Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

Hablábamos de la pobreza ayer nomás

Adela Cortina (Valencia, 1947), ganadora del último Premio Nacional de Ensayo en España por su libro Para qué sirve realmente la ética, aunque catedrática de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia, no es el intelectual aislado en su torre de marfil. Así se aprecia en palabras recientes suyas en una entrevista para El País.

Al plantearle que“para algunos, lo importante es la igualdad de oportunidades; para otros, la igualdad material”, respondió: Lo que ocurre es que hemos llegado a un nivel excesivo de desigualdad que no solo es injusto en sí mismo sino que pone en peligro la democracia. Cuando Rousseau habla de las bases de la democracia dice que se necesita una sociedad medianamente homogénea para que todos quieran empujar en la misma dirección. Las diferencias radicales desaniman. Como dice el premio Nobel de Economía Amartya Sen, la pobreza es falta de libertad.

 

Pensamiento paradojal en Henry  D. Thoreau: estadounidense  y antimaterialista

Si un hombre pasea por el bosque, por placer, todos los días, corre el riesgo de que le tomen por un haragán pero si se dedica el día entero a especular cortando bosques y dejando la tierra árida antes de tiempo, se le estima por ser un ciudadano trabajador y emprendedor.

Henry David Thoreau

 

La vida de H. D. Thoreau está llena de  paradojas, como la del acápite. Fue un pensador poco conocido fuera de su país y de una élite.

Para empezar, nacido en el reino del materialismo, lo desdeñó como persona sensible que fue.

El pensamiento libertario de Thoreau inspiró a Tolstoi, pero también en Gandhi, a la Generación Beat, a Kennedy y a Roosevelt y a las organizaciones y movimientos ambientalistas.

  Con un fuerte concepto de justicia e injusticia, consideró que la justicia debía asentar las bases para la igualdad social y la inclusión. Aborreció la esclavitud y el provecho del hombre por el hombre.

Abogado de la vida simple, no consideró siquiera útil el materialismo, que destruye la esencia del ser humano y su espíritu .Así, en U.S.A., la sociedad está perdida en falsos valores y errada moral.

Escribió que la opresión por parte del gobierno (EEUU) debe cesar, dejando la injusticia y los emergentes valores falsos que no conducen a nada. …cualquier tonto gobierna y los tontos lo aceptan, pero siempre llega un despertar.

           No hay tutía, tía

Tutía es el óxido de zinc impuro, acumulado en las paredes internas de las chimeneas de los hornos en que se funden algunos minerales. No es “tu tía”.

Ese nombre proviene del árabe tutiyá, y era aplicado también al sulfato de cobre, los dos usadas como colirio. Pero la clave está en que con la tutía se confeccionaba un ungüento panacea, con la propiedad de curar muchos males. Y pasó a decirse "no hay tutía" para referirse a una situación para la cual no hay remedio alguno.

La verdad paradojal es que "no hay tu tía" nada tiene que ver con “tu tía, lector/a..

 

 

    La verdad paradojal

Usted, como yo, amigo lector, habrá oído más de una vez. ¡Esto es una paradoja!” y usted, como yo, creyó entenderlo. Yo decidí curiosear un poco y compartirlo con usted… si como yo además es curioso.

https://blu169.mail.live.com/Handlers/ImageProxy.mvc?bicild=&canary=MbE7ja04LnsvsIGFQ7Z57ZWnAdRpXD6EqQW78b2%2bdaI%3d0&url=http%3a%2f%2felcastellano.org%2fns%2fimg%2fnotas%2fcadalso.jpg

“¡Así vas a aprender a no matar!”

¿No es para la joda que se pensara así?

La paradoja es ‘lo contrario a la opinión común’, es una idea extraña opuesta a lo que considera verdad la opinión general.

 

La paradoja es una expresión que parece falsa o va contra el sentido común, pero no hay contradicción lógica. Se emplean  frases que parecen una contradicción; una afirmación que se ve correcta y lleva a conclusiones imposibles de creer; pero demostrables.

La paradoja es un estímulo para la reflexión y filósofos o escritores como Chesterton plantean la verdad paradojal  para atraer la atención sobre lo compleja que es la realidad, no lo que aparece a primera vista.

