agosto 2007

 

Caries

 ¿Son eficaces los dentífricos fluorados?...   K.M.R.P. Alves et al (Caries Research 2007;41 (4):263) compararon la eficacia de dentífricos fluorados acidificados en relación con los neutrales convencionales (con  0,275, 412, 550 y 1,100 µg F/g (pH 4.5 o 7.0), más dentífrico comercial (1100 µg F/g) y otro para niños (500 µg F/g). Hallaron que el esmalte tratado con dentífrico acidulado sufría menos pérdida mineral que el neutro y los dos de carga media tenían la misma eficacia que el neutral de 1,100-µg F/g y el comercial de 1,100-µg F/g.

¿Influyen la caries y el mineralizante sobre la remineralización?...   R.J.M. Lynch, U. Mony y J.M. ten Cate, investigadores de  Unilever (Caries Research 2007; 41 (4):257), estudiaron el efecto de la técnica de preparación de lesiones cariosas artificiales y de la composición de la solución remineralizante sobre el resultado obtenido. Comprobaron que sí.

Las lesiones fueron preparadas con una similar pérdida de mineral total, pero diferente distribución del mineral, Usaron dos diferentes soluciones, con similar supersaturación con respecto de la hidroxiapatita (St), pero con proporciones de fosfato de  calcio que representaban la estoiquiometría de la hidroxiapatita o el líquido de la placa (PF). En todas las lesiones disminuyó significativamente la pérdida de mineral y la profundidad, así como de la misma manera aumentó el contenido mineral en zona (Zmax). Entre ambos fenómenos hubo una relación significativa, pero no dentro de cada tipo de lesión. Las PF fueron significativamente más eficaces que las St en algunas lesiones, llegando aun a remineralización casi total.

PF was significantly more efficient than St in high-R lesions,. 

 

Cirugía  

Queloide: ¿sirve la inyección de esteroide?...   Peter Donkor (Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2007 (7),1292) hizo una revisión del tratamiento de pacientes con queloides nuevos o recidivantes de cabeza y cuello del Hospital Docente de Kumasi, Ghana. La técnica quirúgica involucró la excisión intralesional de la mayor parte del queloide, cierre primario del defecto en la operación. Al retirar la sutura, a los 10 a 14 días, 40 mg de triamcinolona fueron inyectados en la lesión residual. La  inyección fue repetida en 2 ocasiones más a intervalos mensuales y los pacientes fueron seguidos hasta por lo menos 2 años. En 18 no hubo muestras de recidiva, sólo con la complicación de una hipopigmentación en el área.

  La panorámica, ¿da la posición del tercer molar?...  

Yoichi Nakagawa et al (Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2007; 65 (7), 1303) se preguntaron si la radiografía panorámica puede predecir un contacto físico entre el tercer molar inferior y el conducto dentario inferior en la tomografía computada 3D-CT. Examinaron 73 terceros de 65 pacientes en busca de la línea blanca del conducto dentario y el contacto o no entre diente y conducto en panorámicas y 3D-CT. La ausencia de la línea resultó estar asociada a un mayor riesgoi de contacto entre diente y conducto en la 3D-CT, tomados en cuenta posición, edad y sexo.

¿No interrumpo el anticoagulante?...   Ferrieri GB, et al (J Oral Maxillofac Surg 2007;65(6):1149) evaluaron las complicaciones de la cirugía bucal en 255 pacientes con anticoagulantes (warfarina), según se retirara éstos o no, con un protocolo de manejo perioperatorio estandarizado integral. Incluye considerar el riesgo de tromboembolia y de hemorragia. Incluyeron los sujetos con valores de INR < o =5.5. En 5 casos quirúrgicos tuvieron una complicación, dada en los pacientes con riesgo de tromboembolia y de hemorragia moderado a elevado. Concluyeron que se pueden tener resultados seguros y exitosos con complicaciones mínimas cuando (1) se evalúa el considerar el riesgo de tromboembolia y de hemorragia, (2) se emplea una técnica atraumática, y (3) se dan instrucciones postoperatorias  cuidadosas.

