agosto 2011

CARIES

 

El beneficio de reducción de caries de los materiales restauradores que liberan flúor persisten después de terminada la reserva de fluoruro…   Shiiya T, Mukai Y, Ten Cate JM, Teranaka T (Acta Odontol Scand 2011 abr 26) llenaron fosillas de bloques de perspex que simulaban cavidades y las obturaron con material restaurador que liberaba flúor y con otro que no. Un corte de dentina fue ubicado a 1 mm del borde la obturación. Todo fue expuesto a un sistema ácido, después los trocitos fueron inmersos en soluciones desmineralizantes.

 El primer ataque ácido desmineralizó sustancialmente la superficie de la región próxima superficial (prof < 40 μm) en todas las muestras  No ocurrió esto en el segundo ataque ácido; pero, no causó ulterior  desmineralización en esa superficie cercana. La pérdida de minerales fue claramente mayor con el material que no libera flúor que con el que sí.. El mineral dentinario en la región próxima es alterado a fluorapatita acidorresistente. En resumen, la dentina que rodea los materiales que liberan flúor está protegida contra la desmineralización aun cuando  disminuye o cesa la liberación.

 

¿Hay caries después de la endodoncia?...   Frisk F et al (Acta Odontol Scand 2011 abr 15) partieron de la hipótesis de que los dientes tratados tienen mayor riesgo de recidiva de caries que aquellos sin endodoncia. Analizaron los casos registrados en una encuesta sueca, donde los participantes fueron examinados clínica y radiográficamente por el tipo de restauración y la presencia o no de caries ( 832 individuos entre 20 y 70 a, 9202 dientes); tenían por lo menos 8 premolares/molares. Otra muestra (163 sujetos, 577 dientes) tenía sólo una o dos superficies cariadas y por lo menos un diente con corona. Los datos obtenidos revelaron una significativa asociación entre dientes tratados y recidiva de caries.

 

Eficacia de CPP-ACP y CPP-ACPF en remineralización de esmalte…     Jayarajan J et al (Indian J Dent Res 2011;22:77-82) miran la remineralización [que ya vimos en tema del mes] con DIAGNOdent® (KaVo) y microscopio electrónico de escaneo (SEM) para ver si se remineralizan in Vitro las caries artificiales en esmalte. Verificaron que el beneficio de agregar flúor (NaF 0.2%, CPP-ACPF (Tooth Mousse-Plus®) se aprecia en el mayor grado de remineralización con respecto del CPP-ACP (Tooth Mousse®).

 

 

CIRUGÍA

 

Tratamiento de la neuralgia trigeminal con  HCl de bupivacaína al  0.5% con una pompa de dolor vía un catéter epidural temporario...   Dergin G, Gocmen G y Sener BC (J Craniomaxillofac Surg 2011 may 3) a 14 pacientes (8 v, 6 m) con NT que no respondían al tratamiento médico  les infundieron en el nervio afectado 60mL (1mLh(-1)) de HCl de bupivacaína al  0.5% con una pompa de dolor vía un catéter epidural temporario. Dado el buen resultado obtenido en 12 (2 no mejoraron), consideran que éste es un tratamiento de transición para pacientes con efectos secundarios por las dosis elevadas antiepilépticas y para pacientes a espera de neurocirugía o individuos que rehúsan la cirugía craneal. No debe ser considerado una alternativa frente a los enfoques neuroquirúrgicas, con resultados duraderos. Ver más en clínicas.]

 

Riesgos de infección en cirugía mayor oncológica…   Lee DH, Kim SY, Nam SY, Choi SH, Choi JW, Roh J (Oral Oncol 2011 may 2) evaluaron los factores de riesgo asociados con infección de heridas quirúrgicas (incisión, espacio o filtración/fístula) en cirugía oncológica en 697 pacientes con cáncer de cabeza y cuello. De los 697, 128 (18.4%) tenían factores de riesgo asociados a la ubicación del tumor, su estado avanzado, cigarrillo y alcohol, diabetes, historia de radioterapia o quimioterapia previas, anemia, hipoalbuminemia, sección mandibular,  reconstrucción de colgajo, traqueotomía, limpieza o contaminación de las heridas, transfusiones y tiempo de operación. Hallaron que los factores independientes de riesgo eran, en términos de proporción de probabilidades: cáncer bucal, 6.06%, historia de previa radioterapia, 2.85, traqueotomía 9.757 y limpieza o contaminación de la herida, 13.953. En contraste, la malignidad tiroidea fue un predictor de no infección,

 

CLÍNICAS

 

Neuralgia trigeminal. Diagnóstico diferencial en odontalgia atípica Por Carlos Marín (Revista Mexicana de Odontología Clínica Año 3/ Núm I/ 2009) (Tomado del original Melis: Headache, vol. 43(10), nov. 2003; 1060 - 1074)

 

La odontalgia atípica (OA) es probablemente una de las condiciones más frustrantes a la que se enfrentan los cirujanos dentistas. Se supo de ella por primera vez en 1947, gracias a Mcelin y Horton, y desde entonces se han realizado muchos informes clínicos.

 

Se presenta como dolor en el diente o en el lugar donde fue extraído, en ausencia clínica y radiográfica de patología del diente. Desgraciadamente, la ocurrencia de la OA es común; se manifiesta en 3 a 6% de pacientes que fueron sometidos a un tratamiento de endodoncia.

 

Existe una preponderancia en el sexo femenino, con una frecuencia de casos en mujeres con edad promedio de 40 años. Salvo los niños (no se han reportado casos), todas las edades pueden ser susceptibles. Se involucran con más frecuencia los molares y premolares, y se ve más afectado el maxilar superior que la mandíbula.

 

A la fecha, esta no es una clasificación universalmente aceptada para la OA. Según la Clasificación y Criterios Diagnósticos para los Desórdenes de Dolor de Cabeza, Neuralgias Craneales y Dolor Facial de la Sociedad Internacional de la Cefalea, la OA está incluida junto con el dolor DFA (un diagnóstico con código 12.8).

 

Dolor facial que no cumple con los criterios de los Grupos 11 y 12 (11: dolor de cabeza o dolor facial asociado con el desorden de cráneo, cuello, ojos, orejas, nariz, senos, dientes, boca u otras estructuras faciales o craneales. 12: neuralgias craneales, dolor de tronco de nervio y dolor por desaferentación). Es un diagnóstico de exclusión, basado en dejar fuera todas las otras patologías que se originan en los dientes y las estructuras adyacentes.

