Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

                                  

Vuelta al torno con humor británico

 

Me cae bien el humor británico, muy probablemente porque congeniamos en sobre entendidos, ironías, sutiles insinuaciones de todo color y, por qué no, humor negro del que tuvimos acabada y festejada muestra en el filme Muerte en el funeral. Abunda en el más descabellado absurdo (Monty Python, Benny Hill), burla de sí mismo y nada queda fuera de su alcance, ninguna vaca sagrada se salva, nada está prohibido ni es demasiado macabro.

Incluyo una modesta contribución personal en Idioma dental futurístico (históricas), donde me río de algo que me duele. Sucesivas entregas aportarán mejores muestras del humor británico, comenzando por una postal de mis tiempos, tomada de Donald McGill, celebrado generador de temas pícaros.

 

-         ¿Te casarías con ella?

-         Sí, pero a mi edad sería difícil mantenerla al tope como merece.

 

Picardía de por medio, fue muy bueno lo que dijo aquella jovencita:Estoy cansada de tanto sexo en la TV… Me resbalo a cada rato…

Benny Hill fue muy diestro en insinuaciones sexuales y en burlarse de ello, como en este esquicio:

Una pareja se besa apasionadamente en un sillón. Ella dice: “Quisiera estar en algo más cómodo.” Él asiente, ilusionado, pero la ve ubicarse en otra butaca y decir: “¡Ah, esto es mucho más cómodo!”

De Monty Python, este supercalifrístico absurdo:

Beethoven, Mozart, Chopin, Liszt, Brahms, Panties ...y también... Schumann, Schubert, Mendelssohn o Bach. Nombres para siempre en nuestra agradecida memoria; pero no se entiende por qué no ocurre lo mismo con un compositor que merece estar entre todos ellos y nadie de acuerda de su nombre; me refiero a Johann Gambolputty de von Ausfern-schplenden-schlitter-crasscrenbon-fried-digger-dangle-dongle-dungle-burstein-Von-knacker-thrasher-apple-banger-horowitz-ticolensic-grander-knotty-spelltinkle-grandlich-grumblemeyer-spelterwasser-kurstlich-himbleeisen-bahnwagen-gutenabend-bitte-ein-nürnburger-bratwurstle-gerspurten-mit-zwei-macheluber-hundsfut-gumberaber-shoenendanker-kalbsfleisch-mittler-aucher von Hautkopft von Ulm.

Por demasiado extenso, no transcribo un sketch de los Monty Python, llamado El loro muerto (Dead Parrot Sketch). Búsquenlo en la Red los lectores de inglés y no se lo pierdan.

Interludio

Dentista: Sr. Nabab, no hay nada malo en su boca que una extensa y costosa restauración no pueda prolongar por años.

Médico: [saliendo de debajo de la falda de un escocés] ¡Salga, enfermera, estoy examinando a este hombre! No hay ningún problema… soy médico. De hecho, soy  ginecólogo, pero ésta es mi hora de almuerzo.

[Lo que sigue no es para estómagos delicados]

Cliente: ¿Me está sugiriendo que me coma a mi madre?

Funebrero: Bueno, sí… ¡Pero no cruda!

Cliente: ¿Cómo?

Funebrero: Asada, papas fritas, broccoli, salsa de rábanos.

Cliente: En fin...

Funebrero: ¡Bien!

Cliente: ¿Podríamos agregar alguna cosita?

Funebrero: [encarga el adicional tras el mostrador]

Cliente: En realidad no sé si debo...

Funebrero: Mire, si cuando terminamos usted se siente un poco culpable, cavamos una fosa y podrá vomitarla dentro.

[¡No digan que no les avisé que no tienen tabúes!]


       
                                      
 VOLVER