Halitosis editorial  

o      Ciencia para ricos

o      Halitosis en el intelecto y el bolsillo

 

Las empresas editoras de revistas odontológicas hieden.

Apesta su aliento avaro, su despectiva halitosis cuando cobran cifras disparatadas de un mínimo de u$d 30 por un artículo científico en tanto las instituciones que las respaldan afirman bregar por la salud bucal y la difusión científica.

¿Quiere usted conocer más a fondo una técnica práctica o los fundamentos científicos que hay tras un resumen que leyó en Internet? Pues pague esa cifra por cada artículo o jódase si es odontólogo latinoamericano y no dispone de la cantidad de euros o dólares que le piden. Bastaría con diez artículos mensuales para generar un gasto mínimo de 300 dólares. Tampoco su biblioteca institucional tendrá todas las revistas del mundo, pues no hay organización latinoamericana capaz de soportar el costo de tantas publicaciones mundiales. No lo pueden hacer ni las bibliotecas odontológicas más sobresalientes, como la de San Pablo o la de Buenos Aires (APCD, AOA).

Éste es el planteo del problema. Ciencias para ricos o ciencia para todos. Como siempre, desearíamos concluir apuntando en el sentido de una solución. Pero la correcta sería que los tiburones y sus patrocinantes se curaran de su halitósica mentalidad editorial comercial.

 

Dr. Horacio Martínez - Dr. Emilio Bruzzo

                           volver al indice                         

                                                   VOLVER