mayo 2015

          

EDITORIAL I

 

Tom Fedro - Fidostudio - Crazy Loco Loco, por Thomas C. Fedro *

La verdad del dentista

El silencio se torna cobardía cuando la ocasión exige hablar toda la verdad y actuar de acuerdo        Mahatma Gandhi

En ciencia, la autoridad de miles no vale lo que la humilde verdad racional de un solo individuo.              Galileo Galilei

 

¿Puede el dentista decir la verdad? 

¿Debe el dentista decir la verdad?

Las consideraciones sobre si puede o si debe el dentista decir la verdad difieren de las que toma en cuenta el médico. Salvo ante el diagnóstico de una enfermedad bucal que ponga en riesgo la salud general o la vida del paciente.

 Exceptuado esto, la verdad del dentista es menos cierta y más discutible.

 El dentista honesto no sólo debe decir una verdad, no solo no debe mentir: es preciso que conozca la verdad, que sepa a qué  llamar verdad sin reticencias, sin sobrentendidos, sin silencios mentirosos.

El criterio natural y realista de la verdad, el convencimiento de que es objetiva e indiscutible hace agua por todos lados (y por la salivadera del consultorio dental).

En la opción entre extracción o conservación e implante o endodoncia, ¿cuál es la verdad? ¿Es indiscutible?[En abril U. O. publicó dos artículos sobre este tema.]

Cuando un dentista dice una verdad ésta puede resultar desagradable o no; si insiste procurando convencer, él termina siendo el  desagradable.

Las razones del paciente para rechazar o adoptar opciones son muchas y respetables casi todas.

Aunque más de la mitad de la biblioteca esté del lado de uno, esa insistencia puede dar lugar a desconfianza… justificada muchas veces.

Redondeo con palabras del Colegio Estadounidense de Dentistas:

La veracidad, a menudo conocida como honestidad o expresión de la verdad, es la roca firme de una relación de confianza entre profesional y paciente.

 

 

El dentista descansa en la honestidad del paciente para reunir los hechos necesarios para formar un diagnóstico apropiado.

 El paciente confía en que el dentista sea sincero como para poder tomar una decisión informada con base veraz. La honestidad en el trato con el público, los colegas y con uno mismo son de igual importancia.

Veracidad

Un Miembro de la ACD valorará la verdad como base de la confianza en las relaciones personales y profesionales. (Aprobado por los Oficiales y Regentes del College, septiembre 1996.)

Aunque estoy muy orgulloso de ser argentino, y creo en nuestro ser, en permanente gestación y logro, no obsta para que tome lo que haya de bueno en otros horizontes (tipo ACD) y  lo adopte.

Usted, lector/a, haga lo que su conciencia y su libre albedrío** le dicten.

                                          Horacio Martínez

* El artista de Chicago, Tom Fedro, crea arte con chispa e ilimitado humor. Sus innovaciones creativas y lúdicas incorporan una combinación de pop art, collage y retrato ingenioso de adictivo ritmo. Una Mirada del mundo a través de sus ojos, sus brillantes colores y líneas contundentes tiene un sesgo de verdad, pero paradojal; es decir, suena a verdad y a falso a la vez.

**En  junio, habrá mucho y muy interesante sobre el libre albedrío, del odontólogo y del ser humano.

 

 


VOLVER