 

Clínicas

¿Lesiones aftoideas por bromuro de tiotropium?...   Vucicevic Boras V, Savage N y Mohamad Zaini Z.( Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2007, mayo 1;12(3) afirman que son conocidos algunos efectos colaterales del bromuro de tiotropium (usado como broncodilatador en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica): boca seca, gueto alterado, diversas reacciones alérgicas o tóxicas en los labios y/o dentro de la cavidad bucal. Los problemas se dan cuando el diagnóstico e informe depende para su exactitud del uso repetido del fármaco sospechado en un ambiente clínico controlado para estar preparado para las consecuencias fatales por el  shock anafilático. Informan de un caso, en un hombre de 65 a,  de uso de bromuro de tiotropium (Spiriva) combinado con HandiHaler, que se  manifestó como una ulceración bucal. En un  período de pocos meses generó úlceras bucales dos veces. Otras medicaciones que  usó por años no dieron ese efecto.

 

¿Qué saben de la boca los médicos?...   Sardella A et al (J Dent Educ. 2007;71(4):487) Investigaron la exactitud de los diagnósticos de enfermedades de la mucosa bucal efectuados por médicos de familia y de otros tipos y odontólogos generales, cuando remiten pacientes a la clínica universitaria. A lo largo de 3 años, compararon los diagnósticos presuntos con los diagnósticos histológicos del  especialista de la cátedra. Sólo 305 de 678 (45 %) de las notas de derivación incluían un diagnóstico clínico. Correspondieron 86 a odontólogos generales (86/305, 28 %); 76 a médicos con título odontológico (76/305, 25 %) y 143 (143/305, 47 %) por otros médicos. Es decir que más del 50 % de los profesionales no eran capaces de hace un diagnóstico clínico  de enfermedades bucales.  Sólo el 40 % de los diagnósticos provisionales (122/305) coincidió con el diagnóstico del especialista. La proporción de diagnósticos correctos fue del 40 % para los OG graduados como tales, 33 % para otras categorías de médicos, y 27 % graduados en medicina con postgrado en odontología.

¿Xerostomía en menopáusicas?...   Agha-Hosseini F, et al (Oral Dis. 2007 mayo;13(3):320) comparó en 42 mujeres menopáusicas (52-73 a), con sensación de sequedad bucal y sin ella (21 y 21), la tasa de saliva entera estimulada y la composición de la saliva estimulada con parafina; midieron. magnesio (Mg(+2)), calcio (Ca(+2)), cloruro (Cl(-)), fosfato inorgánico (Pi) y proteína total, sodio (Na(+)) y potasio (K(+)). No hallaron diferencias en el volumen de saliva ni en estos factores medidos, pero sí fue distinta la concentración de calcio, más alta en los controles. Se desprendería que es mayor el nivel de calcio salival en las mujeres con sensación de sequedad bucal.

Endodoncia

 

¿Se parecen cámara y corona?...  Chogle S et al (Gen Dent 2007 jun;55(3):218) señalan que la correlación de la anatomía de la cámara pulpar con la coronaria ofrece guías suficientes para el acceso a los conductos, como lo verificaron en 29 terceros molares humanos extraídos. El espesor de las paredes de la cámara en el límite cementodentinario varió según la circunferencia de cada diente. Los orificios de los conductos en el piso mostraron una pauta concordante con las puntas de las cúspides, lo que en efecto puede ayudar en el diseño del acceso.

 

¿Es la comunidad la persistente o un par de guapitos?...    Según  Paz LC (J Endod 2007 jun;33(6):652), el concepto de que la causa de la persistencia de las infecciones endodóncicas está en una o dos especies bacterianas demasiado robustas como para ser eliminadas por métodos convencionales merece ser revisada. El objeto de la revisión del A, desde una perspectiva ecológica, reside en presentar evidencia de que la persistencia depende de4 la capacidad de los gérmenes de adaptar su fisiología a las nuevas condiciones ambientales creadas por el tratamiento. Las modificaciones del medio, como un incremento en el pH por el hidróxido de calcio o el efecto de los antimicrobianos, son  capaces de desencadenar cascadas genéticas que modifican las características fisiológicas de las células bacterianas. La adherencia a la superficie por bacterias que forman biopelículas es un buen ejemplo de adaptación bacteriaa y es pertinente a las infecciones endodónticas. La información creciente actual sobre la existencia de comunidades polimicrobianas en las biopelículas de las paredes de los conductos, sumada a los nuevos datos que demuestran los mecanismos de adaptación de los gérmenes en esas biopelículas aumentan significativamente para una creciente  supervivencia. Esto sugiere que la persistencia de la infección por una especie es algo secundario comparado con las modificaciones de adaptación fisiológica y genética de la biopelícula de la comunidad polimicrobiana en respuesta a los cambios producidos por el tratamiento.

