julio 2002      

          Amalgama de linfa y sangre

 

“El médico no veía en mí más que una mezcla de humores, una triste amalgama de linfa y sangre.” Esto escribía el emperador Adriano (M. Yourcenar dixit) de sí, y seguía con que esa mísera conjunción de humores termina por consumir a su amo, el alma--con pobres cuerpos que se sienten dueños de la verdad sobre la amalgama de plata porque se lo hizo creer la “ciencia basura” (ADA dixit).

La American Dental Association, que representa a más de 140.000 dentistas norteamericanos y la National Dental Association, que representa a 7000 colegas afroamericanos, afirmaron conjuntamente: “La amalgama dental es el material restaurador más profundamente investigado y probado entre los que se encuentran en uso.” “Es segura, eficaz, funcional, económica, fácil de usar y más duradera que otros materiales y, por tanto, sigue siendo una opción valorada por los dentistas y sus pacientes” (ADANews, mayo 6).

Ës verdad,”dice Richard Mieke (WSDA News, sept 2001), “que el uso de la amalgama declina con el índice de caries de quienes tienen acceso a los cuidados dentales debidos, y que estos pacientes prefieren las restauraciones de color dentario. Para la odontología, perder un material restaurador con la versatilidad y óptima relación costo-eficacia de la amalgama sin un remplazo apropiado constituiría una pérdida para muchos grupos de pacientes y de dentistas, aun de quienes no la usan.”

Sobre el tema en debate en la Casa de Representantes (H.R. 4163), la ADA dio una declaración (www.ada.org/prof/prac/issues/statements/amalgam2.html) Perder esta batalla puede significar perder la próxima sobre el composite (Mieke). Ya surgieron cuestionamientos sobre la seguridad de la resina cuando se observó que las sustancias químicas que ella contiene imitan el estrógeno. Y ya están implicando que podría afectar el crecimiento y desarrollo de los niños y aumentar el riesgo de cáncer de mama.

Como cierre, como siempre, cuando un odontólogo aconseja un material restaurador, no se inclina por el que más lo beneficia a él sino al paciente. Que así sea.

                                Dr. Horacio Martínez

                                Dr. Emilio Bruzzo

 

                               volver al indice