La sonrisa autónoma.

La sonrisa es, acaso, la única demostración palpable de que, por lo menos, el hocico fue superado.

El hombre no sólo es el único animal que hace reír, sino que, además, es el único animal que ríe.

Necesitó inventar la risa para poder reír de sí mismo, cosa que no habían necesitado los animales...

Y bien, hay dos cosas que hacen posible la sonrisa: la buena educación de quien la ofrece y el dentista que asiste a quien sonríe.

De tal manera, son los dientes el punto en que madura el proceso de una sonrisa, ellos son quienes configuran el valor sensible de una sonrisa (Una dentadura postiza olvidada en cualquier parte, sin cara alrededor, parece una sonrisa autónoma, una sonrisa que el hombre se hubiese descalzado y dejado en casa para ir a un velatorio. (WIMPI)

                                VOLVER