 

¿Descomprimimos quistes? Martin SA (J Endod 2007 jun;33(6):753) trató un central superior mediante terapia endodóncica y descompresión tentativa del quiste apical, con el objetivo de no lesionar estructuras vecinas. La persona mantuvo un tubo de látex colocado durante 6 semanas e irrigación diaria con clorhexidina al 0,12%. Logró la curación sin más intervenciones, comprobado a los 2 años.

Estética

¿Afecta el OZE la adhesividad?...    Carvalho CN et al (J Esthet Restor Dent 2007;19(3):144) parten de la consideración de que el eugenol es un radical que inhibe la polimerización de las resinas y es poco lo que se sabe del efecto de los materiales de restauración temporaria que lo contienen sobre la adhesión los distintas sistemas adhesivos que disuelven parcialmente la capa barro dentinario. In vitro, aplicaciones restauraciones temporarias de eugenol-óxido de zinc (IRM) por 24 h. Después, limpiaron las superficies ultrasónicamente. Las superficies dentinarias fueron tratadas con los siguientes adhesivos: Single Bond, Clearfil SE, e iBond. A continuación, les adhirieron cilindros de ZZ250 y a las 24 h probaron la resistencia adhesiva. Con Single Bond casi no hubo diferencia en los tratados con OZE y los controles. En los sistemas autoadhesivos, la adhesión fue mejor en los controles (sin OZE). En resumen, no se debe usar OZE antes de aplicar composites cuando se use Single Bond, Clearfil SE, e iBond

 

¿Son fuertes los márgenes de composite?...    Watts DC et al (Dent Mater 2007 jun 17) buscaron la manera de determiner la resistencia de los márgenes de las restauraciones de composites in vitro. Probaron 5 composites en 7 subgrupos de distancias al borde de 0.4, 0.5, 0.6, 0.7, 0.8, 0.9 y 1.0mm. Tomaron como resistencia a la fractura marginal una distancia de 0,5 mm y hallaron que la mayor fuerza para el fracaso la mostró el Tetric Ceram (174.2N) y la menor el Filtek Supreme (esmalte) (87.0N). 

Gerodontología

¿Betel para más caries de ancianos en Sri Lanka?...    S. Kularatne y L. Ekanayake(Caries Research 2007; 41: 252) hallaron que en el grupo etario mayor (600 sujetos de 80 o más, con 13.4 ± 8.7dientes), la prevalencia de caries radiculares era elevada (89.7%, con predominio de los molares) y consideraron predictores al hábito de mascar betel, a la edad y a la cantidad de raíces de dientes conservados con recesión gingival.

 

¿Osteoporosis y reflujo?...   Uetake T y Enomoto N. (Nippon Rinsho 2007 mayo;65(5):933) hallaron que en Japón la osteoporosis y el reflujo esofágico estaban relacionados. Las mayores se ven complicadas por el cambio de posición (cifosis) por la osteoporosis por la menopausia, algunos fármacos como los bisfosfonatos o los AINE.

Implantología

¿Vasos linguales causan hemorragias?...   Longoni S et al (Implant Dent 2007 jun;16(2):131 ) investigaron si había riesgo de vida en la perforación de la tabla cortical lingual mandibular por trauma arterial de las ramas terminales de la sublingual, en los casos de implantes interforamíneos y área donante de hueso. Concluyeron que debería hacerse siempre una TC cuando se trabaje en esa área, tras revisar 100 mandíbulas y tomarles TC. En 80% hallaron por lo menos 1 conducto lingual, detectado por lo menos en el 60% de los casos con lka TC.

