junio 2003

             OBE ¿-sidad., -lisco, -diencia?

OBE sin agregados, es decir, Odontología Basada sobre Evidencia es tema más que suficiente para un editorial.

Editorial es la parte esencial, vital, de un medio de comunicación. Si el Director o las Autoridades de la benemérita Organización Profesional no tienen nada que decir, ¿para qué publican una revista?

Los editoriales no tienen por qué expresar temas gremiales. Pueden tocar temas científicos. Siempre que tengan algo que decir. Y que sepan. Como sabe la Directora del JADA, que además de Profesora es Presidenta del IADR (!) y ahora Decana de su Facultad.

Lo malo es que algunas revistas son meros archivos de artículos recibidos, sin ningún criterio de prioridades, sin ninguna consideración por la audiencia cautiva que representan todos los socios.

¿Hay más de un artículo de interés para el odontólogo general, es decir, la gran mayoría de los socios? Quizá la revista se publica para satisfacer las necesidades de publicar -y quizás de leer - de los dirigentes, profesores y alumnos de la institución y de su universidad.

Las revistas privadas, las que viven de la publicidad y del rating (medición de audiencia), los throwaway de los norteamericanos, tienen la ventaja de que necesitan ser leídas o mueren. Las revistas institucionales debieran tener el mismo criterio, hacer de cuenta que se quedan sin lectores con artículos que leen sólo un puñado de especialistas.

Las instituciones publican revistas para tener algo que dar a los socios y resulta que no les dan nada.

Las instituciones publican revistas por que quieren decir algo a los socios y no les dicen nada, ni los dirigentes ni el director. La revista de muy distante aparición periódica de la mayor institución nacional no publicó editorial en su último número (ni en muchos anteriores).

¡Hay tantos temas científicos! (Ya que les temen a los societarios y gremiales, o ahí sí que no tienen nada que decir... porque no hicieron nada.)

Universo trató el tema de los antiamalgamistas en su editorial anterior. En éste (si para de dar vueltas el autor) toca el tema de la OBE y se quedan tantos en el tintero. En serio, ¿no tienen nada que decir los supercientíficos superciliares?

“OBE es una nueva denominación para un viejo concepto que la ADA ha adoptado siempre, que es la base científica de la odontología,” dijo el Dr. Amid Ismail, de la Universidad de Michigan y miembro del Consejo Asesor en OBE de la ADA. Esto es lo que ha hecho la ADA siempre y cualquier grupo u odontólogo serios. Comparar trabajos y sus datos, evaluar la calidad de las pruebas y sacar conclusiones que beneficien a los pacientes.

Mucho más podría decir de OBE, pero les dejo la puerta abierta a quienes quieran aportar material, que ya bastante digresión hice. Bueno, habría que ver cuál es la digresión o qué lo menos importante. Ofrecemos de nuestra rica fuente de ideas (modestamente) algunas para los muy escasos de ídem. Que las revistas valen cuando son leídas y cuando saben opinar, aunque los lectores no concuerden, y no cuando reciben premios (que benditos sean). Sugerencia: incluir en todos los números una simple encuesta. ¿Le cambiaría algo a esta revista, sí o no?

                                     Dr. Horacio Martínez

Addenda

Sólo para curiosos

“La escritura fue inventada como una memoria artificial para aquello que ninguna memoria natural puede retener, y como una forma de comunicación por un espacio que abarca milenios.” Evidente carácter bifronte: (a) para que quede archivado material valioso para recordar (por ejemplo, un artículo sobre plasmocitoma gingival);(b) para transmitir al lector de aquí y ahora nuestro mensaje útil (por ejemplo, un editorial o un trabajo sobre anclaje de implantes en la región pterigomaxilar).

“La escritura ha traspasado el límite impuesto a la existencia humana: la muerte. La escritura permite no sólo dejar huellas que perduran más allá de la propia existencia, sino también mensajes que hablan a la posteridad.”  Otra vez el carácter bifronte, hoy el tú y yo, mañana la humanidad. En ambos sentidos debiera mirar la literatura odontológica. Universo mira sólo al hic et nunc, aquí y ahora, porque no tiene el sustento del papel y por voluntad de sus directores. Las revistas institucionales deben hablar al hombre de hoy y a los herederos de mañana. Pero antes deben buscar cura para el engolamiento y para el “egolamiento” (alimento del ego).

Este agregado al editorial está en deuda con Jan Assmann (Neue Zürcher Zeitung), quien es profesor en Heidelberg.

                               volver al indice