Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

Un dublinés que cepilló  dientes con nuez de areca

El uso de la pasta de nuez de areca para limpiarse los dientes aparece mencionada en la singular obra de ficción de un excelso dublinés: Ulysses, de  James Joyce, que transcurre el 16 de junio de 1904. Allí, el Padre Conmee … volvió a sonreír antes de irse. Se había limpiado los dientes, recordó, con pasta de fruto de areca (…smiled yet again in going. He had clean his teeth, he knew, with arecanut paste. Modern Library, NY, Random House, p. 216; trad. de J. Salas Subirat, una de las primeras, y la primera en castellano.) [Más referencias a Joyce y la odontología, en el capítulo dedicado a este dublinés en  El diente secreto, de Horacio Martínez.]

 

 

Aviso de un pote

de la época

Victoriana pasta dental de nuez de areca en pote (1885 - S. Maw, hijo, y Thompson ~ Londres)

 

 “Éste es un pote que contuvo la pasta dental de nuez de areca o betel mezclada con  agentes cáusticos limpiadores. La higiene dental se hizo estándar en el siglo XVIII en Inglaterra, primero en las clases altas, con una variedad de extraños instrumentos. Esta pasta apareció y se comercializó en hermosos potes hacia 1880, cuando casi todos los químicos y farmacéuticos tenían su fórmula propia y hacían, imprimían y vendían sus potes. Esta receta popular como para que Joyce la citara usaba nuez o extracto de palma para mejorar el gusto.”

Nuez de areca o betel.-  Es la semilla de la palma de  areca (Areca catechu), que abunda en Pacífico tropical, Asia, y partes orientales de África. Es popular mascarla en todas esas regiones; pero la  International Agency for Research on Cancer publicó su conclusión de que masticar areca es carcinogénico para los seres humanos. Con hoja de betel viene siendo masticada desde hace unos 4000 años. Esta combinación tradicional dio origen a la frase “cuestión de areca y betel” para referirse a amor y matrimonio.

 

 Una sesión de masticación incluye las hojas de betel plegadas, con algo de hidróxido de calcio en su interior. Arriba se ven trozos de nuez dura a la izquierda y de la tierna a la derecha. La bolsita abajo contiene tabaco, de reciente introducción.

No es una verdadera nuez, sino una fruta con carozo, que endurece de tal manera que, por su consistencia de madera, debe ser cortada con pinzas especiales. Es un estimulante suave que genera sensación de calor en el cuerpo y un estado algo mayor de alerta.

La nuez de areca se usa en polvo  en dentífricos. Otro uso médico es contra los parásitos intestinales. El uso continuado genera un riesgo mayor de lesiones gingivales y aun de cáncer de boca, faringe, esófago y estómago.

                                                                             VOLVER