 

¿Miniimplantes para siempre?...   Shatkin TE et al (Compend Contin Educ Dent 2007 feb;28(2):92) hallaron que los implantes Mini, aun más pequeños que los pequeños (SDI = 2.75 mm a 3.3), pues tienen de 1,6 a 2,4 mm de diámetro, pueden ser útiles en uso a largo plazo. En el curso de 5 años, colocaron 2514 en 531 pacientes y los siguieron un promedio de casi 3 años. Sostuvieron prótesis fijas y removibles en ambos maxilares y mostraron una supervivencia del 94,2%. Fueron predectores de fracaso las removibles, el maxilar superior posterior, el hueso atrófico y el cigarrillo. Los 145 fracasos se dieron en unos 6 meses, vinculados al tiempo de osteointegración. Son una solución al alcance del odontólogo, no una panacea.

 

¿Injertos para atrofias?...   Beltrao G et al (Dentomaxillofac Radiol 2007 en; 36(1):45) se valieron de radiografías cefalométricas laterales, con un marcador metálico dentro de una cubierta de acrílico, para decidir el método de injerto óseo más apropiado para la reconstrucción de hueso maxilar atrófico en 13 pacientes desdentados de entre 27 y 47 años (2 v y 11 m). Usaron injerto superpuesto para 12 y en 1 hicieron una reconstrucción Le Fort con injerto interpuesto. En total, colocaron 95 implantes, con pérdida de 5. 

Materiales

¿Nanocomposites?...    Tian M et al (Dent Mater 2007 jun 16) investigaron la posibilidad de reforzar las resinas dentales Bis-GMA/TEGDMA (sin relleno convencional vítreo) y composites  (con relleno convencional vítreo) mediante la impregnación de diversas proporciones de silicato nanofibrilar (NF). Esto podía derivar en dos efectos opuestos: uno de refuerzo por los cristales libres NF distribuidos de modo separado y uniforme, o uno de debilitamiento por la formación de aglomerados de fibrillas. Al lograr la distribución uniforme y bien separada mejoran significativamente las propiedades mecánicas del composite. Sólo con impregnación de pequeñas fracciones de masa (1% y 2,5%).

¿Qué tal la unión cerámica con resina?...   Moharamzadeh K et al (Dent Mater 2007 jun 7) quisieron averiguar cómo se loigraba mejor resistencia en la unión cerámica y resina, si dependía de la aspereza de la superficie y cómo se logra, si  (1) pulida, (2) arenada, (3) grabada con ácido hidrofluórico o (4) arenada y grabada. Trataron las superficies con un método optimizado de silanización, más una resina sin relleno y la resina cementante. No hubo diferencias significativas de resistencia a la fractura entre los 4 grupos Se podría deducir que el arenado da suficiente retención micromecánica, sin grabar, cuando se utiliza un procedimiento adecuado de silanización.

Misceláneas

¿En qué idioma escribe, profesor?

Decíamos en el EDITORIAL, que los artículos científicos no debieran dejar al descubierto lo que simplemente ha sido traducido del inglés, que se mezcla con lo expresado en castellano anglofonizado (¿o afrancesado?); porque cuando no se copia literalmente se copia mentalmente: está en castellano (es un decir) y suena a inglés (¿traducido, inspirado?).

Tomamos como ejemplo un artículo publicado en RAOA de junio, de cuyos autores no dudamos ni una pizca de su calidad profesional y quede bien a salvo su buen nombre y honor.

El título. Dice así: Estética con cerámicas sin metal:circonia y su aplicación con CAD/CAM Cercon.

1.                       Es incorrecto mencionar marcas registradas en un título (Cercon)

2.                      Es innecesario poner “estética con” dado el material en estudio

3.                      No existe la palabra “circonia” en el Diccionario de la RAE, sino circón (que es un óxido de circonio; en inglés, zircon) o circonio (que es un elemento, metal terroso, en inglés zirconium). Ver detalles en

4.                      Podría decir así: Cerámica sin metal, circón y CAD/CAM . Quedaría todo expresado, incluida la obvia estética.

Con mi criterio personal y discutible, considero que los artículos deben ir al grano, que si uno quiere saber de porcelanas va al notable texto de Malean (1980) y si desea aprender sobre el uso del circón, puede ir directamente al punto que los AA titulan “Circón, introducción,” donde aportan una instructiva descripción. Me intriga el comienzo, donde dice “desde mediados de siglo” e imagino que está tomado textualmente de alguno de los sólidos trabajos y libros del pasado siglo que aparecen en las referencias.

Estos aspectos no pueden ser corregidos por el Director ni por el mejor corrector, pero éstos no debieran dejar pasar cuestiones elementales como tildar los neutros “eso”  o “esto”, para colmo ahora que está permitido no tildar el femenino o el masculino.

