Comencemos NUESTRO SEXTO AÑO con una sonrisa, 

mejor que editoriales

 

Un estadístico (que es quien analiza los datos que usted no entiende de un trabajo científico y los pone en términos menos claros aun) es un tipo que puede tener la cabeza en un horno, los pies en un congelador y afirmar que, en promedio, está bien. 

Es el mismo tipo que cuando les corta la cabeza a 10 ratas y una sobrevive, dice que el dato no es significativo.

Cuando ese tipo tuvo mellizos, después de mucho tiempo, lo festejó con la esposa y se lo contó al cura de su parroquia. Éste le dijo “tráigalos para bautizarlos”. Y el estadístico contestó: “Vamos a traer uno solo; el otro lo dejo como control.  

No para recatados: 

Una pareja, ambos de 67 años, consulta al sexólogo y le preguntan si puede observarlos mientras mantienen una relación sexual.

El profesional lo piensa y finalmente acepta. Ellos lo hacen y, cuando terminan, les dice que no observó ningún problema. Y les cobra los $30 de la consulta.

Cuando la misma escena se repite varias veces, exactamente, el terapeuta les pregunta qué están tratando de averiguar.

“Nada,” dice él, “lo que pasa es que los dos somos casados, el hotel nos cobra mínimo $50. Lo hacemos acá, pagamos $30 y la Obra Social nos devuelve $15.  

         -----------------------------

   

Este chiste es un editorial por sí solo. No conozco quién es el Autor (con mayúscula), pero representa la mentalidad de quienes no quieren enterrar el pasado y mirar hacia el futuro. El amo no está más... ¡la libertad lo espera!

Una duda: ¿sabremos vivir en libertad real?

                 Dr. Horacio Martínez     

                       Dr. Emilio Bruzzo

                            volver al indice                         

                                                         VOLVER