 

Es importante estudiar minuciosamente a todo individuo en quien se sospeche una neuralgia facial, incluyendo la neuralgia trigeminal, para descartar la presencia de alguna patología de base como la posible causa; de ahí que la primera forma en la que es posible clasificar esta enfermedad es en primaria o esencial, donde el examen clínico neurológico y las pruebas de laboratorio, gabinete, imagen (IRMC) y electroconducción revelan alguna enfermedad que explique la existencia del cuadro doloroso.

 

Ciertos pacientes poseen muchas características de NT, pero todavía algunos aspectos de su historia no concuerdan con las manifestaciones típicas de la condición. La literatura contiene muchas referencias de NT típica y atípica; la lista de diagnóstico diferencial es larga e incluye varias condiciones patológicas que afectan los senos, dientes, articulación temporomandibular, ojos, nariz y cuello.

 

Otras neuralgias craneales (neuralgia del glosofaríngeo, neuralgia del nervio intermedio, neuralgia del nervio laríngeo superior y neuralgia occipital) representan una dificultad para establecer el diagnóstico. Estas neuralgias son raras y pueden producir un dolor idéntico a NT, sin embargo, la situación puede ser diferente.

 

Cuadro 1. Criterios diagnósticos: odontología atípica

 

12.8 Dolor facial que no cumple con criterios de los grupos 11 y 12

A. Se presenta cotidianamente y persiste

B. El ataque está confinado a un lado de la cara. Puede extenderse al maxilar superior o inferior o a un área amplia de la cara o cuello. Es profundo y pobremente localizado

C. No se asocia con pérdida sensorial u otros signos físicos

D. En los exámenes de laboratorio, incluyendo Rx de cara y mandíbula, no se observa anormalidad relevante.

 

Toxina botulínica tipo A para el dolor miofascial temporomandibular persistente…   Ernberg M, Hedenberg-Magnusson B, List T y Svensson P (Pain 2011 abr 21) realizaron un estudio randomizado, con placebo como control, multicentrado, de la  eficacia de Toxina botulínica tipo A (BTX-A) para el dolor miofascial temporomandibular persistente (TMD). participaron 21 pacientes con TMD miofascial alivio con el tratamiento convencional. Usaron hasta 50 U de BTX-A o sol fisiológica (control) en 3 sitios estandarizados de los maseteros doloridos. Fueron seguidos hasta un mes después de terminadas las aplicaciones sin cambios significativos, excepto el dolor a la palpación, que disminuyó 3meses después de la sol fisiol (P<.05). Estos resultados no indican mejoría clínica relevante con BTX-A.

 

Sin diferencias sexuales...   Radlanski RJ, Renz H y Hopfenmüller W (Clin Oral Investig 2011 mar 10) quisieron saber si es posible determinar el sexo si sólo se ven los dientes anteriores, considerando los existentes estudios morfométricos que expresan un dimorfismo sexual de los dientes humanos. Usaron 50 fotografías donde se veían los dientes frontales de mujeres y varones (edad: 7 a 75 años), tapándoles los labios. Fueron mostradas a 50 expertos (dentistas, mecánicos dentales, asistentes y estudiantes) y a 50 legos. La evaluación estadística mostró que en la mayoría de los casos, el sexo era reconocido correctamente por una mitad e incorrectamente por la otra mitad. Concluyeron que aun cuando el dimorfismo sexual dentario humano sea mensurable morfométricamente, no pudo ser reconocido visualmente en las fotografías de los dientes frontales. Ni los expertos ni los legos fueron capaces de distinguir entre ambos sexos.

 

 

ENDODONCIA

 

Eficacia antimicrobiana de diferentes preparaciones de hidróxido de calcio...   Gangwar A (Indian J Dent Res 2011;22:66-70) probó los  medicamentos para conductos y su efecto antibacteriano vehículos como; preparado comercial de hidróxido de calcio (Metapex), fisiológica, glicerina, CMCP y Rexidine-M en gel. Con éstos armó 125 muestras. Usó cultivos para aerobios (Staphylococcus aureus, Streptococcus viridans, Streptococcus pyogens, Enterococcus faecalis), anaerobios (Lactobacillus, Bacteroides melaninogenicus) y un hongo común (Candida albicans). Halló que el hidróxido de calcio y el CMCP combinados daban la zona de inhibición máxima y el mayor efecto inhibitorio se vio a las 24 horas. La bacteria más susceptible fue el S. aureus y la menos susceptible el E. faecalis.

 

¿Es imperativo el re-tratamiento ante cualquier restauración temporaria relativamente vieja?...   David Keinan, Joshua Moshonov, y Ami Smidt (The Journal of the American Dental Association 2011, abril 1, 142; (4): 391-396) dicen que la necesidad de completar el cierre externo del tratamiento endodóncico es obvia. Pero, la importancia clínica de los estudios de microfiltración ha sido cuestionada por la amplitud y aun contradicción de sus resultados y son muy escasas las investigaciones que han demostrado con claridad una relación entre éxitos endodóncicos y fracasos por la filtración en tratándose de endodoncias excelentes. De la revisión de la literatura, los autores no hallaron claras  evidencias que sustenten el inmediato reemplazo de un tratamiento  bien obturado que haya estado más de tres meses solo por esa sospecha. Lo prudente es una nueva restauración y observar el diente por lo menos otros tres meses antes de hacer una corona.

 

Propiedades y aplicaciones del hidróxido de calcio en endodoncia y   traumatología...   Mohammadi Z y Dummer PM (Int Endod J 2011 may 2) incluyen la medicación en conducto entre sesiones, protección pulpa y selladores. También se usa en el tratamiento de las perforaciones,  fracturas y reabsorción radicular; en traumatología para, por ejemplo, tras avulsiones y luxaciones. El hidróxido de calcio puro en pasta tiene un alto pH (+ o - 12.5-12.8), una base fuerte. Logra sus acciones principales por disociación iónica en iones Ca(2+) y OH(-) y su efecto sobre tejidos vitales, inducción de  depósito de tejido duro y propiedades antibacterianas, éstas debidas –es probable – a la desnaturalización proteínica y daños al ADN y membranas citoplásmicas. Su eficacia no es tanta ante Enterococcus faecalis y Candida albicans. Es también efectivo contra endotoxinas. Todo completa el cuadro atribuido de méritos que incluyen acción antibacteriana y antifúngica y sobre el biofilm, sinergia con otros agentes y difusión de iones hidroxilos por la dentina y su toxicidad.

