Cirujanos dentistas II...

 

Dije que dijo Boucher, en su definición de dentista: “Uno cuya profesión es tratar las enfermedades y los traumatismos de los dientes y de la cavidad bucal y construir e insertar restauraciones de y para los dientes.” No dije lo que digo, que a un famoso protesista como Carl Boucher no es raro que se le escapara un punto tan esencial como la prevención. Digo y seguiré diciendo que esto no es raro, pues a la fecha los cirujanos dentistas muestran una clara tendencia a la cirugía extraccionista y a la cirugía implantológica.

Un progreso que significa una culpa, señala a quien aconseja lo que no se aconsejaría a sí mismo, pues sabe que mientras las células madres no estén produciendo dientes, nada mejor que conservar los propios, sanos y sonrientes. Culpa que no podemos remontar al pecado original, pero tampoco viene de ayer nomás. No sé cuándo comenzó a olvidarse el concepto de Fraternidad, cuándo dejamos de ver un hermano en el prójimo para transformarlo en cliente. Para los cirujanos dentistas de las obras sociales y prepagas, proveedores, los pacientes son clientes, son usuarios, son cualquier cosa menos personas. Son objeto de ganancia, con un papel en el mercado y no seres merecedores de atención y prevención en el campo de la salud bucal.

Una pregunta de coda: ¿cuáles son los honorarios para un tratamiento preventivo y para uno implantológico, eh?

             

              Horacio Martínez

                               volver al indice                         

                                                             VOLVER