Una colmena de dientes…  

 

 James Hadley Chase, con Un as en la manga y Camilo José Cela pueden encontrar dientes en cualquier parte Aquél, por el piso:

 El sonido de la palma contra la gorda mandíbula fue como un disparo de pistola. Ella vio que se colaba algo de la boca de Archer mientras se tambaleaba hacia atrás. La dentadura superior de Archer estaba tirada junto a sus pies: seis brillantes dientes blancos insertados en un paladar de oro. ... Se lo veía cambiado sin los dientes de arriba y se le habían entrado los labios. Para ella, se lo veía viejo, estúpido y asustado. ... Inseguro y moviéndose como un rengo, Archer ... recogió la dentadura y se la colocó en la boca.

Cela con curiosas maniobras caseras:

Don Roberto lava su dentadura postiza y la guarda en un vaso de agua, que cubre con papel de retrete, al que da unas vueltitas rizadas por el borde, como las de los cartuchos de almendras. ... ...le gusta fumar todas las noches un pitillo, ya en la cama y sin los dientes puestos...

En fin, que cada uno con sus postizos hace lo que quiere.

 

 

             VOLVER