent Res. 2001 nov;80(11):1968 y J Dent Res. 2002 oct;81(10):695) disociaron gérmenes de terceros molares porcinos en suspensiones de células sueltas y las sembraron en polímeros biodegradables. Las desarrollaron en ratas por 20 a 30 semanas y observaron estructuras dentarias reconocibles que contenían dentina, odontoblastos, una cámara pulpar bien definida, un tipo de vaina de Hertwig y de cementoblastos y un órgano adamantino morfológicamente correcto que contenía esmalte totalmente desarrollado. Esto confirma la presencia de células madres en los tejidos del molar porcino. Y está claramente vinculado con los estudios que habían efectuado en esta línea en peces cebras. Con lo informado aquí y lo publicado en julio, el cirujano dentista está mejor informado que sus pacientes que sólo leyeron los diarios.

 

 

¿Profilácticos?...   Robin Seymour comenta a Oliver R, Roberts GJ, y Hooper L sobre si es eficaz la profilaxis penicilínica para prevenir la endocarditis bacteriana. Por la baja incidencia de EB, debieron ampliar la selección de trabajos a los de cohortes y casos controlados donde se habían considerado casos adecuadamente apareados, comparados en cuanto a la administración o no de penicilina antes de un procedimiento odontológico en pacientes con riesgo de EB. Observaron si hubo mortalidad o reacción adversa que exigió hospitalización, establecimiento de EB en un tiempo después del procedimiento, su generación por otras causas no dentales, registro de reacciones adversas a antibióticos y costos del suministro de los medicamentos. Concluyeron que no hay evidencia de que la penicilina profiláctica esa eficaz o ineficaz como preventiva de la EB en casos de intervención odontológica invasora. Éticamente, los profesionales deberán discutir los beneficios potenciales y los perjuicios de la profilaxis antibiótica con sus pacientes (Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 46).

 

Hongos...   Oliver RJ, et al. (Br Dent J. 2004 Jun 12;196(11):701) concluyeron, a partir de una encuesta, que los odontólogos generales  británicos están usando más los agentes antimicóticos azólicos (especialmente, el miconazol, además de anfotericina B y fluconazol), pero el conocimiento de sus posibles problemas sería subóptimo. La nistatina seguiría siendo el antimicótico más usado.
 

 

Finos fineses frágiles...   Forsback AP, Areva S y Salonen JI. (Acta Odontol Scand. 2004 Feb;62(1):14) nos recuerdan que ninguno de los agentes que usamos contra la hiperestesia dentinaria es un componente de la dentina natural. Pero si se emplea un método de precipitación de fosfato de calcio, los túbulos son ocluidos y se establece una capa similar al principal componente inorgánico de la dentina. Esto involucra el grabado de la dentina en varias sesiones, de modo que buscaron una manera más fina de producir una capa de CaP en la superficie dentinaria. Proponen el empleo del frágil vidrio, más bien vidrio bioactivo S53P4 VBA) o vidrio comercial corriente (VC) para producir la mineralización con soluciones fisiológicas neutras (que simulan líquidos orgánicos, SLO) y con solución remineralizante (SR). Después de un breve período de inmersión, el sílice se disuelve de ambos tipos de vidrio, pero más del VBA. El silice disuelto es adsorbido en la superficie de la dentina durante el proceso de pretratamiento y estimula su mineralización. A los 14 días, la dentina mineralizada se encuentra cubierta por una capa de CaP, pero después de ese lapso se produce una descalcificación. El pretratamiento con VBA se reduce el grado de descalcificación de la dentina durante el proceso de mineralización.. Estas observaciones indicarían que el vidrio bioactivo S53P4 puede ser usado como material terapéutico para la remineralización de la dentina y de sus túbulos en un medio fisiológico.

 

¡Maldita infección!…    La infección dentaria tratada rutinariamente con agentes antibacterianos no fue encarada con eficacia y propiedad, dicen Dirks SJ y Terezhalmy GT. (Quintessence Int. 2004 Jun;35(6):482). En su mayoría, pueden ser resueltas satisfactoriamente con un abordaje de desbridamiento (atención dentaria primaria) con anestesia local. Las infecciones de origen dentario son por lo general polimicrobianas. En ellas predominarían los anaerobios facultativos, en particular el estreptococo viridans. Si se usaran antimicrobianos, lo correcto sería el fármaco más eficaz contra los patógenos determinados o la alternativa menos tóxica dentro de lo disponible. No hay que olvidar la conjunción de efectos adversos posibles.

  VOLVER