Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

  

La lectura parió el saber

 

Un día leyó que fumar era malo, y dejó de fumar; otro día leyó que beber era malo, y dejó de beber; hasta que un día leyó que el sexo era malo… y dejó de leer

No es chiste, aunque lo parezca, o así me lo contó un colega para explicarme por qué no leía.

Lo grave de la cuestión es que las estadísticas estiman que un 90% de las odontólogas (y odontólogos) comparten esa misma experiencia. No leen.

No leen en Internet nada más extenso que mensajes de Facebook o Twitter. ¿Me estarán leyendo esto? Menos que menos una revista digital y menos todavía sobre papel. ¿Un libro? ¿Qué es eso? Bueno, quizá hayan leído algún texto.

Hombre esencialmente  práctico, el dentista no lee porque prefiere cursos o conferencias que le muestren o hagan lo que él quiere aprender. No siente que sea necesario saber que EDTA significa ácido etilendiaminotetracético (o algo así), le basta con que le sirva para el conducto o lo que sea.

Está bien, está mal, no está en nosotros decir si está bien o está mal.

Pero sí podemos señalar la falta de interés en los autores por atraer lectores: no se esmeran por ser claros, concisos y ordenados. En un curso para alumnos de quinto año asistí a una progresiva deserción. ¿Fue porque no supe cautivarlos? Puede ser. Pero era obvio que lo único que les interesaba era lo práctico de cómo hacer su avistada tesis y les importaba un rábano si el lector moría en el intento.

No es un reproche a autores y a no lectores. Es una realidad, No tiene remedio en el presente. Pero podría tenerlo en el futuro. Si la educación cambiara. En el mundo, no sólo en nuestros países “en desarrollo.”  Por eso se reunieron en marzo más de 700 expertos nacionales e internacionales de los ámbitos educativo y político. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, allí resaltó la importancia de la lectura como "la herramienta más eficaz para encontrar la equidad", durante el acto de inauguración de ese Encuentro Internacional de Formación de Lectores en la Primera Infancia, en Bogotá.

Santos destacó además que su gobierno seguirá "fortaleciendo programas que incentiven el pensamiento creativo."  Si los libros son un placer, "hay que enseñar la lectura como un placer y no como una obligación, y los primeros que podemos y debemos hacerlo somos nosotros, los padres de familia", concluyó.

Y ya adultos, debemos proseguir con la tarea los directores y los autores mediante la producción de material interesante (aunque no siempre pan y manteca). Esto exige que todos todos sepan corregir, abreviar, condensar, y convencerse de que derrochar más palabras NO es mejor, es sólo pretender lucir más medallas en vez de ser útiles.

                                                                      H. M.

 

La lectura parió el saber (¡maldito viagra!)

 

Si el ver (m) no hubiera tenido relaciones con la lectura (f) o si hubieran evitado esas intimidades (como hacen los colegas que no leen) no habrían parido el saber (que es poder… sin sildenafil)…  y no habría directores molestos que insisten dale que dale en que hay que leer. [Para darles algo que valga la pena leer, la tercera digresión de este mes aporta algunos chistes.]

Sara Anne Hook escribió (Bull. Med. Libr. Assoc. 73(4) oct 1985) que varios estudios sugerían que la odontología no es un profesión "lectora." Los dentistas, aun después de  queda bien establecida su profesión, no se abocaron a aprovechar toda la literatura disponible. Lo subrayó un Editorial* en el Dental Cosmos: "… muy pocos en la profesión se suscriben a revistas dentales, y es irresistible la inferencia de que la falta no está tanto en las revistas como en la poca disposición de la mayoría de los  prácticos a leer.”

En el Dental Cosmos de 1872 (mar; 14: 145-6), leí que la odontología de USA antes de 1840 se caracterizó por el secreto y la falta de comunicación.

Seguimos igual.

                                                                      H. M.

 *Una nota de La Nación sobre el idioma destacó palabras de Fundaléu que recordaron que EL editorial es la nota que escriben los directores de publicaciones o quienes hayan sido designados para hacerlo: mientras LA editorial es la empresa que edita las publicaciones. Es así y no lo que elucubre cualquier cagatintas.

La lectura parió el saber (¡bendito viagra!)

 

Leí y supe (¡bendito viagra!) que la risa desestresa, alivia dolores del cuerpo y del alma, eleva la autoestima, mejora la digestión y hasta te puede bajar de peso... 

Por lo tanto, incluyo algunos chistes cortos para solaz de nuestros lectores, con uno de prólogo muy al caso para estas digresiones.

- Decime, ¿qué es peor: la ignorancia o el desinterés?

- Ni lo sé ni me importa.

1 - AVISO: Eyaculador precoz busca mujer para... bueno, ya está, ya da igual...

2 -¿Cuál es el animal que da más vueltas después de muerto? -El pollo rostizado

3 -¿Qué le dice un pez a otro? -Nada

4 -¡Querida, decime algo con Amor! -Amortizar, amordazar, amortiguar...

5 -¿Cuál es el colmo de una Farmacia? -Cerrar porque no le queda más remedio

6 Se encuentran dos adivinos:

-Hola ¿cómo estoy?

-Bien ¿y yo?

7 Había un ciempiés caminando por el bosque y, con una ramita que había, se tropezó, se tropezó, se tropezó, se tropezó, se tropezó...

8 -¡Doctor, doctor, no sé lo que tengo! –Bueno,  tómese estas pastillas que no sé para qué sirven

9- Al enano ladrón le encantaba que la policía le dijera: -¡Alto!

10 -Hola, ¿es el manicomio? -Imposible, aquí no hay teléfono

12 - Pregunta el Fiscal:

-¿Es cierto que el día de los hechos no solo insultó al denunciante sino que además se cagó en toda su familia, especialmente en su puta madre, el perro de su padre e igualmente en toda la Corte Celestial?

-No es cierto, señoría, yo estaba trabajando en la fundición y le dije: "Antonio, por Dios, que me estás derramando el acero fundido por mi espalda. ¿No te das cuenta de que es muy desagradable?

13- Se encuentran dos viejos amigos y le dice uno a otro:

-Eh, Manuel ¿que tal te va?

-Bien, acabo de llegar de Brasil y vi que solo hay putas y  futbolistas.

-No me jodas, Manuel, mi mujer es brasileña.

-¿Ah, si?, ¿y en que equipo juega?

14- Le dice un borracho a otro: - No sigas bebiendo que te estas poniendo borroso.

15 - Era una adivina tan buena, tan buena, que no sólo adivinaba el futuro, sino que también el condicional y el pretérito perfecto y pluscuamperfecto de subjuntivo.

16 - Hijo mío, ¿te frío un huevo?

- ¿Mamá, te pincho una teta?

17 -Dice el zoófilo: "Consigamos un gato!"

Dice el sádico: " Consigamos un gato y a torturarlo

Dice el asesino: " Consigamos un gato y a torturarlo y matarlo!"

Dice el necrófilo: " ¡Consigamos un gato y a torturarlo y matarlo y violarlo!"

Dice el pirómano: "¡Consigamos un gato y a torturarlo y matarlo y violarlo y quemarlo!"!"

Dice el masoquista: "Miau!"

18 - Te llamo por la cortadora de césped

- Pues  qué bien que se te oye.

19 - Yo antes era una persona vanidosa e insoportable. - ¿Ahora ya no? - No, ahora soy perfecto.

20 - Dice el fiscal al acusado

- A ver, por que le pego dos tiros a su suegra?

- Porque no tenía más balas

21 -Papá ¿por qué se casaron vos y mama?

-Por tu culpa.


       
                                      
 VOLVER