Y ya me cansé y también se habrán cansado mis lectores a quienes les importa un rábano, un comino, un bledo, el correcto uso del idioma castellano o la buena redacción, que lo importante es sumar puntos para el currículo o pesos para la hucha. ¡Abur!

¿Qué conio es el circonio?

Si en vez de zeta o ce usáramos ese sería un lord inglés peculiar. Según el Diccionario de la Real Academia Española, circonio. (de circón). 1. m. Elemento químico de núm. atóm. 40. Metal no muy abundante en la corteza terrestre, se encuentra casi siempre en forma de silicato, en el circón. De color negro o gris acerado, es refractario, mal conductor de la electricidad y de gran resistencia mecánica y a la corrosión. Se usa en lámparas de incandescencia, tubos de vacío y en las industrias cerámica, química, aeronáutica y nuclear. (Símb. Zr). Los términos del francés, como tantale y similares se transforman mediante agregado de “io”. En el caso del zirconio, en el DRAE-1992 convive la zeta y la ce. La palabra circón proviene del persa zargûn (literalmente,  “color de oro"); los árabes sustituyeron con una "k" la "g": zarkûn > zircon. Describe uno de los colores de la piedra (Zr(SiO)4)..

Es decir, circonio es el elemento químico y circón es, según  la Wikipedia, el dióxido de zirconio (ZrO2), cristalino y blanco. Natural, es la badelita. Sintetizado, en diversos colores, es usado en joyería. (Los joyeros lo denominan “zirconio cúbico”, CZ o circón, pero estos nombres no son exactos químicamente: propiamente, zircón es el nombre del silicato de circonio (ZrSiO4) natural.) Apple lo utilizará como caja para iPods por su permeabilidad radial. Para su estabilidad dimensional, se le agregan MgO, Y2O3, CaO y Ce2O3. Este material es usado también en la confección de subesqueletos para restauraciones dentales, como coronas y puentes, que después se recubren con porcelana feldespática.

La circonia no es la versión femenina, sino el nombre que los anglófonos dan al circón (ZrO2)

Nota de la R. Conio es coño mal escrito: 1. interj. U. para expresar diversos estados de ánimo, especialmente extrañeza o enfado.

 

Odontopediatría

¿Con qué se rompen los primarios?…   Passi S et al  (J Clin Pediatr Dent 2007 primav;31(3):164) resumen que probaron varios materiales de restauración en dientes primarios y que la mayor resistencia a la fractura la hallaron con Ormocer y la menor con cemento de ionómero vítreo.

 

¿Habrá alguna reparación?    Brambilla GP y Cavallè E. (Int Dent J 2007 abr;57(2):100) presentaron 15 casos de fracturas de dientes anteriores, sin pérdida de vitalidad, resueltos con reinserciones, carillas y composites directos. No tuvieron fracasos por lesión pulpar ni por signos radiográficos de lesión apical. Los trozos reinsertados en 2 casos dejaban ver una línea a los 2 años, según incidiera la luz. En las restauraciones directas, 3 casos adultos mostraron oscurecimiento a los 24, 28 y 40 meses. No se fracturaron ni despegaron las carillas de porcelana colocadas. Los autores sugieren usar, siempre que sea posible, la readaptación. Consideran apropiadas las restauraciones directas en los jóvenes, que tienen más probabilidades de experimentar traumas que los adultos. En adultos, el tratamiento de elección, por duradero, sería la restauración con veneers de porcelana.

 

Operatoria

¿Filtra fácil la fibra?…   El-Mowafy O et al (Oper Dent 2007 jun;32(3):298) se propusieron averiguar en 54 molares el efecto en la filtración de los insertos de vidrio y de polietileno colocados en restauraciones de composite con los márgenes gingivales en la superficie radicular. Concluyeron que reducen la microfiltración, cualquiera que hubiera sido el adhesivo utilizado, que fueron 3: Scotch Bond Multipurpose, Clearfil SE Bond y Xeno IV. Con Clearfil SEW + Filtek P-60 tuvieron los valores menores. Usaron 2 tipos de fibras: de vidrio (Ever Stick) y de polietileno (Ribbond), de 3 mm de largo.

