Las digresiones, indiscutiblemente, son el rayo de sol, la vida, el alma de la lectura.  Si las quitan de mi libro, por ejemplo, bien podrían llevarse también el libro con ellas—reinaría un frío invierno en cada página – […] incorporan la variedad, e impiden que el  apetito decaiga." Lawrence Sterne, (en su obra cumbre, plena de humorísticas digresiones)


 

 

 Tener gente en la azotea (o en el altillo) es una expresión popular que alude a la locura, supongo que arraigada en la imagen de que “el loco” ve o escucha cosas que sólo existen en su cabeza. Un birrete sobre la cabeza es un disfraz como cualquier otro: ajeno a nuestra tradición local. ¿De dónde nos llegó ahora?

 

Tiene un birrete en la cabeza

 

Si no tenés nada dentro de la cabeza, pero te encajaron un birrete y además una toga, entonces quizá te interese conocer de dónde proviene el uso de esas prendas en las graduaciones, ahora que facultades privadas incurren en la imitación de  costumbres foráneas.

 

 

El origen histórico de la toga como traje académico se remonta a la época de las universidades medievales.

Junto a los altos funcionarios confesionales y a los representantes del estado, particularmente jueces, esta vestidura hasta los tobillos se impuso también en el ámbito académico como prenda de abrigo, a causa de las frías salas universitarias de la Edad Media, en las que solía haber corrientes de aire. Protegían del frío y de la humedad reinantes en los claustros académicos.

Pero el uso de gorros estaba prohibido en las universidades y, en su lugar, se introdujo el birrete, que permitía usarlo de apoyo para tomar notas.

La toga comenzó a ser utilizada en el siglo XI, cuando la Universidad de Toulouse en Francia, la adoptó como vestimenta para distinguir al rector y a sus consejeros; más tarde, en la Universidad de París, fundada en 1231, se instituyó y reglamentó por primera vez, como una prenda para resaltar a quienes la institución había distinguido con reconocimientos, grados y dignidades propias de su trayectoria.

En Alemania, los altos funcionarios de las universidades solicitaron una vestidura acorde a su prestigio para las ceremonias de doctorado o de toma de posesión del cargo de rector. El Ministerio de Cultura de Berlín publicó un comunicado en el que se detallaban los colores de las diferentes facultades. Así, para la facultad de teología evangélica se estableció el color violeta, para la de derecho, el morado, para la de medicina, el escarlata, y para la de filosofía, el azul marino. Durante muchos años, la toga fue, al menos en todas las ceremonias oficiales, la vestidura de los profesores.

En el movimiento estudiantil de 1968, se cuestionó la posición central de los profesores y la tradición de las togas fue un blanco para los estudiantes. Hoy en día, en la mayoría de las universidades alemanas, los estudiantes y profesores no utilizan toga durante la carrera ni en las ceremonias académicas de fin de estudios como Diplom (diplomatura), Bachelor (licenciatura) o Magíster (master).

En la actualidad, cada vez más, los estudiantes  solicitan un reconocimiento de su esfuerzo mediante una ceremonia de graduación con entrega de diplomas, en la que llevan con orgullo una toga y un birrete de doctor. Especialmente las universidades alemanas de mayor renombre y prestigio apoyan estas ceremonias.

 

 El birrete o birrete de doctor.-  Se conoce desde el siglo XV y pertenece al traje oficial de los eruditos. Históricamente, era el sombrero de los profesores. A modo de joyas, a menudo se utilizaban laboriosas aplicaciones como bordados, gargantillas (sólo en el caso de la nobleza) o plumas (p. ej., para los lansquenetes).

El birrete de doctor representaba el símbolo de la obtención del título de doctor. El historiador francés Jacques Le Goff, en su libro Los intelectuales en la Edad Media, formula el complicado proceso de la lectura de tesis como sigue:

"Si había aprobado el examen, el candidato era entonces licenciado, pero sólo podía recibir el título de doctor y enseñar como magíster (maestro) tras el examen público. Para esta ocasión, era conducido con pompa a la catedral, donde pronunciaba un discurso; presentaba, asimismo, una tesis acerca de un problema jurídico y luego la defendía frente a los estudiantes que lo retaban. De este modo desempeñaba por primera vez el papel de maestro en una discusión en la Universidad. Después el archidiácono le otorgaba de forma solemne el certificado de docencia y se le hacía entrega de las insignias de su cargo: una cátedra, un libro abierto, un anillo de oro, el birrete o el gorro."

La combinación de birrete y toga constituía el traje académico y es utilizado por los estudiantes en las ceremonias de graduación. En 1959, un comité norteamericano para la indumentaria académica y ceremonias promulgó las siguientes directrices sobre cómo llevar el birrete:

Durante la ceremonia y la entrega de los diplomas, los gorros se llevan siempre puestos. Los hombres deben quitarse el sombrero durante la oración y el himno nacional. Luego, naturalmente, deben hacerlo los estudiantes. Para la posición de la borla, no existe ninguna regla generalizada. En muchas universidades, sin embargo, se ha introducido la siguiente tradición: antes de la entrega de los certificados, la borla se lleva en el lado derecho y, después de la graduación, se cambia al lado izquierdo.

La toga es una prenda de vestir exterior que comenzó a ser utilizada por primera vez en la Roma republicana como símbolo de rango entre los ciudadanos de la República. La toga romana  era una prenda semicircular, voluminosa y elegante, que originalmente se utilizaba como prenda diaria de uso común y que paulatinamente, debido a que daba poca libertad de movimiento para la realización de las labores cotidianas, fue adaptada sólo como prenda para usarse en las sesiones del Senado o en ceremonias solemnes. Para el uso diario, fue sustituida por túnicas o estolas y más adelante por capas, abrigos y recientemente por sacos y suéteres.

                                                                             VOLVER