El dentista de Charing Cross Road

 

Yo he pasado mis vacaciones en Central Park, porque Joel, mi querido dentista me ha concedido un mes de descanso (se fue de viaje de luna de miel… una luna de miel que yo he financiado en buena parte). ¿Te conté que la primavera pasada me dijo que tenía que ponerme fundas en todos mis dientes o arrancármelos? Yo me decidí por las fundas… porque me he acostumbrado a tener dientes. (Helen Hanff: 84, Charing Cross Road)

Y de libros, en la misma carta:

Mis amigos son muy peculiares en cuestión de libros. Leen todos los best-sellers que caen en sus manos, devorándolos lo más rápidamente posible… y saltándose montones de párrafos según creo. Pero luego jamás releen nada, con lo que al cabo de un año no recuerdan ni una palabra de lo que leyeron. […] Según entienden ellos la cosa, compras un libro, lo lees, lo colocas en la estantería y jamás vuelves a abrirlo en toda tu vida, ¡pero nunca lo tiras! [Ver más en libro del mes de mayo.]

Hartshorn Lane, Charing Cross , con anuncio de barbero, de 1738, por William Hogarth. Los registros de la Gran Logia de Inglaterra lo dan como miembro de la logia que se reunía en el pub "Hand and Apple Tree," Little Queen Street, Londres.

 Londres, a mediados del siglo XVIII, lucía el aspecto nocturno que le dio Hogarth en el grabado (fig). Se ve por la ventana la tarea del barbero atendiendo a una mujer del pueblo.

 

El dentista en el teatro

 

La prótesis es el nombre de una obra de teatro que se está representando en Buenos Aires. Transcurre en un viejo y destartalado consultorio con un colega ídem. La dan en “El camarín de las musas” y pasamos la información por si algún colega desea verla, y, si la ve, si quiere enviarnos una breve crítica, porque ninguno de nosotros la ha visto, por ahora.


 

                                      VOLVER