septiembre 2013

 

EDITORIAL INVITADO

Diferencias entre dientes británicos y norteamericanos

Por Julie Frey

 

Ricky Gervais, astro británico creador de The Office, contó que un periodista norteamericano supuso que usaba dientes falsos para su papel en el filme Ghost town. “Estaba horrorizado de que dientes tan horribles fueran reales,” dijo Gervais. “Es que es la gran diferencia entre británicos y norteamericanos, ellos están obsesionados con los dientes perfectos.”

Los norteamericanos se sorprenderían al enterarse de que los británicos se mofan de ellos por sus dientes tan perfectos, con su sonrisa tan uniforme que distrae, de tan ofensiva blancura. “Para mí una hilera de dientes blancos perfectos sólo dice “norteamericana.” “A mí denme un diente natural en cualquier momento,” escribió un británico en respuesta a esa historia. “Dientes así son tan obvios como un lifting o un busto exageradamente aumentado,” concordó un dentista estético americano.

Los estereotipos dicen que los dientes ingleses son marrones y los de US brillan en la oscuridad. ¿Puede usted decir cuáles de estas celebridades son norteamericanos y cuales británicos?
(Respuestas al final.)


Reveamos las celebridades…

1.          Brad Pitt, USA
Sus diente son los más requeridos a dentistas  cosméticos.

2.          Julia Roberts, USA
Las norteamericanas requieren dientes coo los suyos al hacerse estéica dental.

3.          Reuna Isabel, UK
La monarca luce una sonrisa británica apropiadamente británica

4.          Príncipe Carlos, RU
Luce orgullo británico en sus dientes.

5.          Johnny Depp, USA
Este actor usó carillas piratas por más de un año haciendo Piratas del Caribe.

6.          Ricky Gervais, UK
Nadade dientes falsos para si mismo; son lo genuino.

7.          Amy Winehouse, UK
Su sonrisa decididamente no es estándar wn el mercado norteamericano.

8.          Barack Obama, USA
Dentistas de todo el  espectro elogian la sonrisa  presidencial.

 

                                                Horacio Martínez

                                                          

                                         VOLVER