¿Qué usan los ingleses?…   Hicieron los ingleses una encuesta para saber qué usaban los dentistas de por allá para restaurar los molares cariados y lo publicaron en el British Dental Journal (2007; 202, 744) junto con unas palabras interesantes del Director y un útil comentario. De 500 cuestionarios, recibieron 267 respuestas. Un 61% dijo que sentía que se había reducido el uso de la amalgama; un 75% consideró que había aumentado el empleo del composite, y casi todos afirmaron que el factor más influyente era la voluntad de los pacientes de estética (89%), el pedido de cierto material (78%) y la confianza del dentista en ese material(76%). Había confusión sobre la conveniencia del dique y del forro apropiado y de qué era conveniente en embarazadas.

El Director opinó que es interesante salir a averiguar qué pasa en el mundo real, no en el de los textos escolares de qué se debe hacer. La elección de composites para posteriores es fascinante en muchos sentidos, pues pone un espejo metafórico y, en cierto modo real, de la manera en que se toman muchas decisiones en la práctica cotidiana. Si bien el uso de este material ha venido creciendo también se ha dado un equilibrio entre estética y función, ciencia y preferencias del paciente, beneficios y desventajas, frente a la alternativa que es la amalgama. Factores en conflicto cuyo papel es difícil desechar por lo visto aquí. En claro queda que la amalgama no ha muerto pese a los agoreros; entre otras cosas, como dicen los AA, porque aún no sabemos de las consecuencias a largo plazo del uso de los composites. Un lector comenta que no se espera en por lo menos 10 años la desaparición total de la amalgama.

¿Tienen resistencia los marginales?…   Shahrbaf S, Mirzakouchaki B, Oskoui SS y Kahnamoui MA (Oper Dent 2007 jun;32(3):285) evaluaron la resistencia marginal según los espesores de los rebordes en 90 premolares con tratamiento endodóncico restaurados con composite. Los dividieron en 6 grupos con cavidades DO, sin llegar a más de 1,5 mm del límite amelocementario, con anchos de 3,5 mm en gingival y 3 mm en oclusal: (1) sin endodoncia (más 5 con endodoncia) y (2) con MOD, restaurada igual que 3 a 6 con Single Bond, 3M y composite Z 250, 3M; 3 a 6 tuvieron un ancho de 2, 1,5 y 0,5 mm en mesial, respectivamente. Las cargas necesarias para fracturar las muestras de cada grupo fueron (en N): 1: 732 +/- 239, 2:489 +/- 149, 3: 723 +/- 147, 4: 696 +/- 118, 5: 654 +/- 183 y 6: 506 +/- 192). Las diferencias entre 1 y 2 y 6, y también entre 3, 4 y 5 comparados con 2 y 6 fueron estadísticamente significativas (p < 0.05).

 

Periodoncia

¿Afecta el ultrasonido la superficie estética?...   Lai YL, et al (Oper Dent. 2007 jun;32(3):273) probaron en cavidades de Clase V con 5 materiales estéticos: fluida (Tetric Flow), un  compómero (Compoglass F), un ionómero (Fuji II), un ionómero modificado (Fuji II LC Imp) y un composite (Z100). Les aplicaron tartrectomía sónica y ultrasónica y determinaron la condición final de la superficie con un profilómetro. Hallaron significativos incrementos de aspereza en todos, con ambos métodos. Con la sola excepción del Tetric Flow, fue peor el ultrasonido. Z100 y Tetric Flow, mostraron menos alteración, con el máximo para el Fuji II. Todos se mostraron por encima del nivel crítico de aspereza de 0.2 microm.

¿Cuándo está indicada la ferulización?...   Mosedale RF. (Dent Update 2007 abr;34(3):168) resume sus observaciones diciendo que si el grado de pérdida de inserción es tal que se hace probable la necesidad de ferulización, esto debe ser tenido en cuenta desde un principio. Bien usada, la ferulización periodontal puede mejorar muchísimo el bienestar, el pronóstico y el resultado en casos serios; pero mal usada puede causar más deterioro de la enfermedad periodontal.

