Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


          

   

Diccionario razonado de ciencias, artes y  oficios

 

Este libro nos cambió la vida a todos. Merece un recuerdo en digresiones, no sólo por ser contemporáneo de Gauchard.

ENC 1-NA5 600px.jpeg

Si no se concedieran privilegios exclusivos y si el  sistema financiero no tendiera a concentrar la riqueza, serían pocas las grandes fortunas y los enriquecimientos rápidos. Cuando el medio de hacerse rico lo comparte una gran cantidad de ciudadanos, la riqueza está más distribuida; la extrema pobreza se torna rara." (Artículo ‘Riqueza’, de Diderot)

 

 Veintitrés años después de la aparición de Le Chirurgien Dentiste, se publicó la Enciclopedia, o diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios, que marcó a su generación y a las venideras. Hasta influyó en la gesta americana. Con la insólita idea de ilustrar al pueblo con definiciones y descripciones del conocimiento escondido de la época.

Fue la primera obra con tan gran “sociedad de gentes de letras,” de colaboradores que expusieron sobre las artes, bellas y no tanto; primordialmente imbuidos del espíritu de la Ilustración, de los filósofos conocidos de Fauchard, ateos y republicanos que contribuyeron con sus ideas al derrocamiento de la monarquía. El propio Diderot anota haber hecho la Enciclopedia “para cambiar la forma de pensar de la gente.”

Por esto aparece aquí, porque refleja el espíritu de Universo Odontológico. La Encyclopædia Britannica, en 1911, anotó:  "No hubo quizá enciclopedia que haya sido de tal importancia política, o haya ocupado lugar tan conspicuo en la historia civil y literaria. Procuró no sólo dar información, sino guiar la opinión,"

Aunque la semilla de la Encyclopédie fue la traducción de una enciclopedia británica de 1728, por problemas diversos terminó en manos de Jean le Rond d'Alembert y Denis Diderot, quienes fueron sus directores por los siguientes 25 años, hasta completarla.

Imagen cargada de simbolismos que ilustró la Enciclopedia. Fue dibujada por Charles-Nicolas Cochin y  grabada por Bonaventure-Louis Prévost.  La figura del centro representa la verdad, rodeada por una luz resplandeciente (imagen del Iluminismo), que tiene a la razón a la derecha y a la  filosofía al otro lado. Juntas desgarran el velo que ocultaba a la verdad.

Sus artículos negaron que las enseñanzas de la Iglesia Católica pudieran ser aceptadas como autoridad en materia de ciencia. Esta libertad de expresión asustó a lo más encumbrado del ancien régime y, sobre todo, a la iglesia que, con otros enemigos, procuró que el gobierno les retirara el privilège, que fue suspendido en 1759, Así las autoridades calmaron a los opositores, pero miraban para otro lado mientras continuaba la publicación de ese vasto compendio del saber.

La ‘sociedad de gente de letras’ que aparece en el frontispicio no constituía un núcleo cerrado dedicado a destruir el antiguo régimen. Muchos de los colaboradores no tenían interés alguno en derrocar la monarquía. Había, sí, hombres de letras, y también médicos, científicos, artesanos y pensadores. Ni aun quienes escribieron artículos contra costumbres que consideraban irracionales no imaginaron que sus ideas podían estar alentando una  revolución.

Los más notorios colaboradores fueron:  d'Alembert, Condillac, Diderot, el Barón d'Holbach, Montesquieu, Jean-Jacques Rousseau y Voltaire. Por prolífico, se destacó Louis de Jaucourt, autor de 17.266 artículos, unos 8 por día entre 1759 y 1765).

La introducción de D'Alembert, Discours Preliminaire, es una fuerte exposición de los ideales de la Ilustración. Robert Darnton planteó la  categorización de la religión como dentro de la razón humana y no como fuente de conocimiento en sí, lo cual reforzó la controversia que rodearía la obra.

Muchos colaboradores tomaron la Encyclopédie como vehículo para destruir supersticiones, mientras lo presentaban como acceso al saber.

Para el alma científica de muchos odontólogos,  incluimos como cierre algunas estadísticas. La Encyclopédie tuvo:

17 volúmenes de artículos (1751 a 1765)

11 volúmenes de ilustraciones (1762 a 1772)

18,000 páginas de texto

75,000 entradas

44,000 artículos principales

28,000 artículos secundarios

2,500 índices de ilustraciones

20.000-000 de palabras en total

Se hicieron 4,250 copias cuando en el s XVIII rara vez se hacían más de, 1500 copias de libros de un solo volumen.


                                             
 VOLVER