 

EndoSequence Bioceramic Root-end Repair (BCRR) o  agregado de trióxidos minerales blanco (MTA)…   Nair U et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2011 abr 19) tomaron 40 dientes unirradiculares, los instrumentaron, obturaron con gutapercha, apicectomizaron y retroobturaron con 2 diferentes materiales: agregado de trióxidos minerales blanco (ProRoot MTA White -  (WMTA) (n = 15) y BCRR (n = 15). Controles sin obturación apical (n = 10). No hallaron una significativa diferencia entre los 2 grupos experimentales, pero sí con los controles (P ≤ .05). Conclusiones: la habilidad de ambos selladores apicales para evitar las filtraciones es similar.

 

 

ESTÉTICA

 

Dentistas, personal dental y legos miran colores...   Nuray Çapa, Özlem Malkondu, Ender Kazazoğlu y Senih Çalikkocaoğlu ( The Journal of the American Dental Association  2010, en; 141 (1): 71-76)

The authors conducted a study to evaluate the influence of dentists’ and nondentists’ experience, age, sex, eye color and use of eyeglasses or contact lenses on tooth shade–matching ability.

incluyeron 120 participantes en este estudio en Estambul (periodoncistas, cirujanos bucales y maxilofaciales, ortodoncistas, endodoncistas, odontopediatras, prostodoncistas, restauradores, generalistas en práctica privada, mecánicos dentales, asistentes, estudiantes y legos). Los asignaron a uno de tres grupos: 1. de prostodoncistas, restauradores y mecánicos dentales; 2.  otro de especialistas y generalistas, y 3. asistentes, estudiantes y legos. Debían equiparar los colores de tres centrales artificiales (Vitapan de acrílico [colores 2L1.5, 1M2, 2R1.5]) con el sistema de selección de Vita (Vita Toothguide 3D-Master). Los éxitos en equiparar color para IM2 fueron un 53,3% en G 1; 30% en G2 y 20% en G3 (P = .017). Pero, no hubo una significativa diferencia entre los tres grupos para 2L1.5 y 2R1.5. Ni las hubo por sexo, color de ojos o uso de anteojos o contactos.

 

Infiltración de caries y flúor en ocultar el color de las lesiones blancas…   Rocha Gomes Torres C, Borges AB, Torres LM, Gomes IS y de Oliveira RS (J Dent. 2011 Mar;39(3):202-7) [Ver tema del mes.]

Los AA probaron la diaria aplicación de flúor, en sol y en gel, y la infiltración de resina (Icon(®)) y hallaron una significativa diferencia entre especímenes tratados con Icon(®) y las otras aplicaciones y el control. Conclusión: La infiltración resultó ser efectiva para enmascarar lesiones de caries blancas. Y ante un nuevo ataque ácido, el grupo infiltrado presentó el menor cambio de color. 

 

 

Lesiones no cariosas cervicales con recesión gingival…   Zucchelli G et al (J Periodontol 2011 may 4) proponen un proceso de toma de decisión para el tratamiento de las lesiones no cariosas cervicales (LNCC) asociadas a recesiones gingivales sobre la base de la relación topográfica con el máximo nivel de recubrimiento radicular (MNRR). Realizaron 5 tratamientos en 94 pacientes con LNCC y recesión gingival única: 1) colgajo coronariamente avanzado (CCA); 2) procedimiento bilaminar; 3)  odontoplastia coronaria + restauración + odontoplastia radicular + CCA; 4) restauración + CCA; 5) terapia restauradora. La evaluación clínica y estética, al año, fue realizada por el paciente y un periodoncista independiente, cuya satisfacción estética fue muy alta en todos los tipos de tratamiento de las LNCC y las clases de Miller de recesión gingival.

[— Clase I: recesión del tejido marginal que no excede la línea mucogingival, sin afectación del periodonto interproximal. Se puede conseguir un recubrimiento radicular del 100%. — Clase II: recesión del tejido marginal que excede la línea mucogingival, sin afectación del periodonto interproximal. Se puede conseguir un recubrimiento

radicular del 100%. — Clase III: recesión del tejido marginal que alcanza o sobrepasa la línea mucogingival, existe afectación del hueso interproximal o de la papila, o una malposición del diente que imposibilita conseguir un recubrimiento radicular del 100%. Se puede esperar un recubrimiento parcial de la lesión. — Clase IV: recesión del tejido marginal que alcanza o sobrepasa la línea mucogingival, existe una afectación del hueso interproximal, de la papila o una malposición dentaria tan severas, que no es aconsejable intentar el recubrimiento radicular.] Conclusión: Los abordajes propuestos fueron capaces de proveer  buena estética y correcto perfil de emergencia en la mayoría de los casos.

 

GERODONTOLOGÍA

 

Salud bucal en mujeres tratadas con biofosfonato…   Lo JC  et al (J Am Geriatr Soc 2011 may 3) dicen que se está tomando conciencia de las repercusiones bucales del tratamiento de la osteoporosis con biofosfonato. Respondieron 7,909 mujeres a una encuesta tras usarlo por lo menos 1 año y hasta 3 o más. Informaron 923 haber padecido síntomas dentales. Tenían 71±9 años; 70%, blancas; 74%, tenían alguna educación superior. La mayoría se cepillaba diariamente. Un 85% habían acudido a un examen dental el último año, un 22% usaba prótesis, y un 6% padeció enfermedad periodontal moderada a severa. Oral healthcare patterns varied according to age and race and ethnicity. Un 6.4%  (507) tuvieron una extracción el año previo y dos sufrieron osteonecrosis de los maxilares (0.4%). Se ve la importancia de identificar los factores de riesgo de osteonecrosis maxilar en mujeres mayores con uso de bisfosfonato.

 

 

IMPLANTOLOGÍA

 

Para reír con Hitler

Vea este video  desopilante sobre endo e implantes:

http://chevismo.com/h/28609

Agradecemos a la Dra. Ana Pereira habérnoslo enviado

 

Relación ente densidad ósea y estabilidad primaria de los implants…   Isoda K, Ayukawa Y, Tsukiyama Y, Sogo M, Matsushita Y y Koyano K (Clin Oral Implants Res 2011 may 5) hicieron una chanchada: colocaron 18 implantes Straumann en fémures de cerdos, midieron la densidad ósea con tomografía computada de haz cónico y hallaron que existía una alta correlación entre la densidad estimada por la TCHC y la estabilidad primaria de los implantes.