La paradoja descubre las limitaciones de la mente humana. A partir de conceptos a primera vista simples y razonables para esas mentalidades, pero a la ciencia, la filosofía y las matemáticas las  ha

 

impulsado hacia importantes avances [paradojal como la idea de la adhesión a la dentina húmeda].

La paradoja del mentiroso  servirá como precalentamiento y diversión. Se basa en la frase del cretense  Epiménides, quien dijo: Todos los cretenses son mentirosos.

Un profesor A en pleno disenso con el profesor B escribe en el pizarrón del aula que cree que es la de B esta frase:

Todo lo que se escribe en este pizarrón es mentira https://elrincondesofista.files.wordpress.com/2012/06/epimenides2rv0.jpg

 

Pero A está en verdad en su propia aula, vecina a la de B.

Entonces, lo que acaba de escribir, ¿es cierto o es falso? Si está en ese pizarrón, es falso. Y todo lo que se escriba será cierto. ¿Cierto o falso?

La paradoja adopta muchas formas, algunas sólo parecen serlo, otras se contradicen a sí mismas, verdaderas paradojas; mientras que otras dependen de su interpretación para ser o no paradojas.

De la larga lista, doy algunos ejemplos sencillos. Como el objetivo de esta digresión es sólo recordar que la verdad puede ser paradojal, ofrecemos a los lectores sólo una pequeña porción.

La paradoja verídica.- Un hotel de infinita cantidad de habitaciones, todas ocupadas, puede aceptar más huéspedes, infinitamente. Aparenta ser absurda. Pero no lo es; piense, si son infinitas, siempre habrá una más disponible. Ésta es la paradoja del hotel infinito.

La paradoja de Teseo.- Cuando Teseo remplazó por etapas todas las partes de su barco, ¿siguió siendo el mismo barco?

¿Cuándo se renuevan todas las células de nuestro cuerpo seguimos siendo nosotros mismos?

[Se me ocurre una pregunta. Digo yo, la persona que tiene ambos maxilares relucientes de coronas sobre implantes, ¿es dentada o edéntula?]

 La paradoja de Pinocho.- ¿Qué pasaría si Pinocho dijera: " Mi nariz ahora crecerá"? Si crece como dijo, la frase sería cierta.

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQqt_qfH0NINu3EpyueUR6y_Imi_vO5idiLHACY9pMmpMtIe5J_g8swH4o¿Cierto o falso?

Como resultado, estaría diciendo la verdad ya que pasó lo que predijo, entonces al ser verdad lo que dijo no tendría que haberle crecido la nariz.

La paradoja sobre el infinito.- El concepto matemático de infinito ha generado muchas paradojas (como la del hotel que vimos), en el sentido de que muestran un resultado contrario a la intuición, pero demostrable. Zenón usó varias paradojas para demostrar con ellas lo que decía la filosofía de Parménides, su maestro:

Las paradojas de Zenón.- Mediante división al infinito, Zenón afirmó  que el movimiento no puede existir: la paradoja de Aquiles y la tortuga.

Según ésta,  el más rápido de los hombres,  Aquiles, no podrá alcanzar nunca al más lento de los animales, la tortuga, si se da  a ésta una ventaja inicial en una carrera. Pues mientras Aquiles recorre el camino que la tortuga llevaba por la mencionada ventaja inicial, la tortuga habrá recorrido otra porción, aunque más pequeña. Cuando Aquiles haya llegado a recorrer esta última porción de camino, la tortuga habrá avanzado otra porción más pequeña, y así la tortuga llevará siempre la ventaja hasta en espacios infinitamente pequeños, con lo cual, Aquiles no podrá alcanzarla nunca. [Hay una manera matemática de demostrar lo contrario.]

Aquiles tras la tortuga

Si quieres paz, prepárate para la guerra. Vegecio

Seamos realistas, pidamos lo imposible (grafiti en París en Mayo francés del ´68)

La barricada cierra la calle, pero abre el camino (grafiti en París en Mayo francés del ´68)

Prohibido prohibir (grafiti en París en Mayo francés del ´68)

Solo sé que no sé nada Sócrates.

Nos hemos equivocado teniendo toda la razón (Enrique Bunbury  [Este nombre lo divertirá si lo googlea y averigua por qué Enrique Ortiz se llama así. O se lo cuento yo en otro U.O.]).

La verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente cierto Chuck Norris.

                                                                  VOLVER