julio 2013

                                                                        

“Tuve mi propio blog un tiempo, pero opté por volver a mi viejo ladrido incesante, sin sentido.”

                                                             Del New Yorker

 

Caninos, colmillos y ladridos sin sentido

(Odontología en tiempos de Internet)

 

La literatura del sinsentido (nonsense) es eficaz en razón del deseo humano de hallar significados en todas partes, en todo, y donde quizá  no existe. Jean-Jacques Lecercle (1994)

 

“Odontología al alcance de un clic,” una  relación íntima entre odontología e Internet.* Nada de sinsentido, nada de nonsense… o no debiera serlo.

Entre los 2300 millones internautas que hoy utilizan la Red ha de haber unos cuantos dentistas. Se nos acortaron las distancias y los tiempos desde aquéllos en que esperábamos meses las revistas con las novedades del extranjero y más meses para poder leer las traducciones o los resúmenes en una revista local.

Sin embargo, las revistas caninas (o incisivas, o dentales, bah) en manos de editores comerciales, que son muchas, no pueden ser leídas en la Red de redes (www) o requieren unos cuantos dólares (de cualquier color) para comprarlas (salvo entidades docentes). El resto no es silencio gracias a unas pocas instituciones menos egoístas.

En línea (online) la comunidad del colmillo  puede intercambiar progresos en tiempo real  y los posibles beneficios para la salud son inconmensurables. El inconveniente es que faltan las noticias importantes de las publicaciones mayores y mejores y sobran ladridos bloguistas sin mayor sentido, o de algunas revistas que archivan o tiran y ni se miran.

La tecnología móvil (smartphones, etc) permite que usted esté pasando las páginas con este editorial y con el resto de Universo Odontológico sentado en este momento preciso en un vagón de ferrocarril o en el subterráneo. O, además, según señala Cynthia Gadbury-Amyot,  existen lugares como www.dentalcare.com con algunos cursos gratuitos para odontólogos o de educación para los pacientes y hasta la posibilidad de verlos traducidos (aunque no al castellano). Algunos no pasan de meros ladridos comerciales.

Aun acostumbrados a los caninos, los odontólogos debemos cuidarnos de esos ladridos sin sentido – o con sentido interesadamente tergiversado –  y a los pacientes les conviene  cuidarse de lo que parece información y es mera propaganda personal sesgada.

En la opinión de U. O., nuestros lectores pueden, primero, aprovechar no sólo nuestro nuevo formato que, sobre ser más legible, es cada vez más rico en contenidos (seleccionamos los que no son nonsense; segundo, usar  todo cuanto ofrece la red, y, tercero, seleccionar con mucho cuidado el material ladrado. Por último, cada uno desde su lugar en el mundo debiera reclamar que todas las revistas odontológicas, sin excepciones comerciales, puedan ser leídas al instante.

Sugerencia que no será escuchada.- Si hay algo que caracteriza a la mayoría de los odontólogos, y sobre todo a sus dirigentes, es su poca voluntad de cambiar. De ahí que supongo que la sugerencia para ahorrar esfuerzos y aumentar lectores y beneficiar pacientes no será escuchada, pero ahí va: los trabajos científicos que apunten a la clínica podrían remitir la parte de metodología estadística por correo electrónico a quien la solicite, en vez de incluirla en el artículo sobre papel, Se ahorraría papel, se podrían publicar más artículos, pero ¿hay algún dirigente a quien esto le importe algo más que un rábano?

 

Horacio Martínez  Emilio Bruzzo

 

*Internet es un conjunto de redes, redes de ordenadores y equipos físicamente unidos mediante cables que conectan puntos de todo el mundo. Estos cables se presentan en muchas formas: desde cables de red local (varias máquinas conectadas en una oficina o campus) a cables telefónicos convencionales, digitales y canales de fibra óptica que forman las "carreteras" principales. Esta gigantesca Red se difumina en ocasiones porque los datos pueden transmitirse vía satélite, o a través de servicios como la telefonía celular, o porque a veces no se sabe muy bien a dónde está conectada.

 

 

EDITORIAL INVITADO

 

“ Acta Odontológica Venezolana” llegó al ScieLO

 

Parece una broma pero es totalmente cierto, Acta Odontológica Venezolana está ahora al alcance de los lectores en una de las bibliotecas on line mas importantes de América Latina, “ScieLO, Sientfic Library On Line” pudiendo ser consultados todos los artículos publicados a partir del vol. 37 en los archivos virtuales de esta biblioteca en la dirección electrónica: www.scielo.org.ve.

En el inicio de la puesta en marcha de la sección correspondiente a Venezuela en este gran proyecto internacional, Acta Odontológica Venezolana ha sido seleccionada entre cinco de la más representativas revistas del área biomédica venezolana para abrir este portal que permitirá el acceso a texto completo de todos los artículos publicados en estas revistas mediante la Internet, para conformar dentro de poco tiempo con el resto de países latinoamericanos integrados a este gran proyecto, a “ScieLO internacional”.

Para quienes trabajamos en Acta Odontológica Venezolana es un verdadero orgullo … aunado al reconocimiento por parte del FONACIT “Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación” clasificándonos dentro del núcleo de excelencia entre las mejores revistas de ciencia y tecnología venezolanas, y el reconocimiento y apoyo recibido por el CDCH-UCV “Consejo Científico y Humanístico de La Universidad Central de Venezuela” ratifican la posición y el prestigio que ha niveles internacionales ha alcanzado nuestra revista, siendo cada día mayores las cantidades de solicitudes a nivel internacional de copias de trabajos publicados en nuestra revista, a través de los correos electrónicos de nuestra página web www.actaodontologica.com

Seguimos trabajando para justificar cada día ese calificativo de ser “la mejor revista Odontológica Venezolana, y una de las más importantes de habla hispana”.

A quienes han confiado en nosotros de nuevo muchas gracias.

                                Oscar Quirós Alvarez

                                                                                     Director

 

 

                                         VOLVER