 

Efecto de la proporción corona/implante y el espacio para la altura de la corona sobre la distribución del estrés en implantes no ferulizados que soportan restauraciones...   Nissan J et al (J Oral Maxillofac Surg 2011 abr 28) construyeron un modelo fotoelástico con tres orificios verticales en una línea recta en el eje medio de él, en puntos  predeterminados y longitudes de 12 mm. Les insertaron 3  implantes. Cementaron dos calibradores de tensiones en el cuello de cada implante, en bucal y en lingual; éstos proveyeron una lectura simultánea directa del esfuerzo. Usaron 4 grupos de restauraciones cementadas con proporciones C/I de 1:1; 1:1.5; 1:1.75 y 1:2. Los espacios para la altura de la corona (EAC) fueron de 10, 15, 17.5 y 20 mm, respectivamente. Les aplicaron cargas simultáneas de 20 kg a 0 y 30 grados de la vertical. La aplicación oclusal de  fuerza a 30 grados mostró un aumento estadísticamente  significativo por bucal (1,588 ± 150 vs 2,610.59 ± 150) y palatino (64.92 ± 7 vs 146.59 ± 15) en los valores microtensionales al ir la razón C/I de 1:1 a 1:1.5 (P < .001). La aplicación a 30 grados en casos con razón C/I de 1:1.75 y 1:2 resultaron en la fractura del tornillo del emergente seguida de desprendimiento de las coronas. Los fracasos se notaron a EAC >15 mm. Conclusiones: El EAC es más significativo que la razón C/I para evaluar los efectos biomecánicos en detrimento.

 

Restauración inmediata with ti-unite implants: practice-based evidence compared with animal study outcomes...  George KM et al (Int J Prosthodont 2011 jun;24(3):199-203) confirmaron los resultados con animales en los primeros 100 implantes de TiUnite® en 24 pacientes usados en 9 años en la práctica de carga temprana, favorables frente a los protocolos de carga convencionales. Tuvieron un fracaso previo y ninguno posterior a la restauración definitiva con  una variedad de prótesis.

 

 

MATERIALES

 

Microestructura y durabilidad en cerámica...   Borba M et al (Dent Mater 2011 abr 30) evaluaron el efecto de la microestructura sobre tres cerámicas usadas como subestructura en PPF parciales fijas (YZ - Vita In-Ceram YZ; IZ - Vita In-Ceram Zirconia; AL - Vita In-Ceram AL) y dos porcelanas de recubrimiento (VM7 y VM9). YZ  y AL presentaron alto contenido cristalino y baja porosidad (0.1-0.2%). YZ dio el valor más alto de resistencia  (911MPa)  luego AL (488MPa) e IZ (423MPa). Los más bajos valores correspondieron a las porcelanas (68-75MPa). Excepto IZ y VM7, los valores m fueron similares en las cerámicas. Los más altos valores n fueron en YZ (76) y AL (72), seguidos por IZ (54) y los materiales de veneer (36-44). Las predicciones de durabilidad otorgaron a YZ la mejor performance mecánica. Es decir, que la microestructura influyó sobre el comportamiento mecánico y, por consiguiente, sobre la predicción.

 

Resistencia a la fractura premolares “endodonciados” con restauraciones de composite reforzados con fibra...   Geerts G, Pitout E y Visser H (Eur J Prosthodont Restor Dent 2011 mar;19(1):25-31) dividieron premolares superiores con endodoncia hecha en 4 grupos: O: acceso oclusal restaurado con composite directo; O+: como el O pero con refuerzo de  fibra; MOD: acceso oclusal y cavidad mesio-distal (MOD) y restaurados con composite directo; MOD+: como el MOD pero con refuerzo de  fibra adicional. Compararon por pares y clasificaron las fracturas en 4 grupos. El grupo O fue el más resistente (452.7N) y el MOD el más débil (292.4N). La mayoría de los no reforzados tuvieron fracturas desfavorables; en los reforzados fueron más favorables. La incorporación de fibra de vidrio debilitó los premolares con endodoncia, pero intactos; los premolares con MOD quedaron más fuertes con fibras, que en caso de fracturas resultaron más favorables.

 

Nanocomposite con fosfato de calcio amorfo en  nanopartículas para inhibición de caries...   Xu HH, Moreau JL, Sun L y Chow LC (Dent Mater. 2011 abr 21) sintetizaron  nanopartículas de fosfato de calcio amorfo (NACP), y generaron nanocomposite con NACP con liberación de calcio (Ca) y fosfato (PO(4)) para combatir caries e investigaron sus efectos sobre las características. Hallaron que la resistencia igualaba o excedía la de un producto comercial que casi no liberaba iones. Y duplicó la de los  previos composites con Ca-PO4. Además, el nanocomposite era "inteligente" pues aumentaba mucho la liberación de iones ante un cariogénico pH 4,  cuando es más necesario inhibir caries.

En otro trabajo (J Biomed Mater Res B Appl Biomater. 2011 abr 18) los mismos AA , concluyeron que el nuevo composite igualaba las propiedades mecánicas del comercial existente y rápidamente neutralizaba el pH 4 del ácido láctico. Redujo  moderadamente el desarrollo de S. mutans y aumentaría la  resistencia a la fractura.

 

Influencia de nanopartículas de plata sobre la elución de  monómero de composites fotocurados…   Durner J et al (Dent Mater 2011 abr 16) hallaron que las nanopartículas de plata agregadas al composite Tetric Flow en 0.0125, 0.025, 0.05, 0.1 y 0.3%  para reducir caries pueden influir en la polimerización y llevar a un incremento en sustancias eluibles ( canforquinona, bisfenol-A-dimetacrilato etoxilado (BisEMA) y trietilenglicol dimetacrilato (TEGDMA)

 

   Importante progreso en MTA como cierre apical…   Gandolfi MG et al  (Dent Mater 2011 abr 27) presentan un innovador cemento de calcio-silicato fotocurable con resina de bae  HEMA-TEGDMA (lc-MTA) destinado a obtener  una obturación apical de fraguado rápido (2 min) bioactiva, de baja solubilidad, gran liberación de calcio y alcalinizante. Probaron la formación con Ic-MTA de esferulitas de apatita  en 1 día, que por completo llenaban las porosidades interfaces y creaban una perfecta adaptación marginal. Lo novedoso es que la combinación de un polvo hidráulico de silicato de calcio y una resina poly-HEMA-TEGDMA hidrofílica crean las condiciones adecuadas para cirugía dental y maxilofacial. Dicen que es el primero y único cemento fotocurable de MTA calcio-silicato para  endodoncia y cirugía.

 

 

MISCELÁNEAS

 

El dentista en la cueva

 

 

Image: Drilling teeth

Paquistán, rico en cuevas, hace 9000 años albergó dentistas que, con una punta de piedra dura insertada en un palo que hacían girar,  producían cavidades del tipo hallado en dientes prehistóricos

En un cementerio prehistórico de la provincia de Baluchistan, en  Paquistán, los arqueólogos hallaron 9 cráneos con 11 orificios de unos 2,5 mm de profundidad obtenidos con un torno primitivo. Según Nature, fueron datados por carbono a un tiempo entre 5500 a.C. y 7000 a.C. Algunos estaban en ubicaciones posteriores difíciles de alcanzar aun con los recursos actuales.