¿Más bolsa, menos salud?...   .Lagervall M y Jansson L. (Swed Dent J. 2007;31(1)) analizaron estadísticamente la relación entre la presencia de enfermedades generales y la cantidad de dientes presentes más la profundidad de sondaje de las bolsas periodontales (> o = 5 mm), en 1854 persona (797 v y 1057 m). Descartaron estadísticamente los otros factores factibles. Los no fumadores con enfermedad cardiovascular, diabetes y artritis reumatoidea tenían menos dientes, significativamente, que los no fumadores sin enfermedad general. Concluyeron que esas enfermedades pueden ser consideradas indicadores de riesgo de pérdida de dientes.

Prótesis

¿Y si nos conectamos?…   Pienkos TE et al (Prosthet Dent 2007 may;97(5):29) saben que es preciso conectarse, sólo que se preguntan si es posible reducir las dimensiones de los conectores mayores de las prótesis removibles a favor de la comodidad del paciente y de la salud de los tejidos blandos. ¿Cuál será el espesor mínimo de conectores que no afectan la resistencia funcional adecuada? Confeccionaron 60 PR de aleación de cromo-cobalto (Vitallium), cuyos conectores fueron una barra lingual en las inferiores, con 4, 3, 2 1/2 y 2 mm de altura oclusogingival, y 1,6 mm de espesor. En las superiores, .una TIRA palatina (de 8, 6, 4 y 2 mm de ancho) o una TIRA anteroposterior (de 10 x 6, 8 x 4, 6 x 2.5, y 4 x 2 mm). Todos los esqueletos superiores tenían 0,65 mm de espesor. El diseño era una Clase II Kennedy, Mod I. Las sometieron a fuerzas masticatorias simuladas y a caídas desde 1m. Concluyeron que es seguro reducir las dimensiones de algunos conectores mayores sometidos a cargas normales. Hay riesgo de deformación si la prótesis es dejada caer.

¿Cero grado es bueno?…   Sutton AF y McCord JF (J Prosthet Dent 2007 may;97(5):292) entregaron a cada una de 45 personas 3 juegos distintos de prótesis completas, con 3 clases de dientes posteriores: 0 grado, anatómicos y  lingualizados. Cada juego fue usado 8 semanas, aleatoriamente. La percepción de los usuarios fue que las formas lingualizadas era superiores en términos de dolores en la boca, ulceraciones, aptitud masticatoria e interrupciones de las comidas, por sobre los de 0 grados. Las personas con dientes anatómicos tenían menos problemas para comer en relación con los de 0 grados. No fueron significativas las diferencias entre los lingualizados y los anatómicos.

¿Cuánto durarán los pilares de removibles?…   .Piwowarczyk A et al (J Prosthodont. 2007 jun 9) encontraron que las dentaduras parciales removibles retenidas por coronas cónicas tienen un pronóstico clínico favorable. Colocaron 97 removibles en 97 personas durante 4.9 +/- 2.8 años, sostenidas por 445 dientes naturales pilares. Las variables consideradas fueron movilidad y profundidad media de sondeo de bolsas y pérdida ósea radiográfica. Fueron registradas las condiciones al comienzo, durante el uso y al término del estudio. Hubo que extraer 30 dientes. El análisis estadístico de los efectos de las variables sobre el tiempo hasta la extracción no halló que fueran significativas. En los dientes no extraídos, se observaron con el tiempo cambios significativos para las variables de movilidad dentaria y de pérdida de hueso radiológica.

Terapéutica

¿Es el miconazol un mono de gran naso?...   Lodi G et al (Br J Dermatol. 2007 jun;156(6):1336) piensan que, más bien, es un antimicótico, indicado para la candidiasis, y lo probaron en 35 milaneses (y milanesas) como tópico conjuntamente con el propionato de clobetasol para el tratamiento del liquen plano bucal (LPB), en un estudio aleatorizado de doble ceguera, durante 6 semanas. Los 30 milaneses (y milanesas) que terminaron el estudio mostraron mejoría clínica y subjetiva a las 3 semanas. El agregado de miconazol no afectó en forma significativa los signos y síntomas del LPB. Entre los tratados no hubo casos de candidiasis, pero sí 5 de los 15 placebos.

   

Glucemia, local y diabéticos…   Tily FE y Thomas S (Int Dent J 2007 abr;57(2):77) verificaron que la presencia de epinefrina en el anestésico local no afecta a sanos ni a diabéticos, excepto los que no hubieran usado su medicación ad hoc.

                         VOLVER