Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

                                  

Sobre la felicidad y algunas causas de infelicidad

 

ESTA vez dejadme / ser feliz, / nada ha pasado a nadie,/

no estoy en parte alguna, / sucede solamente / que soy feliz

por los cuatro costados / del corazón, andando, / durmiendo o escribiendo.

Qué voy a hacerle, soy/ feliz. / Soy más innumerable / que el pasto / en las praderas, / siento la piel como un árbol rugoso /

y el agua abajo, / los pájaros arriba, / el mar como un anillo

en mi cintura, / hecha de pan y piedra la tierra / el aire canta como una guitarra.

Hoy dejadme/  mí solo / ser feliz, / con todos o sin todos, /

ser feliz / con el pasto / y la arena, / ser feliz /

con el aire y la tierra, / ser feliz, / contigo, con tu boca,

ser feliz.

Pablo neruda.

 

Infelicidad por aburrimiento

 

Lord Byron: ‘Queda poco más que hacer que aburrir o ser aburrido”

 

Kierkegaard: ‘El aburrimiento está en la raíz de todo el mal

 

George Bernanos (Diario de un cura de campaña):

Así me dije que la gente está consumida por el aburrimiento. So Naturalmente, hay que meditarlo un tiempo para comprender esto… no se lo ve ionmediatamente.Es como un polvo, viene y se va sin verlo, se lo respira; se lo come; se lo bebe; y es tan fino que ni siquiera cruje entre los dientes. Pero si uno se detiene un momento, se asienta como una manta sobre la cara y las manos. Hay que estyar constantemente quitándoselo de encima como una lluvia de cenizas. ¿Se deberá a ello esa inquitud constante de la gente?

 

¡Es el aburrimiento! … Tú lo conoces, lector,,,,,,,,,,,,, este delicado monstruo, / ¡Hipócrita lector, mi semejante, mi hermanoi!

Baudelaire, Les Fleurs du Mal

 

Infelicidad por envidia

 

     No puedo leer; por eso deseo que todos los libros sean quemados Christopher Mrlowe, Doctor Faustus

 

La envidia es una pequeñez del alma, que no puede ver más allá de un punto, y si no puede ocupar todo elk espacio, se siente excluida. […] Entre sus ingredientes, tiene como un amor por la justicia:.es mayor la antipatía al inmerecidamente infortunado, que por el merecedor. William hazlitt, Characteristics

 

La envidia no deja dormir a la humanidad Carl jung, Psicología del inconsciente

 

 

¡Cómo habrá de ser el día para que envidiemos a los hombres en sus tumbas  Goethe, Máximas y Reflexiones

 

Infelicidad por ingratitud

 

Blow, blow, thou winter wind

Thou art not so unkind

As man's ingratitude;

Thy tooth is not so keen,

Because thou art not seen,

Although thy breath be rude.

 

Heigh-ho! sing, heigh-ho! unto the green holly:

Most friendship if feigning, most loving mere folly:

Then heigh-ho, the holly!

This life is most jolly.

 

Freeze, freeze thou bitter sky,

That does not bite so nigh

As benefits forgot:

Though thou the waters warp,

Thy sting is not so sharp

As a friend remembered not.

Heigh-ho! sing, heigh-ho! unto the green holly:

Most friendship if feigning, most loving mere folly:

Then heigh-ho, the holly!

This life is most jolly.

Acto II, Escena 7 en As You Like It, de William Shakespeare

[El viento helado no es tan cruel como la ingratitud humana, ni su diente tan filoso. Amistad y amor son locuras, que no muerden tan fuerte como los favores olvidados, las amistades y los amores pasados al olvido. Y repite, irónicamente, la vida es muy alegre. Canción sabia como todo WS para ser cantada en Año Nueovo, por ejemplo, con bastante vino en la bodega..

 

Excepto en muy raros casos, la felicidad no es algo que se nos venga a la boca, como una fruta madura, por una mera ocurrencia de circunstancias propicias. … En un mundo tan lleno de desgracias evitables e inevitables, de enfermedades y trastornos psicológicos, de lucha, pobreza y mala voluntad, el hombre o la mujer que quiera ser feliz tiene que encontrar maneras de hacer frente a las múltiples causas de infelicidad que asedian a todo individuo

…observe a las personas que asisten a una fiesta. Todos llegan decididos a alegrarse, con la misma esolución con que uno decide no desesperar en la sala de espera  del dentista.

…siempre hay un elemento de competencia por el éxito, sea cual fuere la profesión, […] lo que se respeta no es el mero éxito, sino la excelencia, del tipo que sea, a la que se ha debido el éxito. Un hombre de ciencia puede ganar dinero o no, pero desde luego no es más respetado si lo gana que si no lo gana.

La vanidad, cuando sobrepasa cierto punto, mata el placer que ofrece toda actividad por sí misma, y conduce inevitablemente a la indiferencia y el hastío.[…] El aburrimiento como factor de la conducta humana ha recibido, en mi opinión, mucha menos atención de la que merece.

La única manera de tratar con la vanidad de la especie humana es recordarnos a nosotros mismos que el hombre no es más que un breve episodio en la vida de un pequeño planeta en un pequeño rincón del universo.

 Bertrand Russell

 

 

Más sobre el tema en gremiales, editorial, libro del mes, históricas, ,y, muy importante, un trabajo del British Dental Journal sobre la felicidad del dentista en misceláneas.


       
                                      
 VOLVER