David Frayer, un antropólogo de la Universidad de Kansas, declaró que su dentista se asombró con la perfección del tallado. Algunos investigadores se figuran que podrían haber usado un arco para hacer girar rápido la punta afilada de piedra del tipo hallado en el lugar. Roberto Macchiarelli, antropólogo jefe, de la Universidad de Poitiers, simuló una técnica así y logró esos orificios en menos de un minuto.

Image: Molar

Este molar fue hallado en una tumba neolítica en Paquistán. El alisamiento de los bordes de la cavidad indicaría que fue tallada bastante antes de la muerte de la persona.

Suponen Macchiarelli y Frayer que la perforación estaba destinada a reducir el dolor. Un maxilar tenía un diente tallado dos veces. Otro tenía tres dientes tallados. Cuatro de las cavidades halladas mostraban signos de caries, ninguno de ninguna clase de restauración.

El Dr. Richard Glenner, de Chicago, divulgador de historia de la odontología, opinó que pudo tratarse de un tallado decorativo o para liberar “malos espíritus,” no para cuestiones de caries. Pero Macchiarelli comentó que, por el contrario,  las localizaciones poco visibles hacen difícil pensar en un objetivo ornamental.

 

ODONTOPEDIATRÍA

Ansiedad a los 6-7 años y operatoria convencional, ART y ultra-conservadora…   De Menezes Abreu DM et al (Acta Odontol Scand 2011 abr 27) compararon los niveles de ansiedad en niños tratados mediante el sistema tradicional, con el restaurador atraumático o el ultra-conservador  A la segunda sesión no había diferencias en la ansiedad dental en niños que en la primera sesión habían sido tratados con cualquiera de los 3 protocolos

 

¿Cuándo intervienen los odontopediatras en caries oclusales? …   Valeria V. Gordan et al (J Am Dent Assoc febr 2010 141(2): 171-184) recibieron 517 respuesta a un cuestionario sobre las circunstancias de caries en que restaurarían. Tuvieron 326 que indicaron que en pacientes de bajo riesgo de caries, restaurarían lesiones localizadas en la porción interna del esmalte; un 90% lo haría si llegaran las lesiones a la porción externa de la dentina. En pacientes de alto riesgo de caries, el 77% (398 of 517) restaurarían quirúrgicamente en esmalte y un 94% si llegara a dentina. Los dentistas que no evaluaban el riesgo de caries era más probable que intervinieran en lesiones dentinarias (P = .004). En la práctica con uno a cuatro dentistas era de modo  significativo más probable la intervención quirúrgica ya en esmalte que con dentistas en grupos mayores (P < .001).

 

 

OPERATORIA

 

Precalentando los cementos duales…   França FÁ, Oliveira M, Rodrigues JA y Arrais CA (Braz Oral Res 2011 abr;25(2):174-9) estudiaron el grado de conversión y resistencia tensil final de cementos de resina duales ( Rely X ARC y Variolink II) calentados a 50º C antes o durante la polimerización. Y en 3 condiciones de curado: fotocurado, precurado y autocurado. No hallaron una significativa  diferencia en resistencia entre los grupos fotocurados a 25º C y a 50º C. Los grupos autocurados de Variolink mostraron mayor resistencia a 50º C que a 25º C (p < 0.05)..

 

Evaluación de un composite de baja contracción…   Burke FJ et ak (Dent Mater 2011 abr 21) encaran un composite  (Filtek Silorane - 3M ESPE) de reducida contracción de polimerización, reciente, que contiene una molécula circular con oxígeno ('oxirane') y cura vía una reacción de anillo catiónico abierto en vez de una reacción lineal en cadena asociada a los metacrilatos convencionales y da una contracción volumétrica de ∼1%. De 100 restauraciones, de  25,7 meses, promedio, en 64 pacientes (30 Clase I y 70 Clase II) no se había perdido ninguna en esos 2 años y no había   caries secundaria. Fueron óptimas en forma, 97%; 84%, en  integridad marginal; 77%, en oscurecimiento marginal; 99%, en color, y 93%%, en textura de la superficie.

  

Protección pulpar con un nuevo adhesivo…   Taira Y et al (Odontology. 2011 abr 23) probaron para protección pulpar directa, en ratas [quer se abstuvieron de cualquier comentario], unos sistemas de resina experimentales compuestos por imprimador-I (grupo 1-3 y 4-6), imprimador-II (grupo 1 y 4, 2 y 5, 3 y 6) y un agente adhesivo experimental (grupo III). Imprimador -I fue Clearfil SE Bond (CSE)  con 1,0 o 5,0 peso% de CaCl2 y imprimador-II fue CSE con 0,1, 1,0 o 5,0 peso% de un compuesto que péptidos sintéticos derivados de la proteína de la matriz dentinaria 1 (DMP1). Todos los grupos utilizaron CSE con 10 peso% de hidroxiapatita, polvo, como agente adhesivo. Un grupo control fue protegido con Dycal y otro con CSE. Los grupos 1, 4, 5 y 6 dieron  el nivel of mayor de dentina de reparación. A los 28 días, todos los grupos experimentales tenbían dentina de reparación extensa; los grupos 4, 5 y 6 demostraron un puente de dentina similar a la del control con Dycal.

 

 

ORTODONCIA

Asociación de apiñamiento anteroinferior con la presencia de terceros molares

Dulce Gutiérrez y Raúl Díaz

 

Introducción

El apiñamiento anteroinferior es una maloclusión de etiología multifactorial en la que intervienen la herencia, hábitos, dieta, crecimiento facial, longitud y ancho mandibular, tamaño dental, cambios funcionales. Además, los terceros molares (serotinos)4 pueden producir una fuerza anterior que lo causará. De acuerdo a su etiología, se puede clasificar en primario, secundario y terciario; es este último el que incluye la erupción del tercer molar, cuyo desarrollo, formación y posición en la arcada es muy variable. Clínicamente, la cantidad del apiñamiento se clasifica en leve (menor de 3 mm), moderado (de 3 a 5 mm) y grave (mayor de 5 mm).

Se ha sostenido que los terceros molares mandibulares pueden generar una fuerza anterior o movimiento mesial de los dientes posteriores, con una remodelación de la mandíbula que provocará separación en los puntos de contacto, lo cual traerá como consecuencia el apiñamiento de los incisivos inferiores, sin embargo, esta fuerza mesial no puede ser detectada fácilmente.

