Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

Hápax

No, no significa “haiga paz” como decía alguien

Aunque parezca mentira, el Diccionario de la Academia registra y da este nombre a palabras que aparecieron una sola vez en la lengua; p ej, 'galicursi' (se dice del lenguaje en que por afectación de elegancia se usan frecuentes galicismos), inexistentes antes de ser incluidas en el diccionario por una ocurrencia. En el corpus histórico de la Academia, CORDE, figura como único caso, de un artículo del escritor y periodista Pedro de Répide, de 1936. Otros dos casos publicados muchos años más tarde en el diario barcelonés 'La Vanguardia:' 'bardaje', 'zurruscarse'.*

Estos vocablos singulares recibieron el nombre de hápax, del griego 'hápax legómenon.' [(άπάξ « una sola vez», λεγόμενον « dicho»)] Es un neologismo tomado del inglés: lo usa John Trapp en sus Annotations upon the Old and New Testament (IV, 605), obra de 1654. El DRAE define así 'hápax': “En lexicografía o en crítica textual, voz registrada una sola vez en una lengua, en un autor o en un texto. “

También ocurre en otras lenguas, como ptyx, utilizada por Mallarmé en Plusieurs sonnets. En palabras del propio autor en una carta “es el resultado de una búsqueda fónica impuesta por una necesidad de rima forzosa; término, por tanto, creado por la magia de la rima, carente de significado referencial en el lexicón ni en el diccionario, pero abierto a algún tipo de connotación dependiente de su contexto específico y relacionado con Ptha, dios egipcio ‘alfarero divino’ y al sentido de ‘mágico o sagrado’, al amparo de su raíz griega ligada a otras palabras como Fênix (Fénix), ônix, Stix (Estigia)”.

Honorificabilitudinitatibus, de Shakespeare; es otro ejemplo curioso, como ortelrye, empleada por Chaucer con el significado de ‘educación,’ o, en la Biblia, el vocablo hebreo Golem (pero éste fue adoptado y divulgado); y los 'cronopios' de Cortázar (también adoptados).

Una gran paradoja se da  con hApax; a saber: su  definición implica, al fin de cuentas, definir una palabra que no se aplica a nada.

Coda galicursi

Toute vraie occasion est un hapax, c’est-à-dire qu’elle ne comporte ni précédent, ni réédition, ni avant-goût ni arrière-goût; elle ne s’annonce pas par des signes précurseurs et ne connaît pas de seconde foi  (Chaz Jankél., Je-ne-sais-quoi, 1957).

 

*La Academia Española no se caracteriza, como señala elcastellano.org, por su agilidad en la incorporación de nuevos vocablos ni tampoco, ciertamente, por su presteza en la hora de eliminar términos abandonados por el uso y olvidados por los hablantes. Este último caso parece ser el de zurruscarse, vocablo que figura en el Diccionario con la denotación de 'irse de vientre involuntariamente'. En la primera edición (Autoridades), más precisa en este punto, se aclaraba que la acción enunciada por este verbo tenía lugar 'especialmente con ruido o en la ropa'.

Mientras zurruscarse enmohece en el diccionario y ni siquiera existe en el corpus actual de la Academia, es poco probable que algún lector se haya topado alguna vez con un pedido tal como "Oye, me he zurruscado, ¿podrías ir a mi casa a buscarme un pantalón limpio?" [¿Humor marrón?]

No menos útil para una persona que se precie de poseer vocabulario rico y presto para todas las eventualidades es la palabra bardaje, que, según el mismo Diccionario, denota “homosexual pasivo” y de la cual aparecen cuatro casos en el corpus. En fin, parece altamente improbable que este extraño vocablo pueda oírse en nuestra época en cualquier lugar del área hispanohablante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Oda a la corona de oro

Tal como apareció en un aviso del Dr. Lewis M. Grey, dentista padre de Zane Grey, dentista, pero en castellano, podrá ser leída en octubre próximo. ¡Paciencia y no se la pierdan!


       
                                      
 VOLVER