El diente sonriente*

Cuatro dientes te quedaron,

si bien me acuerdo; mas dos,

Lelia, de una tos volaron;

los otros dos, de otra tos.

Seguramente toser

puedes ya todos los días,

pues no tiene en tus encías

la tercera tos qué hacer.

Marcial (L. I, ep. 20)

.......................................

Otro recurso habitual de quienes tienen mal los dientes es el que aconsejaba Ovidio, recuerda Marcial y revive el público día tras día: ocultar la risa. Así, a Maximina nuestro agudo criticón le aconseja que no se ría:

Tú ya no eres una joven,

porque tienen tus encías

sólo tres dientes, tan negros

como la pez que es negrísima,

y amarillos como el boj. (L. V, ep. 43)

..............................................

[Woody Alllen escribió Si los impresionistas hubieran sido dentistas] un hábil remedo de las cartas que el pintor Vincent van Gogh dirigió a su hermano Theo [...]

Querido Theo,

Esta semana tomé unas radiografías dentales que consideré buenas. Degas las vio y las criticó. Dijo que la composición era mala. Todas las cavidades estaban agrupadas en un montón en el ángulo inferior izquierdo. ¡Le expliqué que así es como se ve la boca de la Sra. Slotkin, pero no me quiso oír!

Querido Theo,

¡Gauguin y yo tuvimos otra pelea y se fue para Tahití! Él estaba en medio de una extracción cuando lo perturbé. Tenía la rodilla en el pecho del Sr. Nat Feldman y las pinzas tomadas del molar superior derecho.

Oh, bien. A veces quisiera haberlo escuchado a papá y haberme hecho pintor. No es tan excitante, pero se lleva una vida más regular. (Sin plumas)

............................................

Gastón de Pawlowski, autor dadá [...] propuso una “dentadura postiza para familias pobres”. El texto sugiere comentarios políticos y sociales, que me reprimo de hacer aquí. ...

            Esta dentadura, formada por treinta y dos dientes artificiales, está montada sobre encías de caucho rojo. Puede ser utilizada alternativamente por los miembros de una familia con bocas de diferentes tamaños. Según las necesidades del día, los trámites que se deban efectuar, la dentadura pasa de boca a boca y se adapta exactamente a las respectivas exigencias.

 

*Fragmentos del libro de Horacio Martínez, El diente secreto, Ed. Médica Panamericana.

                               VOLVER