Pacientes y métodos

El objetivo del estudio fue establecer la asociación entre el apiñamiento anteroinferior y la presencia de terceros molares. Se revisaron los 2 530 expedientes del Departamento de Ortodoncia de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Odontología de la UNAM de pacientes ingresados durante los años 1998 a 2006 (muestra total disponible).

Se incluyeron aquellos cuya edad iba de los 20 a los 25 años, sin extracciones ni cirugía de dientes permanentes, sin tratamiento de ortodoncia ni ortopedia y que además contaran con ortopantomografía y modelos de estudio; fueron excluidos todos aquellos portadores de prótesis y con síndromes de cabeza.

Calibración

Para la realización del estudio se calibró una evaluadora con una muestra de 10 expedientes que cumplieron los criterios de selección. En la medición de los modelos de estudio se calibró con la colaboración del coordinador del Departamento de Ortodoncia de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Odontología de la UNAM; se obtuvo una concordancia interobservador de r=0.867, y en las ortopantomografías el diagnóstico de los terceros molares fue calibrado con ayuda del coordinador del Departamento de Imagenología de la misma Facultad; hubo una concordancia interobservador de k=0.925.

Medición del apiñamiento10,11,12

Para medir el apiñamiento en los modelos de yeso se determinó el espacio disponible y el necesario tal como lo describe Moyers.

Espacio disponible: se midió de la cara distal del canino inferior derecho a la cara distal del canino inferior izquierdo, por encima del borde incisal, con la ayuda de un alambre de latón calibre 0.024, el cual fue amoldado al hueso basal. Posteriormente se estiró para obtener la longitud anterior mandibular en milímetros

La diferencia en milímetros entre el espacio necesario y el espacio disponible fue la magnitud del apiñamiento anteroinferior (Fotos 1a, 1b y 1c).

 

Diagnóstico de los terceros molares

Las radiografías panorámicas fueron examinadas a través de un negatoscopio a fin de diagnosticar la presencia de los terceros molares. La información recabada se capturó en la base de datos correspondiente mediante el programa estadístico SPSS

Resultados

Se realizó un estudio transversal de 93 expedientes clínicos que cumplieron con los criterios de selección. En ellos predominó el sexo femenino (64.5%), el estado civil soltero (98.9%), la ocupación estudiante (93.5%) y el grado de escolaridad profesional (82.8%). Las edades de la población fueron de 20 a 25 años y la media fue de 21 años; la mayoría de los pacientes tenía 20 años (33.3%).

Prevalencia de terceros molares inferiores

 

 

Foto 1a. Obtención de la longitud anterior mandibular medida en mm

 

Foto 1b. Medición del espacio disponible

 

Foto 1c. Localización de la cara distal del canino inferior
derecho e izquierdo para la adaptación del alambre de latón y
la medición del ancho basal anterior

Foto 1d. Obtención de la medida del espacio disponible mediante
el estiramiento del alambre

Espacio necesario: se midieron los anchos mesiodistales entre los dos puntos de contacto de cada uno de los seis incisivos mandibulares, para lo cual se utilizó un compás de puntas finas y se sumaron cada una de las medidas obtenidas (Foto 2).

Foto 2. Medición de los anchos mesiodistales de los seis dientes
anteriores para determinar la cantidad de espacio necesario

                  

En la población estudiada se encontró que fue más frecuente la presencia de ambos terceros molares (74.2%) que de un solo molar (4.3%) (Cuadro 1).

Cuadro 1. Prevalencia de terceros molares

Terceros molares       n       %

Sin terceros molares  20     21.5

Un tercer molar          4       4.3

Dos terceros molares 69     74.2

Total        93     100

 

Terceros molares inferiores divididos en tres

grupos: ausentes, con un tercer molar y con dos

terceros molares mandibulares

Apiñamiento

Noventa por ciento de la muestra presentó apiñamiento anteroinferior; el apiñamiento mostró una media de 4±3.7 mm, con un intervalo de -7.2 a 17 mm.

Gradación del apiñamiento

Se retabularon las dimensiones del apiñamiento de acuerdo a la clasificación de Harfin.5 La proporción más frecuente fue la del apiñamiento grave (55%).

 

Se analizó la asociación entre la presencia de terceros molares y la dimensión del apiñamiento anteroinferior, para lo que se empleó la prueba de correlación de Spearman (rho), cuyos resultados fueron: rho=0.017, con un valor de p=0.872. Esto indica que la presencia de terceros molares inferiores y el apiñamiento dental anteroinferior son independientes.

Discusión

Proporción de pacientes con apiñamiento

En la muestra estudiada, 90% presentó apiñamiento anteroinferior, datos mayores a los reportados por Lundstrom13 (50%), Moorrees14 (48.3%) y Buschang15 (30%) en diferentes poblaciones. Sin embargo, Canut6 refiere que la proporción de apiñamiento puede ir desde 50% (en la población general) hasta 90% (en la población que acude a tratamientos dentales), donde el límite superior concuerda con nuestros resultados. Destaca que los individuos estudiados acudieron espontáneamente al servicio de ortodoncia debido a su necesidad de alinear sus dientes y mejorar su aspecto y función. En 55% de los pacientes que presentaron apiñamiento éste fue grave (mayor de 5 mm), porcentaje mayor al mencionado por Buschang15, quien reporta 17% de apiñamiento severo ≥7 mm.

Apiñamiento con relación al número de terceros molares presentes

De la población estudiada, 21.5% mostraba apiñamiento sin la presencia de terceros molares, resultado que apoya el planteamiento de Profit,10 quien menciona que el apiñamiento también se observa en individuos con ausencia de terceros molares, por lo que la presencia de éstos no es fundamental para que exista tal apiñamiento.

Asociación entre apiñamiento y presencia de terceros molares

Aproximadamente 3.2% de la población presentó apiñamiento anteroinferior con la presencia de un solo serotino, en tanto que 65.6% tuvo apiñamiento ante la presencia de ambos terceros molares. En 68.8% de los casos de población estudiada que tenían uno o ambos terceros molares existió apiñamiento anteroinferior.

Nuestros resultados no muestran asociación entre la presencia de terceros molares y el apiñamiento, lo que es coincidente con lo mencionado por Buschang en una muestra de mexicanos, blancos y negros. Linquist y Thilander reportan la obtención de 0.16 mm de espacio mandibular disponible si se realiza la extracción de terceros molares; por su parte, Vego encontró una diferencia de 0.8 mm en pacientes con y sin terceros molares, y Harradine refiere 1 mm de diferencia. Cabe hacer notar que las diferencias encontradas por estos autores son menores a un milímetro y sus resultados no son estadísticamente significativos.

En caso de agenesia de terceros molares puede existir apiñamiento por diferentes factores, ya sean de tipo congénito o ambiental18 que ocasionan que los dientes no se puedan colocar normalmente en los maxilares o puede deberse –según Bjork–19 a un incremento mandibular más que a la presencia de los terceros molares. Aunque Canut6 no descarta la influencia, tampoco presenta datos que evidencien el papel de los cordales en el apiñamiento terciario, cuya acción podría estar combinada con otros factores causales.

Conclusión

El tercer molar tiene un efecto sin significancia estadística en la alineación de los incisivos, es decir, no existe una asociación entre estos factores, ya que la presencia de terceros molares no explica el apiñamiento anteroinferior.

 

 

PATOLOGÍA

 

Estomatitis aftosa recidivante y tabaco útil…   Subramanyam RV (Med Hypotheses 2011 may 3) dice que, como es sabido, la estomatitis aftosa recidivante (EAR) afecta sólo la mucosa no queratinizada, no la masticatoria, y que es raro verla en fumadores; pero no ha sido explicado el porqué. Una hipótesis es que la capa de queratina bloquea el ingreso de antígenos y previene que ocurran EAR en la   mucosa masticatoria. Y como los productos de combustión de fumar causan queratinización tendrían un similar efecto en la mucosa de recubrimiento e inhibirían la EAR. Además, la nicotina o sus metabolitos pueden reducir las citoquinas pro-inflamatorias y aumentar las anti-inflamatorias, con una reducción de la susceptibilidad a las EAR por inmunosupresión y/o reducción en la respuesta inflamatoria.

 

  Características morfológicas y ultraestructurales de los cambios en la matriz extracelular del carcinoma espinocelular bucal…    Usha Agrawal, Himanshu Rai y Arun K Jain (Indian J Dent Res 2011, 22 (1): 16-21) estudiaron 72 casos de CEB para apreciar los cambios en la matriz extracelular; usaron hematoxilina-eosina (H-E) y tinción de Verhoeff-Van Gieson para fibras elásticas (VVG). El estudio ultraestructural demostró un incremento en oxitalano, elaunina y fibras elásticas y reducción de colágenas con algunas transformaciones asociadas a CEB y metástasis en los ganglios linfáticos. Concluyeron: La  transformación de fibras colágenas a elásticas y la pérdida de ambas en áreas de infiltración linfocitaria posiblemente  indica degradación de las fibras de la matriz por factores liberados de los linfocitos o las células tumorales y el efecto limitante del tumor por el remodelado de la matriz.

 

 

PERIODONCIA

     

Estrés psicosocial y estatus periodontal…    Sunil Goyal et al (Indian Journal of Dental Research2011, 22 (1): 6-9) vieron el estrés psicosocial como influencia sobre el periodoncio mediante el uso de un cuestionario y el nivel de cortisol sérico en 47 sujetos, ambos sexos, divididos en 2 grupos. El grupo I comprendió 16 casos de periodontitis crónica, a quienes se dio el cuestionario de estrés y se les midió índice de placa (PI), índice gingival (GI), índice de enfermedad periodontal (PDI) y nivel de cortisol. El grupo II comprendió 31 personas estresadas y las mismas mediciones. En el grupo I encontraron una correlación estadísticamente significativa (P<0.05) entre el cortisol y el PDI y con el PI. En el grupo II hubo correlación positiva entre estrés, cortisol, PI, GI y PDI. Encontraron una correlación estadísticamente significativa entre cortisol y fumar. En fin, el estrés puede ser un factor contribuyente en la enfermedad periodontal. El impacto del estrés sobre la salud periodontal no es sólo por presencia o ausencia, sino por tipo, duración y cómo lo enfrenta la persona. Personas bajo estrés  tienden a adoptar conductas como mala higiene bucal y mal  mantenimiento, fumar, bruxismo.

 

Melanina, el barrendero de la inflamación gingival…   Según S Nilima1 y KL Vandana (Indian Journal of Dental Research2011, 22 (1):38-43) los melanocitos epidérmicos actúan como una trampa de radicales libres. Sobre la base del papel protector de los melanocitos en la literatura médica, el papel de la pigmentación melanínica en la gíngiva necesita ser dilucidado. Con 80 sujetos formaron grupos de 20, según la pigmentación melanínica en base al criterio de Dummett [Clifton, el gran Presidente de la National Dental Associatiom]: 0 a 3. Y evaluaron los distintos marcadores de enfermedad periodontal (índice gingival, índice de sangrado) dieron un valor menor en los pigmentados que en los no pigmentados, que atribuyen a la acción protectora de la melanina.

 

  PREVENCIÓN

 

El cepillo dental abrasiona…   Tellefsen G et al (Int J Dent Hyg 2011 may 4) evaluaron la abrasividad relativa de  diferentes cepillos dentales, cualitativa y cuantitativamente. Hallaron que el cepillado con agua sola causa menos abrasión que con dentífrico. Seis-horas con agua causaban menos abrasión que 1 h con dentífrico. Con agua, el cepillo duro causó más abrasión, pero con dentífrico el blando generó más desgaste.

 

Dentífrico herbal sangrado gingival, higiene bucal y actividad microbiana...   Jayashankar S, Panagoda GJ, Amaratunga EA, Perera K y Rajapakse PS (Ceylon Med J. 2011 mar;56(1):5-9) probaron una serie de hierbas medicinales usadas en la India subcontinental: Acacia chundra Willd, Adhatoda vasica Nees., Mimusops elengi L., Piper nigrum L., Pongamia pinnata L. Pirerre, Quercus infectoria Olivier., Syzygium aromaticum L., Terminalia chebula Retz., Zingiber officinale Roscoe. Formularon un dentífrico con una mezcla de ellasa (15% en peso). Probada en 60 personas (pasta testeada o placebo) dos veces por día por 12 semanas. Evaluaron los distintos parámetros a las 4, 8 y 12 semanas). Los valores decrecieron significativamente en el grupo experimental en todos los períodos; no así en el grupo placebo. La pasta (Sudantha) señala beneficios que requieren más estudios.

 

MPC-Polymer Reduces Adherence and Biofilm Formation by Oral Bacteria...   Hirota K et al (J Dent Res 2011 mar 29)

Investigaron si el polímero 2-metacryloil-oxiethil fosforilcolina (MPC), biocompatible en agua, puede reducir la colonización estreptocóccica y la formación de biofilm. Hallaron que el MPC inhibe marcadamente la adherencia y la formación de biofilm de Streptococcus mutans. En pequeña escala clínica los colutorios con MPC inhibieron  el incremento del número de bacterias, en especial de S. mutans. Podría ser útil para prevenir la placa.

 

 Ionómero vítreo y resina como selladores, igualmente eficaces en prevención de caries…   Sachin Seth (The Journal of the American Dental Association abril 29, 2011, 142 (5) 551-552) espués de una revisión sistemática de la literatura, afirma que no hay diferencias en los efectos de prevención de caries entre el ionómero vítreo y y las resinas como selladores. Ambos son igualmente aplicables para sellar fosas y fisuras. Los IV se unen a dentina y esmalte, liberan flúor y son menos exigentes en cuanto a técnica. El uso de ambos dependerá, entonces, de factores como luz, humedad, cumplimiento del paciente y seguimiento.

 

 

PRÓTESIS

 

Retención y tensiones en emergentes de bolita para sobredentaduras…   Petropoulos VC y Mante FK (J Prosthodont 2011 may 3) compararon la retención y las tensiones generadas en el emergente de bolita estándar de Nobel Biocare, el emergente de bolita de última generación  (Yorba Linda, CA), el Zest Anchor, el Zest Anchor Advanced Generation (Escondido, CA), el Sterngold-Implamed ERA blanco, en Sterngold-Implamed naranja  (Attleboro, MA), in vitro,  modelo para sobredentadura. El  Zest Anchor Advanced Generation dio la significativa más elevada retención vertical y oblicua [37.2 (5.5) N y 25.9 (3.2) N, respectivamente]. El Zest Anchor la menor vertical [10.8 (4.2) N], y el Nobel Biocare Standard la menor oblicua [10.6 (3.0) N]. El Nobel Biocare Standard Ball dio las tensiones más altas [29.7 × 10(-3) (11.9 × 10(-3) ) J, 30.3 × 10(-3) (14.3 × 10(-3) ) J, respectivamente, vertical y oblicua]. El Sterngold-Implamed ERA White y el Zest Anchor la m3enor energía tensional [5.3 × 10(-3) (3.2 × 10(-3) ) J y 4.5 × 10(-3) (1.1 × 10(-3) ) J, respectivamente, vertical y oblicua]. Todo esto debe ser considerado al planear la  prótesis.

 

RADIOLOGÍA

 

Eficacia de la ultrasonografía comparada con el diagnóstico clíniico, radiográfico e histopatológico de las tumefacciones maxilofaciales...   Pallagatti S et al (Eur J Radiol 2011 may 19) evaluaron en 45 pacientes su condición, mediante el diagnóstico clínico, radiográfico y la ultrasonografía mediante el estudio histopatológico de quistes, tumoraciones benignas y malignas, linfadenopatías,  abscesos y otras infecciones. Ka precisión del ultrasonido  fue del 92.30% en quistes, 87.5% en tumoraciones benignas, 81.8% en malignas, 100% en linfadenopatías y 90% en  infecciones. Concluyeron que, junto con los exámenes  clínicos e histopatológicos, el ultrasonido en tiempo real funciona como valioso adjunto en el diagnóstico de las tumefacciones maxilofaciales.

 

SALUD

 

Los niveles de proteína en un tumor pueden predecir metástasis y recidivas

 

El examen de una determinada proteína tumoral puede detectar si un cáncer va a propagarse o reaparecer (Clinical Investigation, feb 2011), como indicaciones más precisas sobre la posibilidad de supervivencia.

En gran escala, en algunos años, ayudará a decidir cuándo tratar un tumor agresivamente para evitar una metástasis. "Este biomarcador puede ser útil para muchos tipos de cáncer", indicó la principal autora del estudio, Y. Peng Loh, de neurobiología celular del Instituto Nacional estadounidense de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD). "Actualmente no hay biomarcadores precisos que puedan proveer esta clase de predicciones y el pronóstico se determina de acuerdo a la etapa en la que se encuentra el cáncer".

Esta nueva variante de la proteína carboxipeptidasa E (CPE), que por lo general está involucrada en el procesamiento de hormonas como la insulina, fue descubierta por científicos de los Institutos de Salud estadounidenses y la Universidad de Hong Kong.

La proteína, CPE-delta N, resultó estar presente en altos niveles en células tumorales metastásicas de numerosos tipos de cáncer de hígado, mama, colon, suprarrenales y cuello y cabeza. A 99 pacientes con cáncer de hígado en etapas uno a cuatro, se les examinaron las células tumorales y del tejido circundante para detectar los niveles de CPE delta-N a través de la medición de ácido ribonucleico.

Cuando el nivel de CPE delta-N RNA en los tumores era mayor del doble que en los tejidos circundantes, "el cáncer tenía grandes posibilidades de reaparecer o hacer metástasis en dos años.” "En este nivel o por debajo de este nivel, el cáncer tenía mucha menos posibilidades de reaparecer."

Aplicando este método, los investigadores predijeron metástasis o recidivas en más de 90% de los casos; y acertaron 76% de las veces que previeron que el tumor no recidivaría. En algunos casos, hallaron que la proteína indicaba que el cáncer volvería en pacientes en la segunda etapa, que normalmente se habrían considerado libres de cáncer y no habrían recibido una atención particular luego de la extirpación del tumor.

"Por tanto, la proteína CPE delta N es un indicador mejor para evaluar la seriedad de la enfermedad que las técnicas actuales por etapas", dijo Loh. (Y. Peng Loh y otros)

 

 

TERAPÉUTICA

 

Articaína versus lidocaína …   Ryan G. Brandt et al (The Journal of the American Dental Association abril 29, 2011 vol. 142 no. 5 493-504) efectuaron una revisión de la literatura y estimaron estas implicaciones. Considerada la evidencia: apoya el uso de articaína versus lidocaína para lograr anestesia pulpar por infiltración; pero es prematuro  recomendar articaína en regionales inferiores en casos de  pulpitis irreversible.

 

Lesión del trigémino asociada a anestesia local…  Søren Hillerup, Rigmor H. Jensen y Bjarne K. Ersbøll (The Journal of the American Dental Association abril 29, 2011;142 (5) 531-539) revisaron la literatura de 1995 a  2007, y dieron con 292 reportes en Dinamarca, reacciones adversas a la local y 115 pacientes con lesión del trigémino asociada a la anestesia local con lidocaína 2%, mepivacaína 2% y 3%, prilocaína 3% y articaína 4% en cartuchos. La  articaína 4%, en particular en regionales inferiores habría causado más lesiones del trigémino y se trata de neurotoxicidad antes que penetración de la aguja. La implicación clínica sería que los profesionales consideraran evitar las concentraciones altas de articaína para regionales ante alternativas más viables.

 

                                    VOLVER